Brick Lane Beigel Bake Londres

Buenos días Bordes,

Hoy volvemos a la carga con un nuevo “sitio gocho”. Bordes, el ansia viva no conoce fronteras, hace unos meses viajamos a Londres donde vive desde hace ya un tiempo mi buena amiga Alba. Durante todo el puente nos hizo de guía personalizada y lo bueno de estas cosas es que además de visitar lo  más típico, conoces sitios que nunca te plantearías. Esto también abarca el ámbito gastronómico.

La gastronomía inglesa no es que sea lo mejor del universo, por mucho que se empeñe Gordon Ramsey. Eso sí siempre sí siempre hay algo con su “encanto”. Este es el caso de “Brick Lane Bagel”.

 

images

 

Por favor, no os dejéis llevar por la primera impresión, ahí donde lo véis está siempre hasta arriba. Es la típica “tahona” donde fabrican y venden pan y todo tipo de bollos, entre ellos los beigel por los que son famosos. La calidad precio estupenda no lo siguiente. Lo malo es que “ambientalmente” no es que sea lo más chic, vaya que ni el local ni los dueños. Con el dinero que tienen bajo el colchón ya podían hacer una reforma…

 

Local por dentro

 

Está claro que las apariencias engañan porque los beigel están de vicio de ahí sus cinco estrellas en Tripadvisor. Los beigel más exitosos y que por supuesto yo he “catado” son ternera con o sin mostaza (cuidado que pica un poco) y el de salmón con queso Philadelphia. Espectaculares! Lo malo es que no te puedes sentar a comerlo tranquilamente, pero también forma parte de su “encanto”…

beigel de salmónuntitled

Bordes, ya sabéis! Si os dejáis caer por esos “lares”, no dejéis de visitar este “sitio gocho”. Buena comida, barata y a seguir pateando!

Gracias Alba, volveremos a repetir!

Espero que os guste! Hasta el próximo post!

Anuncios

Qué ver en Madrid

Retomo los posts sobre viajes, pero esta vez no nos vamos muy lejos. Nos quedamos en la capital. Madrid tiene mil monumentos, museos, calles, edificios y puntos de interés en general, no os lo voy a traer todo, pero sí os quiero traer una propuesta según una ruta que hicimos los primos Pareja estas navidades aprovechando las vacaciones.

Fue una visita paseo, los 6 integrantes somos de Madrid, y era una excusa para pasar el día juntos y hacer fotos, así que no fue turística del estilo de entrar en museos.

ruta por Madrid

Partimos desde Atocha y tomamos el Paseo del Prado pasando por el Real Jardín Botánico, que está abandonadísimo. El Paseo del Prado es uno de los bulevares más importantes de la ciudad y junto con Castellana y Recoletos forman los ejes de Madrid. Pero aparte de su importancia en su localización, es importante a nivel cultural, puesto que es donde podemos encontrar el Thyssen-Bornemisza, el Centro de Arte Reina Sofía o el Museo del Prado.

Prado

Este Museo fue el segundo más visitado (de pago) por detrás del Museo del Bernabéu. y es una pinacoteca en la que destacan cuadros de escuelas pictóricas de España, Flandes Italia y Francia y autores como El Greco, Tiziano, Rubens, Velázquez o Goya. Estos dos últimos tienen sus puertas de acceso, y sus esculturas en la calle. Si bordeamos por la puerta de Goya, veremos los Jerónimos.

Los Jerónimos

En su día fue un monasterio. De hecho, uno de los más importantes de Madrid. Ha sido escenario de funerales, bodas y proclamaciones reales. Hoy en día sigue en pie la parroquia.

Siguiendo la ruta nos encontramos con la glorieta de la Cibeles, que se encuentra frente a la Real Casa de Correos, uno de mis edificios favoritos de Madrid junto con el Palacio Real. Se puede subir a su azotea por 3€, pero debido a las fechas en las que estábamos, había una cola tremenda y no subimos. Pero no perdais la oportunidad.

Cibeles

A continuación cogemos la Gran Vía, con su edificio Metrópolis, de inspiración francesa, uno de los símbolos de dicha arteria.

Metrópolis

La Gran Vía está plagada de edificios a cada cual más peculiar e interesante. Es una avenida para ver mirando hacia arriba, puesto que en los tejados nos podemos encontrar con cuádrigas, victorias aladas, gárgolas o escudos. Para mí, mucho más interesante que la 5th Avenue de Nueva York. No le tiene nada que envidiar.

Un poco más adelante, en Callao tenemos el mítico edificio de Schweppes, cuyo nombre original es Edificio Carrión o Capitol (por el cine).

Schweppes

A un paso tenemos el famoso El Corte Inglés, desde cuyo noveno piso se puede ver toda la Gran Vía y aledaños. En la planta 9 han diseñado un espacio gourmet con diferentes espacios dedicados a diferentes restaurantes, incluso alguno con cocineros que tienen varias estrellas Michelín. En sus cristales está diseñada la silueta de la panorámica de Madrid. Y desde su terraza se puede disfrutar de las vistas. La entrada es gratuita, y puedes consumir o no.

Si continuamos la Gran Vía llegamos a Plaza de España, donde encontramos el monumento a Cervantes y a Don Quijote y Sancho Panza. Y si cruzamos, llegamos al templo de Debod

Debod

desde donde tenemos una buena vista del Palacio Real y de la Catedral de la Almudena. Este templo del antiguo Egipto fue un regalo de dicho país en compensación por la ayuda española para salvar los templos de Nubia. Egipto donó otros 3 más, uno a Estados Unidos, otro a Italia y un tercero a los Países Bajos.

Siguiendo la cuesta de San Vicente, nos dirigimos hacia el Palacio Real, atravesando los Jardines de Sabatini.

Jardines de Sabatini

Carlos III

Y subiendo las escaleras llegamos al Palacio Real, que desde luego me parece más impresionante que el Buckingham. En teoría el palacio es la residencia oficial del Rey de España, sin embargo, la Familia Real se trasladó al Palacio de la Zarzuela, al menos cuando reinaba Juan Carlos I, por lo que se usa para ceremonias de Estado.

Palacio Real

Es el Palacio Real más grande de Europa Occidental y destacan colecciones culturales de ámbitos como la pintura, la música, la escultura o tapicería.

Fue mandado costruir por Felipe V donde estaba el Real Alcázar que se quemó en 1734. Carlos III fue el primer monarca que vivió allí. De ahí que su estatua esté en los jardines.

Palacio Real Frente

El último monarca que vivió en palacio fue Alfonso XIII. Aunque Manuel Azaña también trasladó allí su residencia. De hecho, quedan restos de la época republicana en algunas farolas.

Frente al Palacio, encontramos el Teatro Real, que si vemos su vista aérea, observamos que tiene una planta en forma de ataúd.

Teatro Real

Al lado está la Catedral de la Almudena, donde se casaron los actuales reyes.

Catedral

Esta Catedral es la sede episcopal de la archidiócesis de Madrid y fue consagrada por Juan Pablo II en un viaje a España, de hecho, hay una escultura suya en el patio.

Catedral Puerta

A diferencia de la mayoría de templos cristianos, la catedral tiene una orientación Norte-Sur y no Este-Oeste, para que de este modo su fachada quede justo frente al Palacio formando así un conjunto.

Tomando la Calle Mayor, pasamos por la Plaza de la Villa.

Plaza de la Villa

En dicha Plaza se encuentran las fachadas principales de tres edificios de gran valor histórico: la Casa y Torre de los Lujanes, La Casa de Cisneros y la Casa de la Villa, una de las sedes del Ayuntamiento de Madrid.

En este entorno tienen origen tres pequeñas calles que formaban parte del trazado medieval de la ciudad: la del Codo, la del Cordón y la de Madrid.

Continuando por la Calle Mayor vamos a dar a la famosa Plaza Mayor. Donde podemos disfrutar de un típico bocata de calamares. Un clásico en Madrid.

Como suele ocurrir en otras ciudades, este lugar era el mercado principal de la villa, donde confluían los caminos de Toledo y Atocha en las afueras de la villa medieval. Fue Felipe II el que años más tardes encargó su remodelación, de ahí que en el siglo XIX se colocara su estatua en el centro de la plaza. Posteriormente ha sufrido cambios debido a tres grandes incendios.

No os puedo poner fotos pues estaba llena de puestos del típico mercadillo navideño y no se aprecia ni la estatua de Felipe II, ni los arcos, ni nada. Habrá que dejarlo para otra visita.

Si continuamos por la Calle Mayor, llegamos a la céntrica Puerta del Sol, con su desplazado oso y el madroño (que en realidad es una osa) y esa fantástica caracola que se supone que es la nueva salida de la Renfe.

En esta plaza se encuentra el Kilómetro Cero. Y cómo no, el famoso reloj de las campanadas que data del siglo XIX situado en la torre de la Casa de Correos. Hoy en día, este edificio es la sede de la Presidencia de la Comunidad de Madrid.

Como veis, siempre atestada de gente, y más si hablamos de época navideña.

Sol

Tomando la Carrera de San Jerónimo, llegamos al Congreso de los Diputados. Y continuando por la calle Jovellanos llegamos a la Calle Alcalá desde donde nos dirigiremos de nuevo a la fuente de la Cibeles, para llegar hasta la famosa puerta miralá miralá.

Finalmente, a mano, aunque supone un recorrido aparte, nos queda El Retiro, desde donde podemos volver a llegar al punto de patida: Atocha.

Y queda mucho por ver, muchos rincones por descubrir, muchas azoteas a las que subir, puntos de interés que quedan menos céntricos. Pero si queréis hacer una visita de un par de días a la capital, esta podría ser una buena ruta.

Rarezas gastronómicas: Especial British III

Tenía pendiente desde hace tiempo este post, en concreto desde el viaje a Londres en junio. Supongo que habréis probado u oído hablar de la cherry coke, pero y ¿la coca cola con sabor vainilla? Pues existe.

Cocacola vainilla

A mí esto de mezclar… no lo veo. Si ya de por sí la coca cola es dulzona, añádele vainilla… vaya bomba. Le da el toque de vainilla, no penséis que es como beber un batido, pero a mí no me convence, primero el sabor de coca cola, el gas, luego el regusto dulzón de vainilla…

etiqueta

Yo pensé que sería una rareza British, pero al parecer ya ha llegado a los supermercados españoles por lo que vi hace poco en el facebook de un amigo. Sin embargo, creo que será una campaña temporal y que no triunfará mucho.

¿La habéis visto en las tiendas? ¿La habéis probado? ¿La probaríais?

Qué ver en Oslo

Oslo  es la capital de Noruega, aunque en 1536 pasó a ser provincia danesa, después en 1814 se disolvió la unión con Dinamarca y se unió con Suecia, y Noruega no se independizó hasta 1905, así que, no es de extrañar que noruegos, daneses y suecos tengan costumbres similares, puesto que las fronteras han ido cambiando mucho con los siglos, exploraciones vikingas, uniones, guerras y demás.

Al ser una capital, tiene bastantes puntos de interés, para mí los más importantes son:

Castillo Akerhus. El castillo data de los años 1300. Hoy en día lo usa el Gobierno, pero se puede visitar.

– La Fortaleza Akershus. Está cerca del Ayuntamiento y su visita es gratuira. En su plaza mayor está el Monumento que conmemora las víctimas de la II Guerra Mundial

Ayuntamiento y plaza– El Ayuntamiento y su plaza. Aunque no es un edificio muy bonito como pueden ser los ayuntamientos alemanes, merece la pena un paseo por su plaza con las estatuas.

Ayuntamiento

– El Museo Kon-Tiki, dedicado a la balsa utilizada por el explorador Thor Heyerdahl en la expedición por el océano Pacífico en el 47 desde Sudamérica hasta la Polinesia.

– El Museo de Embarcaciones Vikingas, donde podemos encontrar los barcos vikingos mejor conservados del mundo. Fueron encontrados en el fiordo de Oslo tras más de 1100 años enterrados en sus profundidades.

Museo embarcaciones vikingas

Asimismo, también podemos conocer más de la cultura noruega en la exposición donde se muestran tejidos, objetos domésticos, trineos…  Te haces una idea de la vida perra que llevaban, entre las casas de madera austeras en medio de la nada (del Museo Folklórico), o la forma de construir los barcos, los conocimientos de navegación que poseían esos rudos vikingos…

El museo es pequeño, son 3 salas, cada una de ellas con un barco-tumba.

Museo embarcaciones vikingas2

– El Museo Folkórico. Es un espacio al aire libre en el que han unido más de 150 construcciones vikingas. Están muy bien conservadas y muestran diferentes tipos, desde casitas a iglesias pasando por escuelas, casas de correos, granjas…

Museo Folklórico

Lo puedes recorrer a tu gusto, entrando en las casitas, viendo el interior de cada una de ellas. Y además, hay gente caracterizada con los trajes noruegos para darle como más ambiente. Es muy curioso y si no tenéis tiempo para todos los museos y tenéis que escoger, sin duda no podéis omitirlo. La Iglesia del año 1200 es una pasada.

IglesiaTambién tiene una zona con exposiciones de trajes típicos, trineos, cunas, cómo eran las casas por dentro, arte y cultura de los samis…

Costumbres vikingas

– el Parque Vigeland. Es el parque más famoso de Noruega. Recibe el nombre del escultor Gustav Vigeland y fue un encargo del ayuntamiento. Tiene 5 áreas:

  • La entrada.
  • El puente.
  • La fuente.
  • El monolito.
  • La rueda de la vida.

Parque

La estatua más famosa es la del niño enfadado, seguro que os suena.

Niño enfadado

Pero hay más estatuas en las que los niños están presentes

niños

niños 2

Es muy curioso ver el conjunto de esculturas, puedes pasar un día entero si te entretienes a verlas todas.

estatuas pelea

emociones

Cada una es diferente, se basan en etapas, emociones y acontecimientos de la vida, ya sean discusiones, cariño, enfado, rabietas…

cariño

estatuas edades

estatuas edades 2

Museo del Esquí. Si eres un aficionado del esquí, no puedes perder la oportunidad de visitarlo.

– La ópera. Destaca por su curioso edificio. Es la institución de música y artes escénicas más importante del país. Fue diseñado por los arquitectos de la firma Snøhetta y tiene unas buenas vistas del fiordo.

Ópera

Para moverse por la ciudad es recomendable la Tarjeta Oslo Pass. Con el Oslo Pass puedes entrar a casi todos los museos, tienes el transporte gratis en todos los transportes públicos, descuentos en restaurantes y tiendas… Este tipo de pases lo tienes que validar la primera vez que lo uses, y después solamente enseñarlo.

Por ejemplo, es muy útil para tomar el ferry 91 que lleva a la península Bygdøy. En unos 15 minutos has llegado, no tarda nada. Tiene dos o tres paradas, nada más. La primera te deja cerca del Museo del Pueblo Noruego y del de los Barcos Vikingos. La siguiente parada es Fram y Kon-tiki. El recorrido es circular, así que a la vuelta puedes bajarte, si te da tiempo, y ver estos otros dos.

Una ciudad con mucho que ver, para la que quizá se necesiten 3 ó 4 días. ¿Os animáis?

Qué ver en Oxford

Para llegar desde Londres os recomiendo que cojáis el tren, se tarda una hora desde la estación de Paddington y cuesta unas 17 libras ida y vuelta.

Oxford es un pueblo turístico de carácter medieval. Se puede recorrer a pie porque está todo muy cerca. Lo suyo es recorrerla tranquilamente. Predominan las facultades de la Universidad que lleva el nombre de la ciudad. De hecho, se respira vida universitaria, con estudiantes recorriendo sus calles a pie o en bici. En total la Universidad consta de 39 colleges con sus vdrieras, bibliotecas, prados verdes y amplios. Las facultades se encuentran desperdigadas por diferentes puntos de la ciudad mezclándose entre otros edificios menos históricos.

Christ Church College: En la catedral de esta facultad y en el comedor del colegio se rodaron escenas de Harry Potter, así que funciona como reclamo turístico para los seguidores de la saga (entre los que no me encuentro)

Christ Church

Bodleian Library: La biblioteca de la Universidad se encuentra en el centro de la ciudad. También ha aparecido en las películas del mago. En su origen iba a ser una biblioteca, pero hoy en día solo contiene dos salas de lectura.

biblioteca

Iglesia de St. Mary the Virgin: tiene una torre de 62 metros de altura a que se puede subir.

St Mary

Magdalen College:  En esta facultad estudió Oscar Wilde

Magdelein

Réplica del puente de los suspiros veneciano. Conecta dos edificios del Hertford College.

Puente de los suspiros

Si vais a Londres, aprovechad una mañana para dar un paseo por esta ciudad-campus.

Qué ver en Londres

Dado que tengo fresco Londres, os voy a recomendar qué ver en la ciudad del Támesis. Como capital que es, hay millones de cosas que hacer, pero si estáis pensando en una próxima visita, una escapada de un fin de semana, de un puente, pues os traigo concentrado lo que no os podéis perder. Allá vamos.

London Eye

London Eye: Es una noria con cápsulas de cristal como podéis ver en la foto sobre estas líneas, situada sobre el Támesis, y que te permite ver Londres desde el aire. Por unos 20€ (al cambio y ahorrando un 10% al reservar por internet) podéis tener un primer acercamiento a la ciudad. Dura una media hora y se mueve muy despacito. No se satura mucho, subirán como unas 15 personas. Si quieres unas buenas fotos del Parlamento y el Big Ben, no lo dudes y sube. Eso sí, las vistas dependerán de la climatología. Yo las dos veces que he subido he tenido suerte y estaba despejado. Pero es Londres, es probable que no hubiera una tercera.

Parlamento

Westminster: en esta zona tenemos básicamente 3 puntos de interés: el Parlamento, la Abadía, y, cómo no, el Big Ben.

En el Parlamento es donde se reúnen las dos Cámaras, la de los Lores y la de los Comunes. En su origen fue residencia real, pero después no se ha usado como tal. La famosa torre que conocemos como Big Ben, realmente no lleva ese nombre, sino que es el de la campana.

Campanario

La Abadía es de estilo gótico y tiene el tamaño de una catedral. Tradicionalmente es el lugar de las coronaciones, bodas y entierros de los monarcas. Con excepción de Lady Di que fue enterrada en un terreno privado, y la reciente boda de su hijo, que se produjo en la Catedral de San Pablo. La entrada es de pago, unas 18 libras, creo recordar.

Abadía

Palacio de Buckingham: Sin duda, es otro básico imprescindible en la visita a Londres. El tragarse la hora que dura el cambio de guardia más la espera previa para pillar buen sitio, ya depende de vuestro juicio. Yo lo he visto dos veces, y no tropiezo una tercera. Vaya sopor.

Cambio de guardia

Aquí sí es donde vive la reina. Y no tiene nada que ver con el Palacio Real de Madrid, que le da mil vueltas. Y es que en realidad, no nació como una residencia real, sino que lo mandó construir el duque de Buckingham, de ahí su nombre, pero el rey Jorge III dijo “uy, qué mono te ha quedado, me lo quedo”, y a partir de ahí, generaciones y generaciones de reyes. Aunque no fue hasta la llegada de la famosa reina Victoria que no pasó a ser residencia oficial de la monarquía. De ahí, que frente al palacio nos encontremos con una estatua de la “bella” mujer en la rotonda.

rotonda

Tiene más encanto el entorno en que se encuentra, que el edificio en sí.

Buckingham

No sé si habéis oído hablar de la historia de que si está la bandera es que la reina estaba en palacio. Pues bien, hasta el 97 así era. Sin embargo, con la muerte de Lady Di, la gente se ofendió porque la bandera no estaba a media asta, algo que no se venía haciendo nunca. La reina no estaba, así pues, no había bandera, tan simple. A partir de aquel momento, la bandera del Reino Unido ondea siempre, y la que se quita y se pone según la ausencia o presencia de la señora de las pamelas, es la de la casa real.

Palacio de KesingtonPalacio de Kesington: Es una de las residencias reales. Se encuentra en los Kesington Gardens. Y era donde vivía el Príncipe Carlos con Diana.

Está abierto al público y podéis ver una exposición fotográfica sobre ella.

Los jardines están al lado de Hyde Park y del Palacio de Buckingham. Es uno de los Parques Reales. Antiguamente eran privados, pero ahora están abiertos al público. De hecho, en su origen eran parte de Hyde Park, pero  se dividieron en su día. Están vallados y se cierran cuando no hay luz.

En el parque se puede encontrar la estatua de Peter Pan, ya que el libro anterior al famoso Peter Pan en el país de Nunca Jamás se desarrolla en Kensington Gardens.

Peter Pan

Piccadilly Circus: Es una intersección, sin más. No imaginéis un Times Square cerrado y peatonal sin ser capaz de dónde mirar. Lo que le hace famoso es su situación céntrica y por ser conjunción de varias zonas importantes. Cuenta con una gran oferta cultural y de ocio con cines, teatros, tiendas, restaurantes y locales de moda. Bueno, las pantallas de vídeos y sus carteles publicitarios, también.

Es el punto de encuentro, como Sol en Madrid, podríamos decir. Siempre plagado de gente.

Piccadilly Circus

Enfrente de las pantallas está la estatua de Eros, icono de Londres.

Trafalgar Square: Es una plaza que conmemora la famosa batalla en la que la armada británica venció a la española en 1805. En la plaza se encuentra la Columna de Nelson.

Trafalgar SqEs lugar de encuentro para manisfestaciones y celebraciones, ya sea Año Nuevo, o de índole deportiva.

The Monument: Es un monumento al Gran Incendio de Londres de 1666. No se han herniado. Es una columna con una urna con forma de fuego. Tiene 61 metros, que es la distancia que hay con el punto de origen de dicho incendio.

Monument

Se puede subir, aunque creo que debe ser bastante claustrofóbico, pues son 311 y es estrecha.

– Catedral de San Pablo: Es la segunda catedral más grande del mundo, por detrás de la de San Pedro en Roma. Aunque a mí no me pareció tan impresionante. Tuvo que ser reconstruida, puesto que en su origen fue de madera.

S.Paul

El punto fuerte del templo es la cúpula, que tiene 3 galerías circulares. Si queréis subir, preparad las piernas para los 257 escalones a la primera y otros 376 para la segunda. Las vistas deben merecer la pena, eso sí.

– Tower Bridge: Es un puente levadizo de estilo victoriano. Para mí, uno de los imprescindibles de Londres.

Tower Bridge

Cuando Londres empezó a expandirse, se empezaron a construir puentes para unir las dos orillas del Támesis. Comenzaron con el London Bridge, originales ellos, al que le siguieron varios más.  Ya en el s. XIX la cosa se les fue de la mano y necesitaban uno que además fuera levadizo. De ahí su construcción.

Hay una exposición en la que se puede ver cómo funcionaba el sistema de elevación del puente a vapor y ya más adelante, con el sistema eléctrico.

Torre de Londres: Cerca del Tower Bridge, se encuentra la Torre de Londres. Una fortificación que sirvió como residencia real y arsenal además de prisión.

Torre de Londres

Allí iban a parar los que ofendían al monarca y cuenta con personajes de renombre como Ana Bolena o Tomás Moro, que fueron ejecutados en la Torre Verde.

Hoy en día es donde se encuentran las Joyas de la Corona, los complementos de la reina, vaya, esos cetros y corona que desempolva para las ocasiones especiales.

Chinatown: El barrio chino gira en torno a la Gerrard Street, una calle llena de restaurantes y tiendas chinas de todo tipo.

Chinatown

Museo Británico: Es uno de los museos más antiguos del mundo, es gratuito, y si vais con tiempo o la climatología pide resguardarse, merece la pena una visita. Es increíble lo que puedes visitar. Han ido recopilando piezas de incalculable valor de diferentes territorios. Desde la imprescindible Piedra Rosetta, hasta el Partenón casi entero, pasando por medio Egipto, México o Japón.

MB

MB2

MB3

Covent Garden– Covent Garden: Puede llevar a engaño, pero no es un jardín, es una zona de ocio, de artistas callejeros, de tiendas, de mercados, de puestos de antigüedades, de restaurantes…

En su origen era una zona de cultivo de unos monjes, pero cuando pasó a mano de unos condes, se convirtió en plaza pública. En ella tenía lugar un mercado de flores, frutas y verduras, se hizo tan famoso, que se hizo un pabellón para tenerlo a cubierto. Hace 40 años el edificio se rehabilitó para albergar diferentes tipos de comercios.

Es un espacio muy animado y bullicioso.

Recorrer algún mercado: Bien Portobello en el barrio de Notting Hill con sus antigüedades o Camden y su mundo alternativo en los antiguos establos.

Portobello

Establos

Establos2

Camden

Si disponéis de bastante tiempo, podéis entrar a cotillear a Harrods y si os da el bolsillo, hacer unas compras; disfrutar de los Paques Reales; visitar el 221b de Baker Street

221b Baker el andén 9 3/4 de Harry Potter

HP comer un fish and chips

Fish and Chips hacer un brunch

Brunch Té

 

 

 

 

 

 

 

 

 

recorrer el Támesis en crucero, entrar en los museos, hacerse una foto en el Meridiano de Greenwich…

MeridianoEn fin, no será por cosas que hacer y ver… ¿Os animáis?

Una de recuerdos a mi amiga Pare

Como ya sabéis, esta Borde que os escribe, ha estado recientemente en Canarias y me han venido muchos recuerdos a la memoria. Ya os hemos comentado alguna vez que las tres Rancias hemos estado de Erasmus, en la misma ciudad alemana pero no a la vez. La Rubita se fue un año antes, en 2001/2002 y la Pare y yo en 2002/2003.

Siempre decimos que viajar, salir al extranjero, vivir fuera de nuestro país un tiempo, enriquece : siempre enriquece!! Que sí, que se pasan buenos y malos momentos pero es verdad que cuando encima estás con un amigo o amiga, hasta lo malo se ve de otra forma.

Pues bien, en Canarias, en el mes de abril, a primeros, no hay sino alemanes de vacaciones y algún que otro “Godo” perdido por alguna las islas. Y claro, escuchar tanto alemán, frases como “ er ist so süss” para referirse “a lo rico” que puede ser un bebé – sobre todo cuando Pare y yo hemos visto a alguna desconsiderada madre alemana zurrar a su hijo un segundo antes de decirle que era muy “süss”,jejejeeje- me ha hecho recordar ese inolvidable año Erasmus que nunca más volverá pero que siempre estará en mis recuerdos.

Y sí, Pare, me han venido tantos y tantos recuerdos….

Pero quiero que te quedes con nuestras mañanas y alguna tarde en la Uni, haciendo Tándem juntas o por separado, esas comidas “sanas” que nos improvisábamos por las noches para escapar de la “Mensa “ ( comedores universitarios) y siempre, siempre, teníamos un par de “Caprisonnes” en la mochila,jejeje. Esos zumos “raros” de sabores como cereza u otros frutos del bosque o de naranja pero siempre en forma de “bolsa” con su pajita.
Pare, este recuerdo es para ti:

caprisonne (1)

caprisonne (2)
Gracias por ese año Erasmus del que podríamos hacer un libro con nuestras anécdotas!!

Gracias, amiga, que desde entonces siempre has estado ahí!!

Atípica luna de miel

Como ya sabéis, nos casamos el viernes 28 de marzo, el sábado 29 intentamos recuperar fuerzas y el domingo 30, a las 6 am estábamos en Barajas listos los 3 (marido, mujer y churumbel para embarcarnos hacia nuestro destino). Como me casé en pecado, con un churumbel de 21 meses y otro en camino (qué más se puede pedir como pecadora que soy?,jejejeje), no quisimos arriesgar e irnos muy lejos. Queríamos playa y buena temperatura así que decidimos pasar dos semanitas en las Islas Canarias. El destino elegido era (por segunda vez para nosotros) GRAN CANARIA!!!

Nos alojamos en el Hotel Resort Lopesán Baobab, en Costa Meloneras.

Lopesan

El hotel es impresionante!!! Según entras al hotel, esto es lo que ves:

hotel

La temática del Hotel es “África” en todo su ser. Todo el personal, desde el botones, recepcionistas hasta los camareros van vestidos con uniformes de “expedición” beige como éste:

UNIFORME

En las zonas de piscina del hotel hay esculturas de elefantes, jirafas, hipopótamos, flamencos, etc que te hacen sentir a “ratos” un poquito más cerca de África.

La impresión según íbamos explorando los rinconcitos del hotel era buena e iba “ins crecendo”.

hotel 2

El hotel se construyó en 2009 por lo que todo todo es nuevo y se nota. Así era nuestra habitación:

HABITACIÓN 1

HABITACIÓN 2

HABITACIÓN 3

HABITACIÓN 4

Y como éramos “recién casados” nos esperaban unos “Lindt” y una botellita de cava:

REGALO BIENVENIDA

El buffet debo decir, que pese a mis reservas, era sensacional:

buffet

íbamos en régimen de MP y no nos llegamos a cansar de la comida: era muy variada. La carne espectacular! De lo mejor del Buffet! La MP no incluía bebidas y he de reconocer que no han abusado de los precios, aunque a mí me sigue sin hacer gracia que te las cobren aparte.

El hotel es ideal para ir con niños, desde muy pequeños a más grandes. Todos tienen diversión asegurada en algún rinconcito.

CASTILLO

Aparte de contar con una cantidad de piscinas (algunas climatizadas) tiene una parte vallada para los más enanos:

PISCI

Y una piscina (climatizada también) que nos encantó para el enano, ya que simulaba estar en la playita:

PISCI ARENA

Y el recopete para los enanos era la mascota del Hotel….este ser, mitad pez-mitad humano que se hacía llamar Panchi y que a todos los niños, independientemente de su edad o nacionalidad encandilaba, a Óscar incluido:

PANCHIHasta el punto tal que tuve que hacerme con una mascota que peluche que el hotel vende por un precio no muy caro para lo que te podrían clavar 5€, para saciar las ansias de Óscar de ver a Panchito.

PANCHI PELUCHE

En general todo muy bien y si tengo que decir algo negativo es que la playa no está muy cerca del hotel: no está lejos como para ir en coche pero andando es una buena paliza. Nosotros, al ir en Marzo-abril y encima con el pequeñajo, no hemos ido mucho a bañarnos a la playa, ya que el agua aún está “fresquita” que no deja de ser océano.

Si vais en verano verano, os recomendaría el RIU o el “Palm Beach” que tenían muy buena pinta y ambos con salidas a la playita.

Esto es todo lo que os quiero reseñar del hotel pero en próximos posts, os hablaré de excursiones por la zona, compras y alguna que otra actividad para hacer con peques y no tan peques por si algún día os apetece otro plan diferente a “playa o piscina”.

Tarta Guinness: Celebrando San Patricio

Hoy es San Patricio, 17 de marzo. Y aprovechando la celebración del día del padre y un par de cumpleaños adelantados a ayer, me ofrecí a llevar el postre, y como siempre intento probar nuevas recetas, pues esta me pareció muy propicia dadas las fechas (no es que yo celebre dicha festividad, creo que sólo en el 2011 que me pilló en Nueva York y me tragué el desfile). Todo el mundo que la había probado me decía que estaba riquísima. Así que, una que es muy envidiosa, tardó nada en decidirse.

Ojo, que es una tarta contundente y para los más golosos. No os dejéis engañar por el hecho de que lleve cerveza, la pueden comer los niños o aquellos que no sean amigos de la cerveza, porque el alcohol se evapora. Lo que hace la cerveza es darle el toque jugoso, humedece el bizcocho, algo así como si llevara almíbar. Y me habían dicho que mejor de un día para otro porque así coge más sabor. Así que la hice un sábado para el domingo, también porque el domingo no iba a tener tiempo de hacerla. De hecho, el mismo sábado tuvimos que hacer dos, porque la primera confundí el bote de azúcar con sal… y ya era la segunda vez que me pasaba…

Ingredientes:

Ingredientes

Para la tarta

– 250 gr de harina

– 75 gr de cacao puro. Yo he usado Valor en polvo sin azúcares

– 400 gr de azúcar

– 2 huevos

– 250 gr de mantequilla

– 140 ml de nata líquida

– 250 ml de cerveza Guinness, claro, cómo no

– 2 cucharaditas y media de bicarbonato sódico

– una cucharadita de azúcar avainillado

Para el glaseado

– 300 gr de queso de untar (no vale light)

– 360 ml de nata líquida para montar (podéis echar algo menos si queréis, porque me parece bastante, reservé un poco para unas fresas)

– 150 gr de azúcar glass

Preparación:

Es un poco para rubitas, ya sabéis que yo soy castaña clara y busco siempre lo fácil, sencillo y que no requiera de mucha aparatología, pues en casa tengo lo justo: batidora normalita con varillas, vaso y triturador, molde y desde estos reyes una báscula. Así que si hay que hacer algo un poco más profesional, se lo dejo a Corpa que es la que tiene la bichamix.

Para empezar, precalentamos el horno a 180º arriba y abajo y nos ponemos con la cerveza. La echamos en un cazo y dejamos que caliente a fuego medio. Cuando se haya calentado (ojo, no la lleguéis a hervir), se añade la mantequilla y se va moviendo para que se derrita. En cuanto ocurra, apartamos del fuego y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

cerveza y mantequilla

Mientras enfra, iremos mezclando los elementos secos: harina, azúcar, cacao, azúcar avainillado y bicarbonato. Mezclamos bien.

secos

Por otro lado, nos encargamos de los líquidos: la nata y los huevos. Batimos a mano hasta que se integren

líquidos

y le añadimos la cerveza ya fría (si está caliente corréis el riesgo de que se cuajen los huevos).Y poco a poco, vamos incorporando la mezcla sólida mezclando bien, sin grumos ni brubujas.

Mezcla

La textura es algo más líquida que la de los bizcochos de yogur de limón, es lo que hace que luego se quede esponjosa y húmeda.

mezclado

A continuación, engrasamos un molde (preferiblemente de los que tienen plato y se desmolda el contorno), y espolvoreamos bien de harina.

preparar molde

Vertemos la masa y metemos al horno durante unos 45-50 minutos. Ya sabéis que podéis usar el truco del palillo, pero esperad hasta que creáis que ha subido lo suficiente, no vaya a ser que baje al abrir la puerta (aunque luego lo podamos ocultar al ponerle el glaseado).

antes del horno

Mientras tanto, mezclamos el queso y el azúcar glass hasta conseguir una crema homogénea.

queso y azúcar

Y por otro lado tenemos la ardua tarea de montar la nata. Y digo ardua porque no soy paciente para este tipo de cosas… No vale light ni reducida en grasa porque entonces no sube (o eso dicen los entendidos). Claro, que si te vas a meter esta tarta entre pecho y espalda, no te tomes un café con sacarina o busques nata light. Tómatela en su esencia y disfrútala. Después un paseo o algo de ejercicio. En fin, a la preparación, que me disperso: echamos en un vaso de batidora o bol  los 360 ml de nata (si está fría mejor porque sube mejor que en calor o temperatura ambiente por ser grasa). Batimos con la varilla hasta que se vaya quedando con textura cremosa. Cuidado que si seguís batiendo mucho, puede cortarse, así que cuidado, id viendo la textura.

nata montada

Para finalizar, mezclamos ambas mezclas: el queso con azúcar y la nata montada. Mezclamos hasta integrarlas pero con cuidado de no bajar la nata. Tapamos y la dejamos en la nevera. Yo lo dejé hasta el momento de servir al día siguiente, para que no reblandeciera el bizcocho.

En un rato tendréis la tarta, sacamos y dejamos enfriar. Yo ya os digo que la dejé hasta el día siguiente, y desmoldé y le puse el glaseado minutos antes del “momento velas”. También porque no era en casa y me era más sencillo transportarla con el molde completo.

Para poner el glaseado no hace falta que quede uniforme, perfecto como si fuera una tarta de fondant. De lo que se trata es de que la tarta parezca una cerveza, el bizcocho es el cuerpo y el glaseado la espuma, así que no lo cubráis por los lados echad arriba y dejad que gotee.

Tarta 1

Tarta 2

La tarta estaba deliciosa y parece que triunfó. Aunque había un par de comensales no muy amigas del queso de untar y se la comieron apartando el glaseado. Seguro que la volveré a hacer aunque la visualizaba en unos vasos de pinta, sería una presentación muy chula, pero claro, mete el cristal en el horno….quizá se puede hacer el bizcocho normal, y después con unos moldes trocearlo de forma que rellenemos unos vasos como cuando hice la tarta de queso… mmm, pepitas de oro… Aunque también está la opción Cupcakes, colocando el glaseado con la ayuda de la manga pastelera… Pero eso será la próxima.

porción

¿Conocíais la tarta? ¿Os animáis a hacerla?

Feliz San Patricio

San Patricio

El niño del pijama de rayas, de John Boyne

Seguimos con recomendaciones literarias. Esta vez os traigo un libro algo más corto que los anteriores, pero no por ello menos interesante o significativo, ya que concentra una buena dosis de reflexión en sus páginas.

El_niño_con_el_pijama_de_rayas

La novela se centra en vida de Bruno, el hijo de nueve años de un militar nazi, que deja Berlín para mudarse con sus padres a Auschwitz. Un día sale a jugar, a explorar los alrededores de su nueva casa y entablará amistad con Shmuel, que vive al otro lado de una verja y que viste un pijama de rayas. Claramente, su nuevo amigo es un judío, pero Bruno, como niño que es, nos narra la historia desde una perspectiva inocente, mientras va descubriendo los terribles acontecimientos por los que ha pasado su amigo del pijama desde su deportación hasta su vida al otro lado de la reja.

En un principio puede parecer una novela infantil, con dos niños como protagonistas, pero el trasfondo histórico, lo que todos sabemos que pasó tras esas vallas es tremendamente desgarrador. Aunque conozco casos de profesores de primaria que han dedicado unas semanas a leer el libro en clase con sus alumnos de últimos cursos, en parte como refuerzo de lectura, y también para explicar el Holocausto.

Leí el libro hace unos años y lo acabé enseguida, engancha muchísimo, y el hecho de haber visitado un campo de concentración con anterioridad, creo que me hizo ver la historia de otra forma. Aprovechando el puente de mayo de 2005, los parejos nos fuimos a Alemania a visitar a Corpa a Münster, donde estaba becada como lectora de español en un instituto. Pasamos unos días con ella y después alquilamos un coche e hicimos una ruta por la Selva Negra y varias ciudades de Baviera como Nürnberg, Augsburg, Bamberg o Múnich.

Y de camino a esta última, el gps del coche nos indicaba que había un punto de interés próximo a nuestra ruta, así que decidimos pasar por él ya que estábamos, pero siempre que intentábamos acercarnos a él, encontrábamos una calle cortada, indicaciones de recorrido alternativo… y seguíamos sin saber qué era, y por qué nos costaba tanto llegar a él. Finalmente se me encendió una bombilla y me acordé de que aquellas letras KZ indicaban que estábamos cerca de un Campo de Concentración (Konzentrationslager), en concreto en Dachau, y aunque suene macabro, nos pareció que no nos podíamos ir sin verlo.

KZ

Hay gente que nos ha mirado con cara rara por estar de vacaciones y entrar en un Campo de Concentración, que siente repelús, que le da “yuyu” y que opina que no iría, pero yo lo recomiendo. Es toda una experiencia que te hace reflexionar.

Así que aparcamos y atravesamos las famosas vallas de Arbeit macht frei.

Arbeit Macht Frei

Sólo cruzarlas te trasporta a otro estado, uno de silencio, de reflexión, de escalofríos.

Dachau 3

He de decir que hacía calor, típico día soleado de mayo, pero sólo entrar te hace tiritar, y cuando accedes a la cámara de gas, a los barracones con esas literas minúsculas apiladas unas junto a otras…

literas

cámara de gas

por no hablar de los crematorios…

crematorio

crematorio 2

No te salen las palabras, casi te dan ganas de llorar del nudo que se te pone en la garganta… recordé aquellas fotos de los libros de texto de Historia del colegio a los que apenas presté atención, la película La lista de Schindler que me pusieron en el instituto, la documentación, trabajos y lecturas de Filología Alemana. Pero lo que recuerdas no se te parece nada a lo que ves, lo que sientes. Y la gente a tu alrededor está igual, había alemanes mirando las duchas en la cámara de gas, parados, en silencio, las manos a la espalda, reflexionando… Pero sobre todo, recuerdo a familias completas de judíos paseando con sus trajes negros, sus barbas, y si para mí fue duro, no quiero pensar cómo era para ellos pasear por allí. Y es que además, ya casi a la salida descubrimos el motivo de que hubiera tanta gente paseando por allí, calles cortadas y demás, y es que era el 60º aniversario de la liberación de ese campo en concreto, y estaban de puertas abiertas. Así que mucha gente aprovechó el día para dar una mirada atrás.

Dachau 2

Dachau

En fin, suena macabro, pero es parte de la historia y me parece muy interesante pasear por allí, palpar de cerca el ambiente, me alegro de haberlo visitado y guardar esos momentos en mi retina y recuerdos. De hecho, en un viaje en diciembre de 2009 a Múnich con mi hermano y otro amigo, estuve tentada de volver, pero finalmente sólo fueron ellos dos, y estuvieron allí 6 horas recorriéndolo, con eso os lo digo todo. Las fotos que ilustran este post son suyas.

Así que, cuando un poco más tarde leí el libro, (que era de lo que yo venía a hablar en origen), podéis imaginar cómo me afectó. Lo leí imaginándome esas literas, las instalaciones, la gravilla, las vallas… para mí el niño del pijama a rayas no estaba en Auschwitz, sino en Dachau. Es una novela dramática en toda regla, pero muy recomendable, es de esos libros que te marcan.

Y ha tenido tan buena acogida, que tiene su versión cinematográfica, bastante buena, he de decir. Aunque me gustó más el libro. Las películas te imponen las imágenes en un segundo, mientras que en el libro tardas unas páginas en configurar el espacio, la situación…

Película

¿Conocíais el libro? ¿La película? ¿Lo habéis leído?

Con T de Thekla

Dedicado a Thekla y a la Pare.

Como ya hemos comentado en más de una ocasión por algún rincón del blog, Pare y yo nos fuimos juntas de Erasmus a Alemania. Es muy típico buscar un “tándem” cuando uno está de Erasmus para practicar el idioma del país en cuestión y empaparte de cultura, conocer gente etc etc. En la Universidad de Bochum había un servicio “busca-tándem”. En la sala de Informática había una señora negrita con un culo muy similar al de Whoopi Goldberg que hacía de “Celestina”. Te acuerdas, Pare? Jejeeje. Te entregaba un formulario en el que tenías que escribir algunos datos como idioma nativo, idioma a practicar, edad, estudios, gustos etc y después la varita mágica de Whoopi te ponía en contacto con el que sería tu “tándem”. Y como en toda “agencia matrimonial” que se precie las experiencias pueden ser de todo tipo. Yo, he de reconocer, que tuve mucha suerte y conocí a gente muy maja pero en otro post os comentaremos las vicisitudes que suceden a veces en la búsqueda de “Tándem”.

El caso es que mi primera “Tándem” era una chica y se llamaba….THEKLA!!

tecla

El primer contacto fue por email. Ella, que era la alemana, me escribió a mí y cuando vi el nombre no pude contener la risa. Me reí y me sorprendí, porque nunca pensé que el nombre de Thekla (o Tecla) existiese y recuerdo que mi madre me llamaba a veces “Doña Tecla” y siempre creí que eran “cosas de mi madre”, que nadie se podía llamar “tecla”. Pero sí, había “Theklas” en Alemania…

En nuestra primera sesión Tándem me llevé a mi Pare del alma. Thekla nos invitó a su casa y aquí viene el descubrimiento…Nos invitó a tomar . Ella era muy hippilongui, vivía en el centro de Bochum en una casa muy chula y nos ofreció .
Nos sirvió té en unas enormes tazas y cuando Pare y yo probamos el té creímos morir de gusto: Era un té de canela pero no un té de cualquiera: el mejor té del mundo! “Té” de “Thekla”. Le preguntamos que dónde había comprado el Té y nos dijo que en “Reformhaus” .

Reformhaus
Nunca lo encontramos y hasta el día de hoy seguimos buscando el “Té de Thekla”.

Jamás no le hemos vuelto a probar pero el sabor aún está grabado en nuestros paladares.

El año pasado volví de vacaciones a Alemania y sólo encontré esto:

TE

Me lo suelo tomar en el trabajo después de comer. Y no está mal…pica un poco. Sabe como los chicles de canela y pica casi igual.

TAZA
Y no es que no me guste.. es que no es “Té de Thekla”.

Pare, crees que lo encontraremos algún día????

Salida a la Granja

Buenos días Bordes,

El día de los Santos, aprovechando que era un fin de semana largo, a mi “falso marido” y a mí nos dio por hacer una miniescapada y nos fuimos a pasar el día en plan dominguero a la Granja de Segovia.

 

Fachada_principal_palacio_jardines_fuente_Amphitrite

 

Salimos por la mañana tranquilamente, y tras comprobar que es el típico día que los madrileños se van a comer cochinillo a Segovia, más que nada por el atasco en Guadarrama, llegamos a la Granja.  Personalmente el Palacio no me parece espectacular, me gusta más Aranjuez o el Real. Pero lo que le da el encanto son sus jardines, no sé exactaménte cuántas hectareas tiene pero por decir un número, tropecientasmil… Así que nada, visitamos el palacio y después nos fuimos a comer al restaurante Los Canónigos. Comimos genial y de precio aún mejor. Tras ver como el “Pelofan” se puso tibio, mientras yo me comía mi ensalada con un  filete a la plancha, nos fuimos a pasear por los jardines. Me parecieron preciosos, además la entrada es gratis, así que había muchas familias de mochileros que se van con sus “bocatas” a pasar el día en los jardines y recogen castañas o piñas.

la-granja-de-san-ildefonso

 

Probablemente volvamos cualquier fin de semana para recorrernos en plan profesional los jardines, cuando digo profesional me refiero a mochila, deportivas y chandal… a por las tres garrafas de aceite!!

Hasta el próximo post!!!

 

Sitio gocho: La bodeguilla de Basilio (Cuenca)

Este fin de semana pasado estuvimos los Parejos por la serranía conquense con unos amigos, y los anfitriones nos llevaron a comer a Cuenca a un sitio que ya se presagiaba como “Sitio gocho” y no defraudó. Y aquí os lo traigo, ya sabéis que nos gusta enseñaros nuestros nuevos descubrimientos.

La Bodeguilla de BasilioSe trata de La Bodeguilla de Basilio, que se encuentra en la Calle Agua, 3, en Cuenca. Es un local estrecho, con el techo abovedado, lleno de fotos por todos lados, bien de personajes conocidos o no que han visitado el local, bien de Cuenca y el paso de los años… La entrada es estrecha, con la zona de barra, y una zona enfrente también con encimera donde te puedes colocar si tienes suerte, y si pasas hacia el fondo, pasando un arco, tienes las mesas para comer.

Nosotros nos quedamos en la zona de barra. Cuando llegamos a las 2 estaba lleno de gente, no se podía entrar, y como habíamos desayunado tarde, nos dimos una vuelta por la ciudad y volvimos a las 3, justo cuando terminaba bastante gente de comer y se quedaba sitio libre. Éramos 6 y estuvimos bastante cómodos. Así que ya sabéis, la hora es importante. O vais antes de la hora punta y cogéis sitio, o tendréis que esperar un rato para poder comer tranquilamente.

¿Qué tiene de particular La Bodeguilla de Basilio? Pues las tapas. Es una ronda de tapas, no las eliges, sino que van por orden en función de cuántas consumiciones lleves. Pides una consumición, y te ponen una pretapa, para que esperes a la tapa en sí, que en este caso fue una crema de verduras.

1ª PretapaLa primera tapa son unas rebanadas de pan tostado, una cama de ensalada, unas croquetas, jamón serrano a la plancha y huevos de codorniz (el pan, las croquetas y los huevos son a razón de uno por persona).

1ª Tapa

¡Riquísimo!

ñamCuando pides la segunda ronda, tienes también otra pretapa, esta vez unas patatas con carne. Muy ricas, con su sabor a pimentón…

2º PretapaY de tapa: una cama de ensalada, calabacín a la plancha, pan tostado, chipirones a la plancha y pulpitos (el pan, el calabacín y los chipirones también van a uno por persona). Los chipirones estaban muy jugosos.

2ª TapaCon la ronda tres ya no hay pretapa, el plato consta de unas trufas de frutas y unos pimientos del piquillo rellenos de palitos de cangrejo y rebozados en tempura. No son para nada grasientos, están muy suaves. Ah, la trufa hay que comerla según te la ponen, porque fría se queda como una pasta.

3ª TapaY ahí nos quedamos, que eran las 5 y ya habían cerrado la cocina. Creo que luego vuelven a abrir a las 8 de la tarde. Así que ya no pudimos degustar la última ronda, que son unas chuletillas a las brasas, te las sirven en una rejilla. Aquí os pongo la foto que me pasaron de una vez anterior que sí llegaron.

4ª Tapa¿Qué os parece? Apetecible, ¿verdad?  Pues nos salieron las 4 rondas por 9€ por persona. Como veis, mucho mejor que si hubiéramos ido de raciones. Todo muy rico y a buen precio.

TapasUn sitio gocho en toda regla. Ya sabéis, si pasáis por Cuenca, comed allí. No os arrepentiréis.

Alemania: Octavo día de ruta: Sábado 4: Otra vez Köln y Bonn

Como ya os he hablado de Köln y Bonn en el primer post de esa saga, os voy hacer un par de reseñas en el post de hoy.

Ya todos juntos, menos del sujeto N. que estaría trabajando o “generando” a estas alturas, nos fuimos a Köln y Bonn. En Bonn nos encontramos con un mercadillo artesanal. Mirad la foto de este “Stellmacher” o “ruedero” en español…qué grado de especificación!!!

STELLMACHER

Pasamos a una Iglesia que había justo en la plaza donde tenía lugar el mercadillo:

IGLESIA BONN IGLESIA BONN (1)

Y finalmente nos fuimos a reposar la comida al jardín de la Uni de Bonn. El enano se lo pasó en grande y algunos, hasta pegamos unas cabezaditas. Las malas lenguas dicen que hasta roncamos…pero yo no me lo creo.

UNI BONN

Volvimos a Köln, ¿¿os acordáis de la zona de la ladera del Rin que os comenté que había muchos restaurantes y Biergarten?? Mirad qué chulas las casitas y la zona de restauración:

CASITAS

La próxima vez que vuelva a Köln probaré algún restaurante de esta zona.

No me podía olvidar de hacerle un guiño a mi amiga “Gargolina”, para ti B.. Esta gárgola forma parte de la catedral de Colonia:

GARGOLA

Al día siguiente al mediodía todos juntos volamos a Madrid. Aquí finaliza la ruta por Düsseldorf y alrededores.  Para despedirme de este superviaje en el que me lo he pasado genial, no podía dejar de enseñaros esta fotaza que hizo el Sujeto J. (futuro premio Pulitzer de la fotografía) .

PULITZER

AUF WIEDERSEHEN, DEUTSCHLAND!!!

Alemania: Séptimo día de ruta: Viernes 3: Brühl y Monschau

Se va el sujeto N. (lágrimas y lloros)

El viernes 3 ya estábamos todos sanos pero el sujeto N. se tenía que volver cual “Loser” a Madrid por temas de trabajo y de “generar días”, rollos que sólo él entiende,jejeje!!! Me dio mucha pena porque estuvimos dos días “Missing” y cuando estábamos todos bien, se tuvo que volver…

El viernes fuimos a por los coches y el sujeto N. nos la había hecho pero bien… Aparcó la Vito la noche antes encajonada entre un árbol, un pivote y otro coche y al sacarla y subirla a la acera para poder salir, se descontroló y le reventamos la matrícula al coche aparcado de detrás.

SUJETO N MALO

Vaya forma de empezar la mañana…le dejé una notita al propietario del otro coche: le pedí disculpas y le dí nuestros datos. El único daño que le hicimos fue dejarle la matrícula “colgandera” pero fuimos muy “Polite” y dimos la cara, como las amigas de la “Veneno”, verdad, Pedro??? “dad la cara pazo…”!!.

Tras este sustillo – que yo soy de susto fácil y de enfado rápido- pusimos rumbo a Brühl para ver este castillo bonito -barroco y rococó- de AUGUSTUSBURG:

CASTILLO

Como veis hacía muy buen día!! Dimos un paseíto por el jardincillo!!! Bueno, jardincillo…juzgad vosotros, Bordes, el tamaño!!

JARDIN (3)

JARDIN (4)

JARDIN (1)

Y a la derecha salía otro castillo FALKENLUST, donde se alojaban los señores del castillo cuando se iban a cazar o a ver “Falken” “halcones”. “Falkenlust” significa algo así como “ganas de halcones”. Qué gráficos son estos alemanes!!! Jejejeje!!

OTRO CASTILLO

Ese no lo llegamos a ver porque las visitas guiadas para el Augustusburg empezaban en una hora y teníamos que ir a comer. Además que tampoco queríamos pasarnos todo el día dentro de los castillos.

Comimos unas “Bratwurst” y “Currywurst” en un puestecillo al lado del párking del castillo. Y allí estaba el típico alemán borrachuzo de turno diciendo chorradas en español, las 4 tonterías que sabía como “soy muy borracho”. Menudo pedo mañanero llevaba el amigo…

Visitamos el castillo por dentro con audioguías en varios idiomas. Sí, tenían español!! Y la visita merece la pena. Hacen descuento con el carnet de estudiante. Que se lo digan a María…jejeejeje!! Carnet de estudiante o cualquier carnet que tengáis, bien adornado, también sirve!! Jejejeje.

Volvimos un par de horas más tarde y el borrachete seguía allí: más pedo que cuando le dejamos y diciendo: “yo soy borracho”. Desde luego que “era un borracho” jejejeje!!! Más que “estar” lo “era” porque vaya castaña llevaba el colega…

Cogimos los coches y nos fuimos a MONSCHAU!! Otro “Discover” de María.

Aparcamos el coche en la cocorota del pueblo y mirad qué vistas:

VISTAS

Empezamos a caminar y cada calle era más bonita que la anterior.

CAMINANDO CAMINANDO (1)

Como dirían algunas pijas “Monschau, era preciosísimo”. La ciudad está emplazada al lado de un río y hay puentes para cruzar de una calle a otra. Había gran cantidad de hoteles y hostales:

CAMINANDO (2)
CAMINANDO (3)

Esta foto me encanta aunque es un poquito “moñas”, verdad? jejejeje:

MOÑAS
Salimos a una placita muy chula:

PLACITA

Y algo que a mis amigos les llamó la atención desde la primera ciudad que visitamos en este viaje es algo que se puede ver escrito en muchas puertas de la calle:

CALLE

Lo que está escrito en tiza significa que ya han pasado los Reyes Magos en 2012.

20 + C + M+ B + 12

Los números 20 + 12 indican el año 2012 (debe ser que en 2013 fueron malos o que los Reyes se olvidaron de pasar por su puerta,jejeje)
Y “C + M + B “ son los nombres de los Reyes Magos en alemán:

Caspar + Melchor + Baltasar

Y tras resolver esta duda, proseguimos la caminata y paramos a cenar en este sitio:

CENA

Cenamos muy bien pero la camarera, que decía estar sola, se “amontonó” un poco y nos hizo esperar lo suyo…pero bien!! Precio, cantidad y calidad bien!!!

Y hasta aquí el post de hoy.

Bordes, Qué os ha gustado más, Brühl o la escondida y recóndita Monschau???

Ribera del Duero

Buenos días Bordes,

Hace unas semanas me fui de viaje con mi familia y “falso marido” Aranda de Duero, desde hace tiempo teníamos ganas de visitar una bodega y a la capital de la Ribera del Duero que nos fuimos. Nos alojamos en un hotel Rural a las afueras de Aranda. Hotel los Rastrojos, limpio, barato y cómodo. Además tiene un restaurante, pista de padel y se puede montar a caballo.

1364230941888

En Aranda visitamos la Bodega Don Carlos, la bodega en sí es pequeña pero con bastante encanto, ofrecen un visitas guiadas teatralizadas e imparten cursos de catas. Vimos uno de pasada y parecía que se lo estaban pasando muy bien, sería por el vino jejeje. Como os decía, la bodega es bastante pequeña por lo que la visita teatralizada fue en otra bodega cercana que de llama La Navarra, inmensa, profunda , fría y húmeda… vaya lo que viene siendo una bodega. Nos contaron un poco la historia de cómo se elaboraba antiguamente el vino y la historia de las bodegas de Aranda, donde sólo en el casco histórico hay más de 6 Km de bodegas subterráneas, muchas de ellas son de propiedad privada pero gran parte de las que fueron abandonadas o se desconocía la propiedad se hizo cargo el ayuntamiento y cedieron a asociaciones de vecinos para crear sus peñas (por así llamarlo). Por eso dicen que si vas a las bodegas de Aranda y ves a alguien en la calle tomando algo, es que no es de allí… las verdaderas fiestas están bajo tierra.

Bodega_Historica_Don_Carlos_web5

bodega-historica-don-carlos-_-catas-de-vino_2999971

Aranda nos gustó bastante porque hay muchísimo ambiente, la gran mayoría de restaurantes y bares de tapeo se encuentran en la Calle Isilla que es la calle principal. Nosotros no somos de mucho riesgo así que como  el primer día entramos a tomar unos vinos al Mesón de Villa con sus correspondientes raciones de morcilla que nos encantaron, decidimos volver al día siguiente a comer y creo que triunfamos con un menú degustación compuesto por Revuelto de setas, morcilla, lechazo y sorbete de limón 22 euros… vaya que pagamos y nos fuimos directos a echarnos una siesta porque no había quien nos moviera.

imagesCA6SLN0U

Por la noche cenamos en el Lagar de Isilla, nos lo recomendaron en el hotel porque a parte de comer estupendamente te dejan visitar su bodega. Nosotros cenamos de raciones y os recomiendo que si vais pidáis la Oreja Rellena y los bombones de morcilla… espectacular, fusión de sabores que puede resultar un poco chocante pero un placer para el paladar.

untitled

Y bueno después de dejarnos caer por esos “lares” y de vuelta pasar por el área de Servicio de Tudanca y comer unos torreznos al llegar a casa nos dimos el atracón del siglo de piña para depurar porque volvimos “enmorcillaos” pero que nos quiten lo “bailao”.

Hasta el próximo Post!

Alemania: Sexto día de ruta: Jueves 2: Ámsterdam y Keukenhof

El jueves por la mañana el peque y yo seguíamos malitos y no pudimos ir, con el resto, a la excursión planificada para ese día. Cristian y yo ya habíamos estado en 2005 en Ámsterdam. Nos quedamos en Düsseldorf, caminando, de tiendas. Nos pateamos la KÖ (diminutivo para denominar a la Köningsallee, como la Castellana Madrileña llena de tiendas y algunas muy muy caras) mientras mis amigos ponían rumbo a Holanda.

Su primer destino de ruta era: KEUKENHOF (a unos 37 km de Amsterdam).

KEUKENHOF (2)

Keukenhof es famoso porque, sólo unos meses al año, abre sus puertas para disfrutar de un gran jardín de tulipanes. Esta es su web. Ahora mismo permanece cerrado pero mis amigos tuvieron suerte y cuando fuimos, estaba abierto. Yo no he estado nunca pero os puedo transmitir la experiencia de mis amigos: defrauda bastante!!.

KEUKENHOF (3)

Está muy masificado y no es gran cosa

KEUKENHOF

Y se pierde un tiempo precioso que restas a ..Ámsterdam…por ejemplo!!!

Nosotros nos habíamos hecho a la idea de que allí podríamos hacer las típicas fotos de campos de tulipanes y mirad lo que se ve:

KEUKENHOF (1)

Al mediodía pusieron rumbo a Ámsterdam.  Por lo caro de la cuidad terminaron comiendo, como casi todos los que hemos visitado esta ciudad, en el MacDonalds.

Y tras ver canales,

CANAL

bicis,

BICIS

BICIS 2

bicis y canales,

BICIS Y CANALES

volvieron a Düsseldorf como a las 1 de la madrugada.

En general, a algunos les defraudó: masificación y decadencia y un completo caos para meterme en la ciudad con coche: se pierde muchísimo tiempo!!

El Barrio Rojo a mí tampoco me gustó, ya sabéis que es uno de los puntos álgidos de esta ciudad para algunos. Los coffeeshops son otro, la casa de Ana Frank – que yo sí que visité- bueno, son reclamos, pero creo que lo tenemos todo un poco “idealizado”. La Casa Museo de Ana Frank es lo que es: un zulillo. Yo entré porque me encantó el Diario de Ana Frank pero si hace buen tiempo, os recomiendo gastar el tiempo deambulando por sus calles y canales. A mí la ciudad me gustó mucho pero no es la más bonita que he visitado.

Cuando fuimos nosotros había una feria en una placita y subimos en una Noria y esas vistas sí que merecieron la pena. Con ese recuerdo de Holanda me quedo!

Nosotros fuimos desde Münster que está mucho más cerca y como excursión de un día merece la pena pero para hacer noche allí, y sólo ver Ámsterdam yo no lo recomiendo. Os dejo con esta fotito de Ámsterdam , al anochecer, que me encanta!!!

AMSTERDAM

Vosotros habéis estado? Os ha gustado?

Alemania: Quinto día de ruta: Miércoles 1: Crucero por el Rin

El martes a la vuelta de Münster la que tenía fiebre era yo. Cristian se había recuperado y yo, cual ansia viva, había acaparado todos sus virus gripales mutados y con más mala leche si cabe. Por la mañana intentamos ir hasta Koblenz para hacer la Ruta Romántica por el Rin en barco pero fue imposible. El enano se puso a llorar en el coche y no paró. Yo estaba fiebrosa y moribunda así que nos dimos la vuelta media hora después de haber salido. Para nuestra suerte, llevábamos 2 coches. La segunda y última hornada de amigos llegó a Düsseldorf el martes por la noche, habían recogido un coche en el aeropuerto y por lo tanto, teníamos 2 vehículos y no estropeamos a nadie los planes. Nos pudimos arreglar para volver nosotros 3 a Düsseldorf y que ellos se fuesen de excursión por el Rin. Meeenos mal!!!!
Una pena!! Pero bueno, yo ya había hecho esa misma ruta en tren. Es mucho más interesante hacerla en barquito de modo que, aunque yo viví esta experiencia en primera persona, sí que me encargué de planificar el viaje y os puedo dar consejos y enseñaros la ruta y las fotillos de mis amigos.

Lo ideal es coger un barquito que salga o bien de Bingen o de Koblenz.
Mirad el mapa: justo en ese tramo se concentran la mayoría de castillos y como a Köln y a Bonn podíamos ir en coche, se decidió coger un barquito en Koblenz:

Rheinschifffahrt

Y este es el atracadero del que salieron mis amigos:

KOBLENZ (1)

La empresa KD realiza rutas diarias por el Rin. Nosotros preguntamos vía email porque en su web no especificaban a qué hora salían los barcos, sin tenían paradas etc…

En resumen, os digo lo que sacamos en claro por email: Salen 3 barcos al día que hacen el recorrido Koblenz-Bingen/Bingen-Koblenz.

Hacen paradas en cada pueblito bonito pero no te esperan. Es decir, te puedes bajar, ver el pueblo, subir a algún castillo pero no te esperan. Atracan, te bajas o subes y el barco vuelve a zarpar, con o sin ti!

La velocidad a la que va el barco es bajísima: puedes hacer fotos tranquilamente, disfrutar del paisaje, tomarte un café, desayunar, comer, etc en el bar de a bordo pero al haber sólo 3 barcos al día, te limita mucho los lugares que visitar a pie. Es la pega que le vimos nosotros.

Mirad por ejemplo, foto del castillo Stolzenfels en Koblenz desde el barco. A mí este castillo me recuerda un poquito al comienzo de “Juego de Tronos”:

Stolzenfels

A tener también en cuenta, si cogéis este barquito, que siempre hace mucho mucho frío en la cubierta. Mis amigos pasaron la mayor parte del tiempo dentro y la verdad, es que a los pobres, tampoco les acompañó el tiempo:

NUBARRON (1) NUBARRON

Los tickets de KD se pueden comprar por Internet o directamente antes de embarcar, en algún puestecillo de KD y es mejor comprarlo como mis amigos, antes de coger el barquito porque se beneficiaron del descuento por ser estudiante…aunque alguna mintió como una cosaca,jejejejeje!!

Mirad qué vistas más chulas desde el barco:

VISTAS

Y qué pueblitos tan chulos visitaron:

pueblitos

pueblitos (1)

pueblitos (2)

Ellos pararon en dos sitios diferentes. Subieron al castillo de Bacharach:

BACHARACH SCHLOSS (1)

Yo estuve alojada en ese castillo convertido en Albergue juvenil. El castillo en sí, visto de cerca no tiene nada y por dentro está totalmente reformado pero tiene unas vistas….

BACHARACH SCHLOSS

Y pueblo es muy bonito:

BACHARACH

Yo hice la ruta romántica en tren y las paradas están en el centro de estos pueblitos, que a decir verdad, no tienen pérdida porque son muy pequeñitos. El tren es otra opción!

La estatua de la “Loreley” tiene, para mi gusto, más fama que otra cosa, porque tanto hablar de la Loreley y mirad lo enana que es…y la foto tiene, como notaréis, un zoom impresionante.

LORELEY

Loreley es una sirena que hacía a los barcos que navegaban por el Rin, siglos ha y según cuenta la leyenda, se estrellasen contra la orilla. Con su canto les volvía locos. Véase la mitología griega Ulises y el mito de las sirenas.

Las distancias entre un castillo y otro no son grandes:

ENCRUCIJADA

Pero subir a los castillos tiene miga…jejeeje!!

Este castillito, Burg Pfalzgrafenstein, por ejemplo, en mitad del río, merece la pena verlo en barquito:

Burg Pfalzgrafenstein

Os aconsejo, si os decidís a hacer este viaje, bien sea en barco o en tren, que primero, elijáis bien qué castillos visitar y os planifiquéis las paradas y visitas, miréis qué castillos se pueden visitar, horarios, precios, etc.

Mis amigos, por ejemplo, hicieron en barco el tramo Koblenz-Bingen y de Bingen subieron en tren directo, – tarde menos de una hora- hasta Koblenz, donde tenían el coche y en el coche…les esperaba:

MULTA

Una multa como un piano!! Jejejee!!

Se les hizo tarde para ver Koblenz, que merece la pena pero muchísimo!! Pare y yo descubrimos Koblenz juntas y aunque he ido más veces, me quedo con ese recuerdo de Koblenz. Y con estos amigos de este viaje, volveremos…

Y hasta aquí, el post de hoy. Qué? Os animáis a hacer la Ruta Romántica por el Rin???
Abrigaos…que aunque vayáis en verano el viento en el Rin es traicionero.

Alemania: Cuarto día de ruta: Martes 30: Münster y Lüdinghausen

El martes, Cristian ya recuperado de su gripe y yo empezando a incubar sus virus, pusimos rumbo al norte de Westalia del Norte del Rin, toma ya con el nombrecito en español!!!!

Münster está a unos 130 km de Düsseldorf y antes habíamos previsto parada en un sitio llamado LÜDINGHAUSEN. María se encargó de parte de la documentación de las rutas y anotamos Lüdinghausen como “sitio chulo para visitar”. Está a unos 30 km de Münster. Llegamos a Lüdinghausen y bueno, era un pueblito muy normal. Aparcamos, dimos un paseo y la verdad es que no le encontramos la gracia a Lüdinghausen…lo que sí encontramos fue un Bäckerei donde ponernos gochos y desayunar por segunda vez.

IGLESIA LÜDING

Lo más anecdótico de este sitio – aparte de la Iglesia que veis en las fotos- fue que el sujeto D. afirmó que mi amiga María se parecía a una pavisosa de una foto que anunciaba Kuchen. Nada que ver!!! Jejejeje!! María es mil veces más guapa!!!

Aprovechamos para dar de comer al enano, que no quiso comer mucho y en él eso es raro…os imagináis? Él también estaba incubando la gripe de Cristian.

Pusimos rumbo a Münster.

MÜNSTER tiene un gran valor sentimental para mí: allí viví casi 1 año de mi vida, en el centro centro, en la Ludgeristraße. Estuve de becaria un curso escolar en Rheine, un pequeño pueblito a unos 45 km de Münster y como allí no había nada de mi interés, salvo el Instituto en el que estaba de Asistente de Conversación de Español, me instalé en Münster, muy bien comunicado con Rheine por tren, como toda Alemania.

Münster es una ciudad universitaria. Está rodeada por un anillo verde que se puede recorrer andando o en bici, altamente recomendable ya que apenas tiene cuestas. Una vez que pasas de Münster hacia el norte de este Bundesland, se denomina “Münsterland” y contrastan las interminables zonas verdes y boscosas con las chimeneas humeantes de la Cuenca del Ruhr.

Os cuento nuestra ruta: Aparcamos en el parking de pago de la universidad.

Parking

como veis, la Uni es otro “Schloß” que pasó a convertirse en Universidad. No os recuerda un poco a la Uni de Bonn??

Seguimos caminando hacia el centro hasta toparnos con la catedral:

DOM 1

Fue, como casi todo en Alemania, destruido y reconstruido tras la 2.Guerra Mundial. Y bueno, es una catedral pero lo que sin duda me sigue sorprendiendo de Münster no es la catedral, sino la impresionante Iglesia de San Lamberti:

JAULAS

No sé si porque parece tener más solera que la Catedral pero me gusta mucho más que la Dom. Fijaos arriba, justo encima del reloj. Veis esos tres rectángulos?? Son jaulas, en las que según se cuenta, durante la Inquisición – que no fue solo un fenómeno español- dejaban morir a los “pecadores”. Aún hoy siguen ahí como “recuerdo”… No olvidemos que Münster es muy muy católica, aunque en Alemania conviven catolicismo y protestantismo.

Seguimos caminando, hambrientos, a las 15 de la tarde, en busca de algún restaurante abierto, difícil por el cierre de cocinas pasadas las 14 en Alemania. Encontramos éste:

ESCUDO

Y la cocina estaba abierta pero los precios nos espantaron.

Seguimos buscando y recordé que en frente de mi casa, cuando vivía en Münster, había un “Extrablatt” y que la cocina no cerraba al mediodía.

No hizo falta llegar a mi antigua casa:  nos topamos con un Extrablatt de camino.
Me encanta esta cadena de cafeterías en las que se puede tanto disfrutar de un Latte Machiato (los mejores los probé en el Extrablatt de Münster de la Ludgeriplaz), de una ensalada, de unos fingers de queso, de una suculenta hamburguesa y hasta un buen mojito.

extrablatt

Tras la comida seguimos en dirección a las “Arkaden” que traducido al español, “Arcadas” queda un poco raro…pero así se llaman:

AMBIENTE

Las “Arkaden” de Münster están repletas básicamente de tiendas de moda, bastante mportantes y caritas en su mayoría. Y como veis, en sus terracitas, cuando sale el sol, hay ambientazo. Al fondo la Atalaya Sankt Lamberti.

Llegamos hasta la Ludgeriplatz para volver a ver la fachada de donde yo vivía.

Quién me iba a decir a mí, que 8 años después iba a volver a visitar Münster y con un churumbel???

ESTHER

Paseamos un ratito y yo volví al 2005 en cada esquina que cruzaba, en cada edificio que veía y en compañía de mis amigos y mi pequeñajo. Todo salió perfecto y la nostalgia se apoderó de mí!!!

En Münster hay muchísimas más cosas que ver como por ejemplo, un paseo en barquito en Lago Aa, una visita a su jardín Botánico, la universidad, dar un paseo en bici por el anillo verde… pero no podemos abarcar todo en un día.

La próxima semana más…por el Rin….

Alemania: Tercer día de ruta: Lunes 29: Cochem

El lunes por la mañana salimos de Düsseldorf hacia Cochem. Para que os situéis un poco…

Mapa Cochem

Os suena el río Mosela?? En alemán “Mosel”. Cochem (pronunciado “cojem”) está en la orilla del Mosela. El Mosela y el Rin confluyen en Coblenza (Koblenz) y bajando unos 30 km de Koblenz por el Mosela, llegamos a este bonito sitio llamado “Cochem”:

Cochem

Son impresionantes las vistas que se tienen desde lo alto de Cochem. Hicimos muchísimas fotos al castillo (ya sabéis “Schloß”en alemán) pero como resumen mirad ésta:

Castillo

La carretera de acceso al pueblo da un poco de “cosica” porque es estrechita y está lleno de curvas pero yendo despacito no hay mayor problema. Aparcamos el coche y procedimos a descubrir este pequeño pueblito lleno de calles y callejones con encanto.

callejon

Aparecimos en una placita muy chula:

ALTSTADT

Nos tomamos un café al solecito: si os fijáis bien en la foto, ahí estoy yo con mi enano, sentado en su sillita roja de paseo tomando un gran Latte Machiato. El sujeto N. y Cristian tuvieron “problemas” para encontrar el baño y se subieron al ático de la cafetería,jejejejeje. Aprovechamos y dimos de comer al gordito.

Seguimos caminando tranquilamente…todo el pueblo es así, con esas típicas casitas alemanas, de madera, picudas. hasta llegar a la orilla del río.

RIO

Justo a la derecha de esta foto había un pequeño mercadillo en el que se pueden comprar, entre otros, una gorra, un sombrero:

SOMBRERITO

Todos me quedan grandes…es una pena tener la cabecita tan pequeña…jejejeje!!

De paso, aprovechamos para mirar a qué hora salían los barquitos para hacer una pequeña excursión por el Mosela: a las 17:15.

La orilla del Mosela estaba llena de terracitas de caferías y cervecerías y como hacía bastante calor, estaban a rebosar. No había ni una mesa libre. Ya sabéis cómo son los alemanes: sale y sol y salen cual setas en busca del Lorenzo, y bien que hacen, conste!! Que yo para eso soy también un poco “germana”, me faltan los calcetines con cangrejeras pero por ahí no paso,jejejeje.

Decidimos ir a comer algo típico alemán, bajar la comida mientras subíamos al castillo y después, a las 17:15 coger un barquito y relajarnos de la caminata. Ése era nuestro planning del día.

Después de mirar y mirar nos decidimos por este sitio, escondido en una de esas bonitas callejuelas:

RESTAURANTE RESTAURANTE (2)

Eran las 14:30 y temí que la cocina ya estuviese cerrada. En Alemania se come como en el resto de Europa…a unas horas muy tempranas para nosotros. Pero hubo suerte y, tras preguntarle a una encantadora señora, nos invitó a pasar y nos pidió por favor, que nos decidiésemos rápido porque el cocinero se iba en breve.

Aquí veis un poquito el menú:

RESTAURANTE (1)

Pedimos comida típica germana, ayudados siempre por los consejos de la amable camarera que nos dijo que estábamos pidiendo muchísimo y así era: gracias a su ayuda comimos “normal”. Yo acabé llenísima y no sobró en exceso. Si hubiésemos pedido más, no habríamos podido con todo.

Si alguna vez vais a Cochem, os recomiendo totalmente este restaurante: acogedor, buena comida, abundancia, comida fresca y muy buen precio. Comimos; Zigeunerschnitzel, Schnitzel con Jägersoße y salchichas. Los platos venían con mucha guarnición y ensaladas. La cerveza de trigo que me pedí, Hefeweizen que me pedí me supo a gloria divina!!

Después iniciamos la ruta al castillo:

SUBIDA

Y por fin llegamos:

ENTRADA

ENTRADA 2
Una vez arriba, mirad qué vistas:

LEONCITO

No pasamos dentro del castillo. Con el tiempo que hacía y las vistas que teníamos desde arriba, nos apetecía caminar, charlar y disfrutar del solecito más que meternos al museo.

Cuando bajamos, compramos unas botellitas de vino de la zona:

Vino

Volvimos a coger el barquito pero para nuestra sorpresa habían cancelado este barco: el último de la tarde…chasco!! Pero bueno, los plannings de viaje, no siempre se cumplen.

Volvimos a casita y Cristian, de camino, como el día anterior, empezó con la fiebre…
El resto cenamos en casita, algunos hasta se echaron un Carcassonne.

Y hasta aquí el post de hoy. La semana que viene proseguimos con el viaje!!!
Qué os ha parecido Cochem???

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.