Comfort Food, el último libro de Jamie Oliver

Ya sabéis que me gusta Jamie Oliver, esa batalla que tiene por convencer de que se puede comer sano y rico, sobre todo en los comedores infantiles, que es donde se crea la costumbre, en la educación. Pero influye mucho la forma que tiene de transmitir, cómo toquetea la comida (aunque a Corpa siempre se ría de ello), me parece más cercano que el típico cocinero encorsetado. Es mucho más cercano un Jamie Oliver o un David de Jorge (¡Viva Rusia!) que esos estirados de Master Chef, dónde va a parar.

Y esa naturalidad y cercanía se muestra en su último libro: Comfort food, que tuve la suerte de recibir como regalo por mi cumpleaños. Aún no he dedicado un rato para hacer alguna de sus recetas, pero pinta interesante. Luego no sigo sus recetas al pie de la letra, pero bueno, viene bien para tener ideas y no recurrir siempre a sota, caballo y rey: o copiarle los trucos…

Comfort Food

Este libro tiene la particularidad de que viene estructurado por estados de ánimo, sensaciones. Porque lo que quiere reflejar son recetas subjetivas, que te llevan a recuerdos, a celebraciones, a sensaciones, a los pequeños placeres del día a día. No sé, creo que en España tenemos mucha cultura en torno a la comida (sí, a la bebida también). Estamos llenos de recuerdos de aromas, de sensaciones, de sabores. Por ejemplo, para mí, es oler a cocido y saber que es sábado o a paella un domingo… Como los perros de Paulov, vaya. El bollo de la abuela, asociar la ensalada de cardo con celebraciones navideñas de hace mucho tiempo; los croasanes a la plancha de fines de semana sin prisa, esos sándwiches a la plancha de la cafetería del C, los tés con galletas y nuspli saben a Bochum…

Consta de 100 recetas para encuentros, celebraciones, más para gente que le guste la cocina y pasar tiempo en ella. En sus anteriores trabajos intentaba facilitar el día a día, en este hay recetas más especiales, más elaboradas: pasteles de carne, cassoulet de Essex (de donde es oriundo), los típicos pies ingleses,  lasañas, …

Recetas Comfort Food

No puede faltar la pasta y los postres… Las galletas doble chocolate del diablo tengo que probarlas… babeo y todo de pensarlo. Una imagen vale más que mil palabras:

galletas

O si no, la tarta salva negra…

Selva negra

Como suele ser habitual con el cocinero inglés, también hay un programa de televisión homónimo, esto del marketing se le da también muy bien. Habrá que echarle un ojo para verle en acción.

El error de creer en las novelas / películas románticas

Siempre que se habla de “Romanticismo” se hace con una connotación de ilusión, de bonito, de detallismo, de perfección, de sentimentalismo; pero recuerdo en 8º de EGB cuando nos llegó la época de estudiar tal movimiento literario y por el contrario sólo se hablaba de muerte y de desdichas. Sí, había amor, pero generalmente los sentimientos que se relataban eran atormentados como Espronceda o Bécquer. Y luego en la carrera, al estudiar más a fondo el Romanticismo Alemán, que es el que desencadenó todo el movimiento en Europa, seguimos con más de lo mismo: vaya desgracias narraba Goethe. Aún recuerdo su Werther… la alegría de la huerta, vaya. O si no Büchner y Woyzeck o mi querido E.T.A. Hoffmann con esos relatos para no dormir, qué angustia, por favor.

En fin, que si nos ponemos puristas, el romanticismo de ahora no tiene nada que ver con el movimiento literario, musical y cultural de finales del siglo XVIII. Hoy en día tenemos las librerías llenas de literatura romántica y los cines de comedias románticas que se parecen bien poco a las obras de los ilustres alemanes que comenzaron el movimiento. Pero, lo peor, desde mi punto de vista, es que no reflejan una realidad y sin embargo, parece ser que crean expectativas en la sociedad. Sobre todo en las mujeres.

Me explico: en estas obras románticas (para así englobar cine y literatura) tenemos a la damisela en cuestión que vive amargada porque no tiene marido. Sí, no hablamos de no tener pareja, no, hablamos del final feliz, con marido, 1,2 hijos, el perro, la valla blanca, el monovolumen, las jornadas en la peluquería y las sesiones de entrenador personal… vaya, el pack completo.

Y yo me pregunto cómo puede ser que nos queramos identificar con ese personaje. Para empezar es un ideal de la representación de la vida de las mujeres estadounidenses (a lo Mujeres Desesperadas) de clase media – alta. Porque ojo, hablamos de mujeres que llevan manolos y visten de diseñador.  Pero es que no hemos evolucionado nada. Porque la protagonista de Disney que nos vendían en los cuentos (esas Blancanieves o Bellas Durmientes, que no son lo que contaban los Grimm), esa que tiene que ser despertada por el apuesto príncipe azul para ser feliz, y comer perdiz, se ha transformado en una mujer en su treintena, independiente, con su trabajo, sus amigas, sus fiestas, su tiempo de ocio, sus problemas del día a día, pero que aún así, a pesar de su independencia económica y social o de su trabajo de éxito, no está completa. Nos siguen vendiendo el arcaico estereotipo de que nos falta el marido.

Así que tenemos a la protagonista que podría ser feliz con su vida, pero no, necesita a ese macho alfa que la haga sentir segura, que le abra los ojos y le haga descubrirse como una mujer válida, fuerte y, por supuesto, atractiva. Ay, esos héroes románticos, esos caballeros andantes… Hombres fuertes, que rebosan confianza por los cuatro costados… Unos arrogantes, vaya. Pero aún así, las damiselas se sienten atraída por ellos. Por muy bordes o arrogantes que ellos sean, por muy despectivamente que las miren rebajándolas a la altura del betún, ellas no puede parar de suspirar por ellos. Y es que si el protagonista tiene un comportamiento de tirano, se ve como algo propio de la testosterona, es que ellos son así, qué le vamos a hacer. Miedo me dan muchas de estas conductas agresivas, celosas, acaparadoras y controladoras que se nos venden hoy en día camufladas de romanticismo. ¿En serio? ¿Es romántico que tu pareja controle qué te pones, con quién vas o qué información guardas en tu teléfono móvil?

Y decía que la mujer protagonista se supone que ha evolucionado siendo independiente y trabajando, ¿cómo han cambiado esos príncipes azules? Pues ahora tenemos al hombre de negocios asquerosamente rico, guapo, alto, fornido, arrogante (¿lo he dicho ya?), pero que a medida que avanza la historia sorprendentemente tendrá un lado sensible, tierno, entenderá a la heroína y la llevará hacia la luz. Esto que os contaba de que ella se sentiría valorada, la más fuerte y bella del lugar. Y por supuesto, una vez que ella ya se sabe valiosa, se casa con su apuesto caballero, deja su trabajo de éxito para dedicarse a darle una prole de criaturas que serán a imagen y semejanza del padre y tendrán las bondades de la dulce madre que hará pasteles con el delantal al más estilo breevandekampismo. Por supuesto, el protagonista masculino se convierte en un devoto padre aunque antes de conocer a su amada los niños le provocaran urticaria.

En fin, ¿os suena a algo que hayáis leído/visto recientemente? Seguro que sí. ¿Y a la vida real? Seguro que no. Vamos, por lo menos en mi entorno, no me encuentro yo con mujeres que tengan su independencia económica, su trabajo, su casa (alquiler o compra), pero vayan amargadas por las esquinas porque les falta un marido que les recuerde a diario lo buenas, bellas y valientes que son.

Dejo ya de lado el hecho de que son estereotipos de parejas heterosexuales o esos argumentos en los que hay un sorpresivo embarazo y oh, dios no permita que un hijo mío crezca sin mi apellido y la protagonista se vea obligada a casarse. ¿En serio esto sigue pasando en el silo XXI?

En fin, no entiendo este “movimiento” romántico. Llamadme rancia, si queréis. No-lo-entiendo. Hay quien defiende que este tipo de literatura triunfa porque en el fondo seguimos en la caverna y a las mujeres nuestro inconsciente nos hace buscar a un compañero poderoso, porque eso demuestra que será fuerte, nos protegerá de las inclemencias, el frío, nos traerá alimentos, cuidará de nuestra prole. Y por supuesto, nos dará buena genética para dicha descendencia. ¿Que cómo te va a afectar eso a ti si no quieres tener hijos y además te vales por ti misma? Da igual, va intrínseco en tu ADN. O eso dicen… A mí todo esto me parece una forma de crear expectativas no reales (esas mujeres esperando que sus parejas sean tiernos, cariñosos y parlanchines hablándoles de sus sentimientos), creando estereotipos, perpetuando un modelo machista y patriarcal en el que la mujer queda en un segundo plano. Como siempre.

Qué a gusto me he quedado, oye.

Serie Los Crímenes de Fjällbacka de Camilla Läckberg

Estoy enganchada. Sí, ya lo he dicho.  Estoy muy enganchada a la serie Los Crímenes de Fjällbacka de Camilla Läckberg. Tenía la serie pendiente de leer, pero no encontraba el momento, pero aprovechando que tenía muchas horas libres de reposo por baja y que mi compañera empezó con ella y estaba continuamente diciéndome que tenía que leérmela, pues me dije: es tu momento. Porque la tele no es que nos ofrezca mucho, y no podía moverme, así que, cargué la serie en mi kindle, y me puse a ello. Antes de nada decir que soy fan incondicional de novela negra, y de series policiacas. Así que, tenía todas las características para que me enganchara.

fjällbacka

Se ha puesto muy de moda la novela negra escandinava, y en particular la sueca. Supongo que en parte abrió el camino Stieg Larsson con Millenium. Una pena que muriera antes de terminar la saga. La serie de Läckberg no consta de novelas tan tan elaboradas, con tramas políticas de por medio. Son algo más simples, pero no por ello pierden interés. Los crímenes de Fjällbacka son interesantes y peculiares, mezclando pasado con presente, con un punto al estilo Kate Morton. Vamos mezclando historias con saltos temporales, con varios protagonistas, a priori que no tienen nada qué ver, pero poco a poco, a medida que vamos avanzando tejemos una tela de araña en la que no quedan cabos sueltos cuando llegamos a la última página. Los personajes principales se mantienen a lo largo de los libros, evolucionando y añadiendo historias paralelas a la trama central de cada libro.

La princesa de hieloEs por ello que no voy a reventar la trama de cada uno de ellos. Tan sólo diré que el punto de partida es la novela La princesa de hielo (2002) en la que Erica, escritora de biografías, vuelve a Fjällbacka, su pueblo natal, a la casa de sus padres recientemente fallecidos.

Busca encontrar tiempo y concentración para escribir su nueva novela, pero se encuentra con el descubrimiento de la muerte de Álex, su amiga de la infancia de la que perdió la pista en la adolescencia. Los padres le piden que escriba unas palabras para su funeral y empezará a ahondar en la historia de Álex y a sospechar que no se suicidó. En el transcurso de la investigación de asesinato, se reencontrará con el policía Patrik, un amigo de la infancia.

Otros personajes que aparecen en las novelas son los policías de la comisaría del pueblo y Ana, la hermana de Erica y su marido maltratador.

En 2004 lanzó Los gritos del pasado, en el que un niño encuentra a una turista muerta junto a dos cadáveres ya en los huesos. En Las hijas del frío (2005) un pescador encuentra el cadáver de una niña, la hija de una amiga de Erica.

Ahora mismo estoy con Crimen en directo (2006), en el la tranquilidad del pueblo se ve alterada por la llegada de un equipo de producción para la grabación de un reality show. Pensé que los libros se iban a centrar más en Erica, pero lo cierto es que por ahora, es más protagonista Patrik, no en vano es el policía que investiga los casos, pero imaginé que ella tendría más peso en las historias, que colaboraría más. Aunque no se queda para nada al margen, aporta siempre algo y es el nexo de unión con tramas secundarias, como la de su hermana.

Crimen en directo

En 2007 salió a la luz Las huellas imborrables, en 2008 La sombra de la sirena, en 2009 Los vigilantes del faro y en 2011, que acaba de publicarse en español, La mirada de los ángeles. La verdad es que lleva buen ritmo, a libro por año. Es curioso que en un pueblecito tan pequeño y en apariencia tranquilo, no ocurran más que asesinatos, tragedias familiares, rencores, tensiones y enfrentamientos. Parece Se ha escrito un crimen, que allá donde iba Ángela Lansbury, alguien palmaba.

No obstante, hay que reconocer que situar los crímenes en dicha región sueca es un acierto, ya que el clima frío y las escasas horas de luz durante los meses de invierno favorecen la tensión y los escenarios de los crímenes.

Los libros ya os digo que enganchan, las tramas fluyen, no cansa incidiendo demasiado en la vida de los protagonistas. No nos desviamos de la historia con aspectos innecesarios.

Y hasta aquí puedo decir, tan sólo animaros a leer la saga. Y os dejo que voy a ver si avanzo con Crimen en directo.

Día del libro

Buenos días Bordes,

Cómo no! Otro año más no queremos perdernos el día del libro! Hace unos días, en esas reuniones mañaneras que hacemos las Rancias on line, nos preguntamos qué íbamos a escribir este día y qué nos estábamos leyendo… Yo sigo esperando que el señor Follet publique de una vez por todas la tercera parte de la Trilogía del Siglo, pero mientras tanto habrá que entretenerse con algo… Y vaya que me he entretenido porque me ha dado por estudiar chino.

Sí Bordes, el estudio de la lengua china está en auge porque como ya os dije este lunes, se están haciendo los p…. amos (en el buen sentido de la palabra), así que habrá que entenderse con ellos, no? Para mí no es nuevo esto de enfrentarse a una lengua “rara”, pero siempre hay que ayudarse de algo. Mi escuela de chino que está genial y están siempre pendientes de todo tipo de material que nos ayude a estudiar este idioma tan peculiar, nos envió un mail comentándonos que ponían a la venta un libro que nos podía ayudar: Guía esencial de la lengua china. Y este es el libro que la “repollica” que os escribe se está leyendo. Y como en este  mundo tiene que haber de todo y algún “tarado” más que yo también le habrá dado por estudiar la lengua de la Gran Muralla, hoy os hablo de él.

untitled

Esta guía está escrita por Francisco Javier López Calvo y Baoyan Zhao, ambos expertos docentes de esta lengua. La estructura del libro es muy sencilla. Está organizada en 88 puntos-preguntas que nos podemos plantear todos aquellos que hemos empezado, con sus 88 respuestas.

Partiendo del provervio chino “ Un buen comienzo es la mitad del éxito“, el objetivo de este libro es facilitar el primer contacto del alumno con la lengua china. A lo largo de sus 88 preguntas que abarcan todos los niveles y todos los ámbitos, explicado de forma fácil y sencilla que facilita mucho la lectura y el aprendizaje.

Bordes, si alguno se ha planteado estudiar el idioma del futuro, no dudéis en comprarlo. Si pincháis en este link, podréis saber dónde comprarlo. Precio: 19,90.

Espero que os guste! Feliz Día del Libro!!

Viernes Santo

¿Qué tal, bordes? ¿Deprimidos porque no os habéis ido de viaje a algún sitio paradisiaco? ¿Angustiados por tener que quedaros en casa y no salir para no encontraros con alguna procesión? No os preocupéis, siempre hay opciones para desconectar en estos días tan de restrospectiva cristiana. Y os lo dice la más atea de las ateas.

Una de mis opciones favoritas cuando hay unos días de descanso y no me voy de viaje es conectar el disco duro y tirar de series. En bordesconideas os hemos hablado ya de unas pocas que nos han enganchado, como pueden ser The Americans, House of Cards, Breaking Bad, Homeland

HomelandHouse-of-Cards-Cast2

Reconozcámoslo, incluso volver a visualizar alguna ya vista es mejor que lo que podemos encontrar estos días en la tele. Las cadenas conectan el piloto automático y enlazan Ben-Hur, la vida de Cristo y esas historias. Vamos, que superan a la peli mala de Antena3.

Otra buena opción es recurrir a un buen libro. Si no queréis quedaros encerrados en casa, siempre podéis salir a un parque al sol y disfrutar de este tiempo (si es que sois amigos de él, no como yo). Entre nuestras recomendaciones están La verdad sobre el caso Harry Quebert, La ladrona de libros, El cementerio de los libros olvidados, El Perfume, El club de los viernes, La elegancia del erizo, El niño con el pijama de rayas, El corazón helado, El tiempo entre costuras, El jardín olvidado, la Saga Millenium, la saga Los hijos de la Tierra, o la Trilogía del Siglo.

Portada El tiempo entre costuras portadaEl jardín olvidado

También está la opción de poner orden y limpieza en casa, sacar la ropa de verano, guardar botas y jerseys de cuello vuelto, aunque dicen que hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo.

Es una buena época para darle la vuelta al congelador (de manera figurada, claro). Vaciarlo, ver qué tenemos, qué falta, y aprovechar para cocinar y congelar tuppers y así tener reservas para ir tirando en los próximos meses. Incluso, es tiempo para probar a hacer esa receta de las torrijas de mi madre (de la que ya llevamos dos tandas este año).

Torrija

Además, podéis aprovechar para invitar a amigos a comer o cenar a casa y echar un póker o algún juego rancio como el time’s up, carcassonne, catán…

time-s-up-juego-Carcassonne-Basico

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si sois más de movimiento al aire libre, podéis salir a correr, patinar, montar en bici…, aunque claro, está el riesgo de encontrarse calles cortadas por las procesiones.

En fin, que opciones no os faltan. No os deprimáis si no sois muy devotos, siempre hay mil cosas por hacer para las que nunca encontramos tiempo.

La verdad sobre el caso Harry Quebert de Jöel Dicker

Estoy triste. He acabado un libro que he intentado alargar lo más posible. Es una sensación curiosa, la trama te engancha tanto que no quieres parar de leer, pero sientes que debes hacerlo porque si no, te lo vas a ventilar en unas horas. Y ojo, que la novela de la que os hablo hoy tiene casi 700 páginas, pero cuando engancha, engancha y las hojas vuelan.

Portada

La verdad sobre el caso Harry Quebert es un libro que cayó en mis manos por recomendación de mi prima que al igual que me pasa a mí, siempre anda buscando novedades literarias que devorar en su kindle. Me comentó a finales del año pasado que había leído muy buenas críticas sobre la novela y que tenía ganas de leerla. Me informé sobre el argumento, y me quedé con ganas de más. Empecé a leerla el día 20 de marzo, y la terminé el 1 de abril. Vamos, unos 10 días. Y si tenemos en cuenta que sólo leía de ida y vuelta del trabajo (una hora por trayecto aproximadamente)… Un enganche total.

El autor es Joël Dicker, un suizo profesor de francés que no llega a la treintena. La novela se publicó en francés en 2012 y desde entonces se ha traducido 33 idiomas y ha ganado varios premios.

Pero,  ¿de qué va? Pues os pongo lo que cuenta la contraportada:

Quién mató a Nola Kellergan es la gran incógnita a desvelar en este thriller incomparable cuya experiencia de lectura escapa a cualquier tentativa de descripción. Intentémoslo: una gran novela policiaca y romántica a tres tiempos −1975, 1998 y 2008− acerca del asesinato de una joven de quince años en la pequeña ciudad de Aurora, en New Hampshire. En 2008, Marcus Goldman, un joven escritor, visita a su mentor −Harry Quebert, autor de una aclamada novela−, y descubre que éste tuvo una relación secreta con Nola Kellergan. Poco después, Harry es arrestado, acusado de asesinato, al encontrarse el cadáver de Nola enterrado en su jardín. Marcus comienza a investigar y a escribir un libro sobre el caso. Mientras intenta demostrar la inocencia de Harry, una trama de secretos sale a la luz. La verdad sólo llega al final de un largo, intrincado y apasionante recorrido.

Es curioso pero no podía dejar de pensar en el círculo vicioso que era la novela, pues en sí es metaliteratura. Es decir, un escritor joven rondando la treintena con una publicación a sus espaldas, que escribe un segundo libro, en el que a la vez nos cuenta los pasos para crear una novela y el bloqueo del escritor. Y todo ello por medio de otro autor que pasó por lo mismo… Es como mirarse en un espejo reflejado en otro espejo, que ves una y otra vez la misma escena repetida un número infinito de veces. Marcus Goldman, con un best seller a sus espaldas tiene que escribir un segundo libro, pero se encuentra totalmente bloqueado y va a visitar a Aurora a su profesor de universidad y mentor, Harry Quebert, que a su vez pasó por lo mismo en su juventud y que acabó en aquel pueblo huyendo de Nueva York. Y todo ello nos lo cuenta Dicker por medio de este libro, que es el segundo que publica. Estamos leyendo en La verdad sobre el caso Harry Quebert cómo escribir La verdad sobre el caso Harry Quebert y contar la verdadera historia.

La trama comienza en 2008 cuando Marcus baja del pedestal después del éxito de su primera publicación. Se volvió un niño rico, que se dio todos los caprichos del mundo en Nueva York, montando fiestas, sintiéndose adulado, pro se le echa encima la fecha límite de entrega de su segundo libro y sin embargo no ha sido capaz de volver a escribir una sola frase. Está ante el síndrome de la página en blanco. Intenta romper esa racha volviendo a la casa paterna donde escribió su primera novela, pero sigue igual, no le viene la inspiración. Y menos con su madre (ojo con la madre que es de traca. Sus diálogos son hilarantes.) pululando continuamente por su habitación.

Así pues, recurre a su héroe, a su profesor de universidad y amigo, Harry Quebert, famoso por su novela Los orígenes del mal. Por tanto, se muda a Aurora, un pueblo de la América profunda esa de las pelis malas de Antena 3 en las que sólo hay una gasolinera, un restaurante con sus camareras que te ponen café en cuanto te sientas, y muy tradicional. Marcus no consigue su inspiración a pesar de los consejos de Harry y volverá a Nueva York, pero, de repente ocurre un suceso que lo cambia todo: aparece el cuerpo de Nola Kellergan, una adolescente de 15 años que desapareció el 30 de agosto de 1975. Y como es descubierto en el jardín de la casa de Quebert y junto al cadáver hallan el manuscrito de su novela, este será detenido como principal sospechoso.

Y aquí comienza la novela. No sé las páginas que hay entre el inicio y el punto clave en el que nos metemos de lleno en el caso Harry Quebert, pero sí recuerdo que al principio la historia va lenta. Recuerdo que llevaba un par de días y no pasaba del 8% de la lectura y pensaba “¿es que esto no avanza?”. Porque tenemos mucho de la vida de Marcus, de sus años de instituto, universidad, anécdotas sueltas entremezcladas… A medida que avanza la historia entiendes que todos esos relatos son importantes, quizá no para el caso Harry, pero sí para conocer a Marcus y la relación con su mentor.

El joven escritor volverá a Aurora ante la detención de Quebert para intentar ayudar a su único amigo e inculparle, puesto que él cree a pies juntillas en su inocencia. Pero todo se le desbarata cuando Harry le confiese que allá por el 75 tuvo una relación con Nola, la joven hallada muerta. Marcus no ceja en su empeño y comienza a tomar notas sobre todo lo que va averiguando para recomponer no sólo los acontecimientos de aquellos días, sino también la imagen que se había creado de su profesor. Se verá tan envuelto el caso que su editor le propone, o medio obliga, a publicar un libro sobre ello y matar dos pájaros de un tiro (ya que tenía que presentar un libro por contrato y la historia crea morbo ante la sociedad).

Y no os contaré más de la trama, sólo que se van intercalando los hechos que investiga Marcus durante el 2008 con los hechos narrados por los vecinos del pueblo durante el 75 para unir piezas, además de las batallitas que os comentaba de los dos escritores en el 98 cuando se conocieron en la universidad.

Todo parece muy típico: el escritor que no puede escribir y huye a un pueblo perdido, un asesinato a lo Twin Peaks (¿quién mató a Laura Palmer?), el sheriff del condado, el policía del pueblo, una cafetería de carretera, el teniente de homicidios sarcástico que viene a abrir la investigación, un millonetis, un hombre con una trágica adolescencia truncada… (de peli de Antena3, ya os lo digo) y sin embargo nada es lo que parece. El libro es un continuo ir y venir de acontecimientos, de giros, de personajes que no son tan buenos o malos como creíamos. Es todo mezcla de verdad y mentira, de realidad y ficción, de desengranar el libro sobre la relación de Harry y Nola, de oír lo que el propio Quebert tiene que contar, de lo que recuerdan los habitantes de Aurora, de lo que hablan y de lo que callan… Todo muy a lo novela negra. El lector no sabe más que el que investiga.

Todos estos giros, verdades y mentiras a medias, secretos, cotilleos es lo que hace que la historia enganche y no quieras parar de leer hasta descubrir esa VERDAD del caso Harry Quebert, pero a la vez no quieres porque sabes que todo habrá terminado. Y lo define muy bien Harry en el consejo que le da a Marcus y que leemos en el epílogo: “un buen libro es un libro que uno se arrepiente de terminar”

Epílogo

Poco más puedo decir de este gran libro, de hecho, puede que haya hablado más de la cuenta. Me ha enganchado, me ha gustado, ha mantenido el suspense, la intriga.

Como punto negativo quizás señalaría que a veces es algo lento por aquello de que vuelve sobre un mismo acontecimiento según quién le cuente qué ocurrió o tengamos esas anécdotas escolares. De hecho, creo que el final es algo abrupto, se podría haber dosificado poco a poco. Claro, que entonces no tendría ese impacto.

Y por otro lado la relación de Nola y Harry. Es una relación amorosa un tanto rara, aparte de la diferencia de edad, que da algo de repelús (15 vs 30 y tantos), los diálogos, los recuerdos de Harry sobre ella, no me transmitieron mucha empatía… me parece cogida con pinzas. Eso de que ella le llame de usted… Aunque también puede ser que al tratarse de 1975 el autor haya querido transmitir otro tipo de época.

Quitando ese par de detalles, sin duda recomendable 98%. Tiene buen ritmo y una prosa ágil (aunque me chirriaban algunas palabras en inglés sin traducir, o de una forma no habitual. No sé si por ser fiel al original en francés, o por falta de habilidad del traductor).

¿Os animáis?

Educación lingüística

Partimos de la base de que somos filólogas, así que permitidme que despotrique un poco sobre esta foto que me hizo llegar el otro día mi hermano:

libro de texto

Se trata de una foto extraída de Facebook de un usuario llamado Rafael Arenas García, y con ella quería compartir su indignación por el hecho de que su hija de 10 años se encontrara con este temario en el libro de Lengua Castellana de 5º de Primaria de la Editorial Barcanova y cuyos autores son Rosamaria Felip, Anna Triola y Núria Fabrés. La coordinación didáctica corre a cargo del área de Montserrat Camps, editado en el año 2009. Querido Rafael, comparto tu indignación, después de mi sorpresa, claro.

Encuentro lamentable que esto se encuentre en un libro de texto, sobre todo por el nivel académico en el que se encuentra. Es decir, si esto me lo encontrase en Lengua Castellana de 1º de Filología, pues puedo entenderlo dentro de un contexto en el que se estudie la diferencia entre el lenguaje culto y el coloquial, el uso de localismos, de jergas… pero siempre desde el conocimiento de la gramática. Lo que no me cabe en la cabeza es que un niño de 10 años que aún no tiene desarrollada su competencia lingüística tenga que prepararse este “lenguaje” para un examen, porque creo que lo que se consigue es confundir y entorpecer el aprendizaje de la lengua.

Yo soy de la época de la EGB, hasta 8º, luego tuve que cursar 3º y 4 de la ESO, aquella ESO en la que ni los profesores sabían cuáles iban a ser los objetivos didácticos. Ya ni os hablo de cuando llegué a Bachillerato, sobre todo a 2º en el que había tal desconocimiento sobre lo que nos podía caer en selectividad que no abríamos ni los libros de texto, nos basábamos en apuntes de COU. No me considero ni mejor ni peor por la época en que me tocó vivir, pero el haber sufrido en mis carnes (y mente) el cambio de sistema educativo creo que me da la potestad de escribir que desde entonces el sistema educativo (si es que se puede considerar “sistema”) que tenemos es una mierda (sin perdón, porque lo es con todas las letras). No es que anduviéramos perdidos, es que el nivel académico bajó considerablemente y se implantó una condescencia alarmante hacia el alumno.

Cuando estaba en la universidad di clases a niños de Primaria y de Secundaria y me encontré con varias situaciones deprimentes:

Libros de texto incomprensibles. En muchos casos me tenía que llevar mis libros de texto e incluso la enciclopedia Álvarez de mis padres, porque cualquiera de las dos opciones era mejor que las dos líneas en las que explicaban el temario. No sé si era un complot de las editoriales para que los padres tuvieran que comprarles enciclopedias para completar el contenido. Lo digo por aquello de que por esa época ya comenzó a ser frecuente el uso de internet en la mayoría de las casas y la venta de enciclopedias y encartas debió bajar considerablemente.

Diferencia de nivel abismal con el sistema educativo anterior: Recuerdo aprender en 5º a hacer una raíz cuadrada, y sin embargo tener que explicársela a una chica de 1º de la ESO. Es decir, dos cursos después. Y con la enciclopedia Álvarez, porque, como os digo, en su libro era imposible llegar a un entendimiento.

Dejadez por parte de los alumnos. Bueno, esto es algo que supongo que existe en cualquier época, sistema educativo o país, pero esto de “Diversificación” creo que perjudica más que ayuda. Me explico: la idea originaria de esta discriminación positiva era que los alumnos menos avispados pudieran sacarse el graduado con una reducción de la carga académica. En lugar de 9 asignaturas, pues tenían 6, contando entre ellas, por supuesto, con Matemáticas, Lengua e Inglés. De esta forma, todos contentos, hasta los menos capaces tendrían su título y podrían incorporarse al mundo laboral si no querían seguir estudiando porque no era lo suyo. Muy bien, ¿cuál es la realidad? La que me encontré yo en 3 casos: que los chavales te digan que “pasan de estudiar” porque si suspenden todas, el año siguiente les mandarían a “diver” y tendrían que estudiar menos. Y si aún así tampoco lo conseguían, les pasarían por la edad. Así que el resultado es un alumno de 18 años que no ha terminado la enseñanza obligatoria, y sus conocimientos académicos no llegan ni al nivel de 8º de la desaparecida EGB. Así que vamos para atrás como los cangrejos.

Pero volviendo al tema de la Lengua Castellana, no sólo creo que sea inadecuado el contenido de la foto por el hecho de que que primero se debería enseñar el lenguaje formal, y después, ir introduciendo contextos del informal. Opino que no es el objetivo de la enseñanza básica. ¿Dónde quedó el lema de limpia, fija y da esplendor? Entiendo que la lengua evoluciona con sus hablantes, soy purista, pero no tanto. Pero lo que no comprendo es que enseñemos a escribir mal, sin las tildes, sin signos de puntuación correctos, cambiando “bes” por “uves”…. Y es que además, los cambios son tan rápidos, que hoy en día esa forma de escribir ya no es tan común, ha quedado desfasado el tema. Ya no tenemos que burlar la restricción de caracteres en un mensaje de texto para no pagar por dos cuando se podría haber resumido. Hoy en día tenemos mensajes ilimitados en la tarifa de móvil ( o llamadas), si queremos inmediatez usamos mensajería instantánea y un teclado predictivo que nos autocompleta las palabras. Sí, tenemos twitter, y hay que abreviar, pero una cosa es acortar palabras, y otra muy diferente, cometer faltas ortográficas o gramaticales. Creo que el problema es otro. Y es que siempre se ha recurrido a abreviar, un claro ejemplo es la taquigrafía o los telegramas, pero cuando había que cambiar de registro, en una carta, en un escrito, en un examen o redacción, el emisor sabía reproducir las palabras correctamente. Y aquí yo creo que nos encontramos con todo lo  contrario, se toma esta forma abreviada e incorrecta como la única manera en la que saben expresarse. Pero es que si además se fomentan en el colegio…

Se incluyen estos contenidos en los libros de texto y luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando se publican los informes sobre el nivel académico de los chavales de 6º de Primaria, o de Selectividad. Cuánta ignorancia. Es más, ¿cómo esperamos que aprendan idiomas extranjeros si tienen un nivel tan tan bajo de su propia lengua materna? ¿Cómo le explicas a un alumno qué es un nominativo, acusativo, dativo o genitivo cuando no es capaz de reconocer el sujeto de una oración? ¿Cómo explicar los signos de puntuación? ¿El orden que se ha de mantener cuando tenemos una oración subordinada si no sabe siquiera la diferencia entre una coordinada y una subordinada? Desde luego, si tenéis problemas con el análisis sintáctico, no intentéis aprender alemán. Bueno, y morfológico, porque has de saber distinguir los sustantivos para escribirlos en mayúsculas.

En fin, Rafael, que entiendo y comparto tu indignación y frustración al ver estas aberraciones.

La ladrona de libros de Markus Zusak

Últimamente no traigo más que dramones, lo sé, pero es que es eso o darse a la literatura erótica que tanto prolifera estos días y que es plana, plana.

ladrona de libros

La ladrona de libros, de Markus Zusak está ahora de moda por aquello de la película que se estrenó hace unos meses, pero el libro cayó en mis manos hace un par de años cuando aún no leía en digital y es una de esas lecturas que te dejan buen sabor de boca.

Es una novela peculiar, Corpa se la leyó prácticamente a la vez y no la entusiasmó, quizá porque la leyó en versión original, léase, alemán. Su principal rareza es la forma en que está narrada: desde el punto de vista de la Muerte. Sí, Muerte, con M mayúscula, como personaje. Ella nos contará la historia de Liessel, una niña alemana que vive en un pueblo cercano a Múnich con una familia de acogida durante la II Guerra Mundial. Su madre por motivos económicos no se puede encargar de ella ni de su hermano y por eso los da en adopción. Pero en el viaje muere su hermano, por una enfermedad, y ahí roba su primer libro. Su padre de acogida le enseñará a leer y le transmitirá el gusto por la lectura, lo que la llevará a encerrarse en un nuevo mundo entre palabras.

Sí, otra vez estamos hablando de guerras, nazis y judíos… supongo que es deformación profesional y al final una, a la que no le gustó nunca la Historia, acaba con estas novelas en sus manos. Pero mientras El niño del pijama a rayas es una novela corta, que a pesar de su dramatismo se lee rápido, La ladrona de libros es más larga, más densa, y el que el narrador en vez de un niño sea la Muerte, también nos indica lo diferentes que son. En la de Boyne veíamos la amistad de esos dos niños a través de una valla, y de trasfondo la guerra, los campos de concentración… Aquí lo que tenemos es la cruda narración de aquellos ciudadanos de a pie en plena guerra, intentando seguir con su día a día a pesar de las zancadillas que se encuentran por el camino.

Por supuesto no es todo tragedia, horror, maltrato, señalar a los judíos, espiar al vecino, intentar sobrevivir… sino que encontramos entre sus páginas la amistad, el gusto por la lectura, la mirada inocente de una niña… Tiene un poco de La vida es bella, el buscar lo bueno de cada momento para que el día a día sea más llevadero.

Además de Liessel, la niña protagonista, nuestra ladrona, tenemos a la familia de acogida, a un hombre que tocaba el acordeon, a un judío escritor, a Rudy… A través de las páginas iremos entrelazando sus historias de una forma magistral. El hecho de que la narradora comience el capítulo con un hecho final y a raíz de ahí vaya para atrás relatándonos cómo llegamos hasta ahí puede marear al principio, pero también te mantiene en vilo queriendo averiguar los detalles de cómo se llegó a ese punto, a ese acontecimiento.

Y el final… preparaos para un final apoteósico, dramático, de sopetón, de esos que te dejan O_O y que aún semanas y meses después sigas en shock por lo que te ha impactado el libro. Salvo que seas como Corpa, claro, y no termines de encontrarle el punto.

Tetralogía El cementerio de los libros olvidados de Carlos Ruiz Zafón

Bienvenidos al espacio literario de la semana. Hoy os traigo una tetralogía. Hasta hace muy poco pensaba que era una trilogía y que la había terminado, pero no, hay un cuarto libro pendiente de publicar. Hablamos de la serie El cementerio de los libros olvidados, de Carlos Ruiz Zafón y consta de las siguientes novelas:

La sombra del viento (2001)

El juego del ángel (2008)

El prisionero del cielo (2011)

– Un cuarto pendiente de publicación

Carlos Ruiz Zafón sobre todo había escrito novelas y relatos infantiles y juveniles, y con La sombra del viento cambió el tipo de lector. La novela fue presentada al Premio Fernando Lara, pero no ganó, sin embargo sí fue publicada y aunque empezó con pausa, finalmente fue calando y se convirtió en todo un fenómeno literario siendo traducida a numerosos idiomas. Incluso el autor tiene propuestas de llevar la serie al cine, pero Zafón no cede, dice que no necesita el dinero y que es mejor disfrutar de su obra tal y como es, en forma de palabra escrita.

la_sombra_del_viento

Pero, ¿y de qué va esta serie? Pues trata de misterios, intrigas, de amor, de emociones, de libros y la fascinación que estos producen, de familias, de posguerra, de Barcelona… Es difícil de explicar sin revelar más de la cuenta. Daniel Sempere, hijo de librero y apasionado de la literatura, es llevado una noche por su padre a El Cementerio de los Libros Olvidados, donde le dejará escoger un libro. El muchacho escoge uno titulado La sombra del viento del autor Julián Carax. Y a raíz de ahí su vida dará un giro. Comenzará a indagar sobre el autor, sobre la novela y se verá transportado a un sinfin de intrigas por toda la ciudad. Recorreremos una Barcelona de los años 40 intentando desenredar ese ovillo lleno de cabos.

La novela está hilada de una manera magistral, te mantiene en vilo, te muerdes las uñas, no puedes parar de leer. No sólo por el protagonista y por la historia de Julián Carax, sino por los secundarios, como Fermín, un personaje entrañable que cumple con el refrán “más sabe el diablo por viejo que por diablo”.

No os quiero desvelar la novela, sólo animaros a leerla y disfrutarla de principio a fin. Y cuando la terminéis, no os quedaréis con ganas de más, pues continúa la historia en El juego del ángel.

El juego del ángel

Con esta segunda novela la cosa cambió, ya se conocía la anterior, el boca a boca había hecho un buen trabajo, y los siete años por medio hicieron que el lector estuviera a la espera, por lo que esta salió con más ejemplares por tirada y una buena campaña publicitaria detrás como refuerzo.

En El juego del ángel la historia retrocede a los años 20 y el protagonista es David Martín, un joven redactor de sucesos de un periódico que sueña con ser escritor. Un día, enfermo y enamorado de Cristina Sagnier, recibe una oferta de un editor, el misterioso Andreas Corelli,  para publicar un libro a cambio de una fortuna y de la curación de su enfermedad. Esta novela es mucho más misteriosa que la anterior, aunque más que intriga aquí lo que sentimos es angustia, opresión y tragedia, tiene un punto más negativo, más frenético. Sigue siendo una gran novela, porque nos identificamos con ese sinvivir del protagonista, pero quizá al ser más oscura, a mí me gustó algo menos.

Y por el momento, el último publicado es El prisionero del cielo.

el-prisionero-del-cielo

En este tercer libro volvemos a la historia de Daniel Sempere, el protagonista del primero. Eso sí, hay un salto temporal, ya no es un muchacho, sino que está casado y tiene un hijo, Julián, estamos en los años 50. Un día se presenta en la librería (heredada de su padre) un hombre preguntando por Fermín, quien asustado por el acontecimiento, le cuenta a Daniel parte de su vida cuando estuvo en la cárcel años atrás durante los primeros años de la dictadura de Franco. Y casualmente, ahí unimos la vida de Fermín con la de David Martín, el protagonista de El juego del ángel, a quien apodaban el prisionero del cielo (cerrando el círculo, ¿verdad?).

En fin, no os cuento más, que sería revelar demasiado. Si os gustan las novelas de intrigas y misterios, haceos con los libros porque os engancharán desde el primer momento. Ah, y según el autor, no tienen por qué leerse en el orden en que fueron publicados, sino que puede leerse en orden cronógico o en el que cada uno prefiera.

Deseando estoy que salga el cuarto.

El Perfume de Patrick Süskind

De nuevo seguimos con lecturas recomendadas. Aunque el libro que os traemos esta semana es muy peculiar, no apto para estómagos sensibles.

PerfumeSuskindA nuestras manos llegó en la carrera, una de esas lecturas obligadas: Das Parfüm, die Geschichte eines Mörders. O lo que es lo mismo, y en español: El perfume: historia de un asesino. A mí me gustan las novelas policiacas, y es lo que me esperaba, pero para nada.

El perfume

En la contraportada del libro leemos:

Jean-Baptiste Grenouille tiene su marca de nacimiento: no despide ningún olor. Al mismo tiempo posee un olfato prodigioso que le permite percibir todos los olores del mundo. Desde la miseria en que nace, el protagonista escala posiciones sociales convirtiéndose en un afamado perfumista. Crea perfumes capaces de hacerle pasa r inadvertido o inspira simpatía, amor… Para obtener estas fórmulas debe asesinar a jóvenes muchachas vírgenes, obtener fluidos corporales y licuar sus olores íntimos. Su arte se convierte en una suprema e inquietante prestidigitación.

Es decir, vamos a seguir los pasos de un asesino obsesionado con los olores, pero obsesionado de tal forma que se nos describen con exquisita minuciosidad, tanto los buenos como los malos, de ahí lo que os comentaba más arriba de que no es apto para todos los estómagos, porque puedes acabar revuelto y dando arcadas. ¿Y dónde está la gracia en pasarlo mal? Pues que eso es el arte, bien sea literatura, pintura, escultura, cine… en fin, cualquier disciplina lo que tiene que conseguir es despertar algo en el espectador/observador/lector, tiene que transmitir, que llegar. Y esta novela lo consigue, te lleva al entorno en el que se mueve el personaje.

La novela se divide en cuatro partes y transcurre en la Francia del s.XVIII y comienza con el nacimiento de Grenouille, donde ya percibimos ese detallismo en la descripción de los olores. Nace entre los desechos del pescado del puesto donde trabaja su madre, una joven de 25 años que tenía intención de dejarlo morir. La madre es juzgada por infanticida y el niño cae en varias casas pero nadie se le quiere quedar porque no huele como tiene que oler un bebé. Finalmente acaba en un orfanato puesto que la dueña no tiene olfato.

– En la primera parte se desarrolla la infancia del protagonista hasta que deja París con 18 años y se marcha a Grasse. Siempre se ha movido persiguiendo olores y dejándose guiar por ellos, desgranando los ingredientes que lo componen, y con 15 años cree encontrar el “perfume perfecto” en una joven de 14 años. Y su vida dará un giro al comenzar a trabajar para el perfumista Baldini que ve un gran potencial en él, así que con el maestro aprenderá el arte de los aceites esenciales.

– En la segunda transcurren 7 años en los que se aísla durante un tiempo en las montañas, sin gente, sin olor humano.

– En la tercera parte pasan 3 años donde pasa tiempo con el marqués de la Taillade-Espinasse. Es el momento en el que crea su propio perfume de falso olor corporal para no ser distinto a los demás. Y comienza su plan para llegar al “perfume perfecto”

– En la cuarta parte tenemos el regreso a París y su muerte

La novela está muy bien escrita, con descripciones increíbles, aunque a veces se hace muy lenta por eso mismo, por tanto detallismo, pero a pesar de ello, y de los momentos en que se te revuelve el estómago, merece totalmente la pena. Ah, cómo no, tiene película.

¿Os animáis a adentraros al mundo de los olores?

El tiempo entre costuras – La Serie

Ya os hablé hace un tiempo de la novela de María Dueñas, que empecé a leer porque Antena 3 me la destripaba en la publicidad de Tu cara me suena. Pues una vez terminado el libro, me he asomado a la serie (que acaban de terminar de emitir sus 11 entregas)para ver si era tan buena como decían, y me ha sorprendido gratamente.

Las series españolas me cansan, normalmente volvemos siempre a lo mismo: familia/amigos en un barrio de clase media, encuentros en torno a un bar, chascarrillos varios, situaciones recurrentes y nada nuevo que aportar. Bueno, y hay una unas pocas ambientadas en otras épocas que parecen haber triunfado últimamente, como Águila Roja, Isabel, El secreto de Puente Viejo, Amar en tiempos revueltos…Pero bueno, hay algunas que aunque a mí no me llaman para nada la atención, parecen funcionar muy bien, así que a alguien deben gustar.

La adaptación a televisión de El tiempo entre costuras tenía un camino muy difícil por delante. El libro es muy bueno, y lo suyo es que la serie esté a la altura, y creo que salvo algún pequeño detalle, más de la cadena que de la producción en sí, está muy muy bien hecha.

Empiezo por esos pequeños detalles que no me han gustado:

La duración de cada capítulo/horario de emisión: Sigo sin entender el motivo de que se hagan capítulos tan largos. Por eso me gustan las series americanas: 22/42 minutos, salvo el cable que duran un poco más. Es imposible ver una serie al día tal y como la emiten las cadenas españolas y no ser un zombie el día siguiente. Recuerdo cuando las series empezaban a las 21.45 y a las 23.00 podías irte a dormir como muy tarde. Hoy en día tienes que dar las gracias si ha comenzado a las 22.45. Así que mínimo hasta la 1.30 pasadas fácilmente no te vas a dormir… eso si no has caído en una de las tediosas pausas para la publicidad. ¿Tanta rentabilidad se obtiene de estos anuncios? Supongo que sí. A mí desde luego no me sale rentable, por lo que he visto la serie a posteriori a través de la web de atresmedia (mi enhorabuena al grupo por su mejora del player a través de la tele), todo el capítulo del tirón, sin publicidad, ni cortes y cuando yo tenía el tiempo para poder dedicarle esos 90 minutos netos. Así que aquí punto negativo para quien decidiera la duración de cada capítulo y para el programador lumbreras.

El resumen previo a la emisión del capítulo con contenido del mismo: Esto es algo que tampoco comprendo. Me he leído el libro, y sé lo que va a ocurrir, pero si antes de cada capítulo me emiten un resumen de 3-5 minutos con las aventuras y desventuras a las que se enfrentará la protagonista en la próxima hora y media… pues señores, eso se llama ser un “Revienta Spoiler”. Eso no se hace, hombre… que destripas los acontecimientos… Y menos aún antes del primer capítulo un resumen de 10 minutos con toooooooooooooooooooda la intriga… ¿De quién fue la maravillosa idea? ¿Se supone que eso es para enganchar al espectador? Reitero que conocía la historia y no me sorprendió ningún hecho como tal, pero se pierde el factor sorpresa, y si no has leído el libro te hacen el “apaño”. Un tirón de orejas al que se le ocurriera esa idea.

Ramiro Arribas: Supongo que elegirían al actor cubano por aquello del porte, que el chaval es muy guapo, con esa mirada profunda, esa altura, rasgos raciales… pero el hecho de que esté doblado en algunas escenas y otras no (o por lo menos me pareció que en algunas la voz cambiaba) hace que reste algo. Por suerte no aparece en muchos capítulos.

Por lo demás, todo espectacular, una producción en la que se ve que se ha invertido mucho dinero. Vamos a desgranar un poco los puntos que sí me han gustado:

Adaptación: Para empezar está muy bien adaptada, es fiel a la novela practicamente al 98%, imagino que el 2% restante son añadidos que han considerado que quedarían mejor en pantalla, que dejarían más redonda y cerrada la historia, pero son casos excepcionales y no dañan la imagen general, puesto que el resto se muestra hasta el más mínimo detalle. Quizá por eso duran tanto los capítulos… aunque yo habría hecho una temporada más larga, en vez de 11 capítulos, o incluso dividirla por temporadas, ya que, de hecho la novela tiene 4 partes.

Escenarios: Un poco siguiendo lo que comentaba más arriba, y es que para adaptar al dedillo la novela, la serie se ha grabado en localizaciones reales, no han usado decorados para poder plasmar con mayor realismo los lugares donde acontece la historia, bien en España, Marruecos o Portugal. Y es que, según comentaba el director, no se puede copiar una fachada del Madrid de la época, o crear un patio de una casa sin esas humedades típicas de la cal, sin esa personalidad que tiene una casa de verdad. Tuvieron que quitar elementos anacrónicos y darle un lavado de cara a según qué espacios, recurrir al retoque digital, pero todo en la calle, desde una verbena, a una plaza, pasando por un mercado o una casa de huéspedes.

Caracterización: Este punto es muy importante, más si cabe que las localizaciones, puesto que hablamos de una modista, y durante la novela se habla de tipos de cuellos, mangas de farol, ojales, bajos, cortes, talles, etc, y la moda evoluciona con los años, así como lo hacen los personajes y su lugar de residencia. No es lo mismo el Madrid de principios de los años 30, que el Tetuán de finales. Así como no es la misma Sira ni su entorno, variará su forma de vestir, de maquillarse… Y creo que han sabido reflejar muy bien a través de maquillaje, vestuario y peluquería.

Adriana Ugarte: Tan importante como realización, caracterización o localización es el elenco. Y creo que la serie no sería para nada igual con otra actriz como protagonista. Creo que está espectacular en la serie. Desde la Sira de pueblo inocente, con ese deje castizo, hasta la Sira más madura, con su porte de señora, con un vocabulario más culto, pasando por todos los palos que le da la vida. Creo que gusta a la pantalla, se la ve muy natural, hace querer al personaje. Y es tal y como te la imaginas en la novela. Ella sola hace la mitad de la serie, aunque hay otros personajes que me han encantado, como Candelaria, o el comisario, tan parecidos a la novela, y me ha sorprendido gratamente Mínguez en el papel de la madre de Sira, mucho más resañable que en el libro.

Más allá de: Aquí sí quiero felicitar a la cadena por los minireportajes de 25 minutos en los que ahonda en el “cómo se hizo” la serie, incluyendo entrevistas con el director, con personal de maquillaje, de guión, de vestuario, la protagonista, con María Dueñas… hace entender un poco más el proceso de convertir la novela en serie, de descubrir las maravillas del cine, la trampa, el cartón, la ilusión y el resultado final se aprecia de otra forma.

En fin, que si ya leísteis la novela, podéis completar la historia con la serie. Merece la pena

El Club de los Viernes, de Kate Jacobs

Georgia Walker es ahora una mujer feliz. Pero las cosas no siempre han sido fáciles para ella. Doce años atrás, cuando estaba embarazada, su novio James la abandonó para irse a vivir a Francia. Pero ahora James ha regresado de Francia para conquistar de nuevo a Georgia y ejercer de padre de su hija ya adolescente… Gracias a los consejos de una buena amiga, Georgia es dueña de una bonita tienda de lanas en Nueva York, donde da también clases de punto en su tienda y ha creado un curioso club. En efecto, cada viernes, se reúne en el local de Georgia un variopinto grupo de mujeres que, a través de su pasión común por el punto, han desarrollado una fuerte amistad. La laboriosa actividad da pie a que cada mujer dé rienda suelta a sus anhelos, sus pasiones y sus angustias.

el-club-de-los-viernesAsí es cómo se nos presenta El Club de los Viernes en su contraportada. Un club que surge en una tienda de lanas de Nueva York en el que se reúnen ocho mujeres totalmente diferentes.

1. Georgia ,ya habéis leído en la entradilla, es la propietaria de la tienda, una madre soltera, que ha pasado por diferentes etapas de su vida hasta llegar a donde está ahora, con una hija adolescente y un negocio próspero.

2. Dakota es su hija adolescente, una chica alegre, con la inocencia de su edad pero que quiere comerse el mundo y dedicarse a la pastelería

3. Anita, la mejor amiga de Georgia, una mujer que podría ser su madre, del Nueva York adinerado, y que ha sido el apoyo de Georgia los últimos años.

4. Peri trabaja en la tienda para conseguir algo de dinero mientras diseña sus bolsos

5. Lucy que quiere ser madre

6. Darwin que está preparando una tesis doctoral sobre cómo condiciona este tipo de agrupaciones de mujeres en torno a las labores. Es pésima haciendo punto.

7. KC es una abogada frenética, y que va al club más por desestresar que para hacer punto, pues es un desastre.

8. Cat, un personaje que tiene un tanto de misterio y que encarga un vestido a Georgia

El libro no tiene mucha miga, tiene un ritmo lento en el que se nos va presentando a todo este reparto coral de personajes por medio de sus encuentros los viernes en la tienda de lanas. Es el deparar del día a día de las protagonistas. Por supuesto cobran más importancia Georgia y Dakota, pero ellas no serían lo que son sin sus amigas del club.

Sin embargo, hacia el final del libro, de repente sí que se acelera la historia, y es lo que me sorprendió. Puede parecer un libro sin contenido, pero es un dramón. Y la historia no acaba con el libro, sino que hay otros dos más:

El club de los viernes se reúne de nuevo

1_el-club-de-los-viernes-se-reune-de-nuevo-Y Celebración en el club de los viernes

portada-celebracion-en-el-club-de-los-v

No os quiero reventar la historia, así que aparte de lo que os he comentado de los personajes, tan sólo os puedo decir que es una trilogía recomendable, a mí por lo menos me gustó, creo que refleja a una sociedad, con mujeres de diferentes edades, de distintos estratos sociales, con diversas aspiraciones… tenemos a la adolescente, a la jubilada, a las treintañeras, a las de cuarenta, a las de cincuenta, a las que son madres, las que quieren serlo, la mujer empresaria, la que intenta crear su propio negocio, la estudiante, la soñadora…

Quizá el mejor de todos sea el primero, sobre todo por el giro que tiene hacia el final, pero los siguientes libros con sus reencuentros también tienen su punto de misterio, de descubrir cómo han ido evolucionando los personajes, cómo salen adelante pese a las zancadillas que se encuentran en el camino. De lo importante que son las amistades, la familia…

No son unos libros imprescindibles, obras literarias por excelencia, pero te hacen pasar un buen rato adentrándote en el mundo del punto y de cómo tejen su vida estas mujeres.

La elegancia del erizo de Muriel Barbery

El libro del que os vengo a hablar hoy no deja indiferente a nadie. O te encanta, o lo odias… A mí personalmente me gustó mucho, me engancharon los personajes, la historia… es un poco como Amelie.

la-elegancia-del-erizo

Narra la historia de Renée, una portera viuda en un bloque burgués de París, que da una imagen de eso, de portera, señora mayor, inculta, simple… Sin embargo, es todo fachada, lo hace para pasar desapercibida, en sus ratos libres lee libros de filosofía o grandes novelas rusas de principios del s.XX (tiene un gato que se llama León por Tólstoi), le apasiona el arte holandés o la música clásica.

Por otro lado tenemos al personaje de Paloma, una niña rica de 12 años que disconforme con el mundo que la rodea, apasionada por Japón y su cultura, y tremendamente inteligente, decide que el día que cumpla 13 años se suicidirá.Tiene dos gatos, Parlamento y Constitución, sus nombres reflejan la personalidad de Paloma.

Ambas historias se intercalarán a lo largo de la novela y juntas descubrirán el gusto por las pequeñas cosas, también con la ayuda de Ozu, el nuevo inquilino de nacionalidad japonesa que llega al edificio (curiosamente, también tiene gatos como mascota, Kitty y Levin, nombres tomados de la novela Anna Karenina de Tólstoi).

No faltan los personajes secundarios, pero no aportan mucho a la novela, salvo para recalcar la fachada de la portera, o la postura de la niña con respecto a su idea de querer suicidarse, ve a los adultos como seres vacíos, que siguen una rutina, que no piensan, que son moldeables. Y ella no quiere ser así.

La elegancia del erizo nos revela positividad. Aunque partimos de que Paloma se quiere suicidar, a lo largo de la novela veremos lo contrario, cómo se busca la felicidad por medio de la amistad, el arte o la cultura. Es un himno a la vida, a cambiar lo que no te gusta y disfrutar de los pequeños placeres que nos rodean.

Es un relato agridulce que hace reflexionar entre sonrisas y disparatados momentos. Es una forma de criticar la sociedad, las costumbres por medio de los dos personajes principales que se enfrentan a un mundo que no les gusta de dos formas totalmente distintas.

No es una novela muy larga, por lo que se lee en nada. Siempre y cuando te enganche, ya os digo que conozco gente que la ha dejado a las 50 páginas, y otra que, como yo, se la ha ventilado en apenas 3 días. Si la empezáis y no sentís que la historia os atrapa, dadle una oportunidad, porque merece la pena. Está cargada de ironía, de sarcasmo, de pensamientos interesantes, de unos personajes que parecen sacados de las obras de Valle-Inclán. A mí me encantó y desde aquí os animo a que la anotéis como “libros para leer”.

Ah, por cierto, causó tal impacto en Francia, que también tiene su película (como por ejemplo El niño con el pijama de rayas). Aunque me quedo con el libro, como me suele pasar.

Película

El niño del pijama de rayas, de John Boyne

Seguimos con recomendaciones literarias. Esta vez os traigo un libro algo más corto que los anteriores, pero no por ello menos interesante o significativo, ya que concentra una buena dosis de reflexión en sus páginas.

El_niño_con_el_pijama_de_rayas

La novela se centra en vida de Bruno, el hijo de nueve años de un militar nazi, que deja Berlín para mudarse con sus padres a Auschwitz. Un día sale a jugar, a explorar los alrededores de su nueva casa y entablará amistad con Shmuel, que vive al otro lado de una verja y que viste un pijama de rayas. Claramente, su nuevo amigo es un judío, pero Bruno, como niño que es, nos narra la historia desde una perspectiva inocente, mientras va descubriendo los terribles acontecimientos por los que ha pasado su amigo del pijama desde su deportación hasta su vida al otro lado de la reja.

En un principio puede parecer una novela infantil, con dos niños como protagonistas, pero el trasfondo histórico, lo que todos sabemos que pasó tras esas vallas es tremendamente desgarrador. Aunque conozco casos de profesores de primaria que han dedicado unas semanas a leer el libro en clase con sus alumnos de últimos cursos, en parte como refuerzo de lectura, y también para explicar el Holocausto.

Leí el libro hace unos años y lo acabé enseguida, engancha muchísimo, y el hecho de haber visitado un campo de concentración con anterioridad, creo que me hizo ver la historia de otra forma. Aprovechando el puente de mayo de 2005, los parejos nos fuimos a Alemania a visitar a Corpa a Münster, donde estaba becada como lectora de español en un instituto. Pasamos unos días con ella y después alquilamos un coche e hicimos una ruta por la Selva Negra y varias ciudades de Baviera como Nürnberg, Augsburg, Bamberg o Múnich.

Y de camino a esta última, el gps del coche nos indicaba que había un punto de interés próximo a nuestra ruta, así que decidimos pasar por él ya que estábamos, pero siempre que intentábamos acercarnos a él, encontrábamos una calle cortada, indicaciones de recorrido alternativo… y seguíamos sin saber qué era, y por qué nos costaba tanto llegar a él. Finalmente se me encendió una bombilla y me acordé de que aquellas letras KZ indicaban que estábamos cerca de un Campo de Concentración (Konzentrationslager), en concreto en Dachau, y aunque suene macabro, nos pareció que no nos podíamos ir sin verlo.

KZ

Hay gente que nos ha mirado con cara rara por estar de vacaciones y entrar en un Campo de Concentración, que siente repelús, que le da “yuyu” y que opina que no iría, pero yo lo recomiendo. Es toda una experiencia que te hace reflexionar.

Así que aparcamos y atravesamos las famosas vallas de Arbeit macht frei.

Arbeit Macht Frei

Sólo cruzarlas te trasporta a otro estado, uno de silencio, de reflexión, de escalofríos.

Dachau 3

He de decir que hacía calor, típico día soleado de mayo, pero sólo entrar te hace tiritar, y cuando accedes a la cámara de gas, a los barracones con esas literas minúsculas apiladas unas junto a otras…

literas

cámara de gas

por no hablar de los crematorios…

crematorio

crematorio 2

No te salen las palabras, casi te dan ganas de llorar del nudo que se te pone en la garganta… recordé aquellas fotos de los libros de texto de Historia del colegio a los que apenas presté atención, la película La lista de Schindler que me pusieron en el instituto, la documentación, trabajos y lecturas de Filología Alemana. Pero lo que recuerdas no se te parece nada a lo que ves, lo que sientes. Y la gente a tu alrededor está igual, había alemanes mirando las duchas en la cámara de gas, parados, en silencio, las manos a la espalda, reflexionando… Pero sobre todo, recuerdo a familias completas de judíos paseando con sus trajes negros, sus barbas, y si para mí fue duro, no quiero pensar cómo era para ellos pasear por allí. Y es que además, ya casi a la salida descubrimos el motivo de que hubiera tanta gente paseando por allí, calles cortadas y demás, y es que era el 60º aniversario de la liberación de ese campo en concreto, y estaban de puertas abiertas. Así que mucha gente aprovechó el día para dar una mirada atrás.

Dachau 2

Dachau

En fin, suena macabro, pero es parte de la historia y me parece muy interesante pasear por allí, palpar de cerca el ambiente, me alegro de haberlo visitado y guardar esos momentos en mi retina y recuerdos. De hecho, en un viaje en diciembre de 2009 a Múnich con mi hermano y otro amigo, estuve tentada de volver, pero finalmente sólo fueron ellos dos, y estuvieron allí 6 horas recorriéndolo, con eso os lo digo todo. Las fotos que ilustran este post son suyas.

Así que, cuando un poco más tarde leí el libro, (que era de lo que yo venía a hablar en origen), podéis imaginar cómo me afectó. Lo leí imaginándome esas literas, las instalaciones, la gravilla, las vallas… para mí el niño del pijama a rayas no estaba en Auschwitz, sino en Dachau. Es una novela dramática en toda regla, pero muy recomendable, es de esos libros que te marcan.

Y ha tenido tan buena acogida, que tiene su versión cinematográfica, bastante buena, he de decir. Aunque me gustó más el libro. Las películas te imponen las imágenes en un segundo, mientras que en el libro tardas unas páginas en configurar el espacio, la situación…

Película

¿Conocíais el libro? ¿La película? ¿Lo habéis leído?

El corazón helado de Almudena Grandes

Soy lectora empedernida y según termino un libro, comienzo otro, pero últimamente hay crisis literaria, sólo parece haber literatura erótica en la línea de las Cincuenta sombras de Grey. Así que me es cada vez más difícil encontrar un libro nuevo que empezar. Y más cuando acabas uno tan bueno como los de El cumpleaños Secreto de Kate Morton, o como El tiempo entre Costuras de María Dueñas. Tengo libros en la recámara, pero no siempre es el momento para ellos. Y tengo atravesado Cuando pase tu ira de Åsa Larsson, pero no me gusta dejar un libro a medias, y encima es el cuarto de una serie, así que me da más rabia todavía.

Pero hoy os quiero hablar de un libro que me leí hace ya algunos años y que me encantó. Creo que se lo regalaron a mi madre por un cumpleaños. Como habréis deducido por el título de la entrada, se trata de El corazón helado, de Almudena Grandes.

el-corazc3b3n-helado-01

El argumento que nos adelantan en la contraportada es el siguiente: El día de su muerte, Julio Carrión, poderoso hombre de negocios cuya fortuna se remonta a los años del franquismo, deja a sus hijos una sustanciosa herencia pero también muchos puntos oscuros de su pasado y de su experiencia en la Guerra Civil y en la División Azul.

En su entierro, en febrero de 2005, su hijo Álvaro, el único que no ha querido dedicarse a los negocios familiares, se sorprende por la presencia de una mujer joven y atractiva, a la que nadie había visto antes y que parece delatar aspectos desconocidos de la vida íntima de su padre. Raquel Fernández Perea, por su parte, hija y nieta de exiliados en Francia, lo sabe en cambio casi todo sobre el pasado de sus progenitores y abuelos, a los que ha preguntado sobre su experiencia de la guerra y del exilio. Para ella sólo una historia permane-ce sin aclarar: la de una tarde en que acompañó a su abuelo, recién regresado a Madrid, y visitaron a unos desconocidos con los que intuyó que existía una deuda pendiente.

Álvaro y Raquel están condenados a encontrarse porque sus respectivas historias familiares, que son también la historia de muchas familias en España, desde la Guerra Civil hasta la Transición, forman parte de sí mismos y explican además sus orígenes, su presente. También porque, sin saberlo, se sentirán atraídos sin remedio. Con El corazón helado Almudena Grandes nos entrega sin duda su novela más ambiciosa, en la que traza a través de dos familias un panorama emocionante de la historia reciente de nuestro país, y también del conflicto de las nuevas generaciones con la memoria.

La novela se divide en 3 partes: El corazón, El hielo y El corazón helado. Durante toda la novela vamos conociendo poco a poco los personajes, a veces de forma liosa por todos los acontecimientos que van ocurriendo, por los saltos temporales, los recuerdos, por las narraciones de cada uno de los dos protagonistas, de la vida de cada uno de los dos, de Álvaro de entorno falangista y de Raquel con otra perspectiva de una familia republicana que huyó a Francia. Mientras tanto, poco a poco se va tejiendo una tela de araña entre las dos familias, con varios hilos argumentativos, personajes y sus historias que aparecen y dan un giro a cada acontecimiento dejando al lector queriendo saber más.

Recuerdo la novela muy bien hilada, con unos personajes muy completos, atrayentes, te pones en su piel. A pesar de tener más de 900 páginas se lee muy rápida puesto que cada capítulo es una adivinanza más, una intriga, una duda. Poco a poco se configuran los personajes, la historia y el lector descubre la verdad tras estos dos árboles genealógicos que se cruzaron en un momento décadas atrás.

Generalmente prefiero novela policiaca y contemporánea, y supongo que es lo que me enganchó de esta novela, ya que aunque vuelve los pasos al pasado, a la Guerra Civil y años posteriores, el presente, el ahora, entre Álvaro y Raquel también es importante. Ellos son lo que son debido a los secretos, traiciones, engaños y artimañas de sus antepasados.

Poco más puedo decir, no voy a poder plasmar todo lo que transmite la novela; esos personajes, esos sentimientos, esa intriga, esa ansiedad… Tan sólo os quiero decir que si estáis en un momento en el que no sabéis qué leer, o qué libro regalar: aquí tenéis uno de los grandes. Afortunados aquellos que no os lo habéis leído porque tenéis un mundo nuevo que descubrir entre sus hojas.

¡Buena lectura!

Jamie Oliver: Libros, recetas y consejos de aprovechamiento

Hace tiempo ya os hablé de algunos regalos de cumpleaños: la ropa de las rancias, un par de cosillas de Yves Rocher y una colonia, pero tenía pendiente de compartir con vosotros un par de libros de cocina que me regaló mi hermano, muy cocinillas él también.

Se trata de dos libros de Jamie Oliver. ¿Quién es este Jamie? Pues un cocinero inglés que empezó con un programa de cocina en la BBC en el que mostraba a los ingleses que comer no es lo que ellos hacen, sino que hay una manera más nutritiva y divertida. Basa sus recetas en la cocina mediterránea, sobre todo italiana porque trabajó con Gennaro Contaldo en su restaurante, y en la occidental. Aunque no faltan las típicas tartas inglesas. Por supuesto, recurre mucho a las especias, y además, le saca el punto positivo, ya que le da sabor a las comidas sin tener que recurrir a salsas más calóricas.

Se ha convertido en todo un fenómeno y está montado en el dólar. Empezó en el 98 con The Naked Chef y le siguieron otros programas como Jamie’s Kitchen, Jamie’s School Dinners, Jamie at Home, Jamie’s 30 minute meals o Jamie’s 15 minute meals entre otros. Tiene canal en Youtube donde publica recetas, trucos, también aplicaciones para móvil, juegos para la Nintendo DS y libros, que es de lo que os vengo a hablar hoy. LibrosLos dos libros que me regaló mi hermano son el de recetas de 15 minutos y el de recetas de aprovechamiento basado en su nuevo programa Save with Jamie.

En el primero de ellos,  Jamie’s 15 minute meals, muestra que no hay excusa para no comer bien porque no tenemos tiempo. Básicamente explica que lo importante es organizarse y cocinar varias cosas a la vez como por ejemplo poner a hervir agua mientras hacemos la carne que tarda más, la importancia del aceite de oliva en vez de mantequilla, las especias o un yogur natural en lugar de la mayonesa…

 Jamie’s 15 minute meals

Aparte de recetas, también hay páginas en las que nos muestra fotos de su vida, de sus hijas, de su huerto, de sus día a día… un poco un instagram, si queréis. Y es que, como ya hemos dicho muchas veces, somos lo que comemos, y el comer bien nos hará sentir mejor, él educa a sus hijos en una buena alimentación, desde que se siembra hasta que nos lo llevamos a la boca. Y los hace partícipes de cada momento.

A veces da consejos que dices “¡Pues claaaaaaaaro! Como toda la vida, ni que estuvieras descubriendo América”, pero es que están enfocados al público inglés y a sus costumbres alimentarias, y a ti ni se te ocurriría hacerlo de otra forma de la que él recomienda, que es el modo mediterráneo, el de siempre. Pero aún así es muy recomendable, se pueden aprender truquillos, optimización del tiempo, cómo sacar partido a los sabores… y también para salir de la rutina, que yo misma miro mil recetas, cojo ideas, voy probando, pero llega un momento en que vuelves a sota, caballo y rey y te tienes que reinventar. Así que no vendrá mal para esos días en los que te plantas delante de la nevera con la mente vacía de ideas.

Save with JamiePor otro lado, Save with Jamie está enfocado a concienciar sobre el despilfarro de la comida bajo 3 premisas:

1. Compra con cabeza porque es preferible comprar poco a poco, alimentos de temporada, a ir almacenando productos frescos que se nos pondrán malos o perderán sus propiedades. Cuanto más cerca esté la ingestión de la recogida de la huerta, mucho mejor, más nutrientes tendrá. Y para carne y pescado, lo mismo, cuanto más fresco, mejor. Así que es recomendable hacerse una idea de lo que queremos cocinar los siguientes días, ver qué nos ofrece el mercado y echar cálculos antes de cargar. Sería útil programar un menú semanal, por ejemplo y llevar una lista.

2. Cocina de forma inteligente porque así sacaremos más provecho de los alimentos. Bien sea por sacar varios platos de un mismo alimento, por cocinar todo de una vez y congelar la mitad… en fin, aprovechar al máximo. Y no sólo los alimentos, sino también gastar menos electricidad, menos tiempo… Por ejemplo, habría que guardar los platos en la nevera una vez que ya tienen temperatura ambiente, no cuando aún están calientes, guardar las sobras en recipientes herméticos para que se conserven bien, hacer las propias conservas, postres, reutilizar sobras como el pan del día anterior para tostadas de hoy, o sacar una nueva receta. Todo cuenta.

3. Desperdiciar menos. Este es un punto muy importante, si se compra lo justo y necesario y se cocina siguiendo las pautas, en teoría podemos pensar que no vamos a desperdiciar, pero es que aún así, siempre podemos sacar más ventajas. Como por ejemplo usar el agua en el que cocemos la verdura, patatas, huevos… para regar las plantas. Yo lo reutilizo con mis aloes para que crezcan ahí potentes. Si tenemos huerto, podemos usar pieles y restos orgánicos para hacer abono para las plantas.

Un programa y un libro muy indicados para la época de crisis en la que vivimos que cada céntimo cuenta. Supongo que se lanzó a crear esta nueva saga por las nuevas estadísticas en las que se decía que los Británicos desperdiciaban lo equivalente a 6 comidas a la semana. Y parece que hay una concienciación. En esta web dan también unas pautas para seguir las mismas premisas para desperdiciar menos.

En fin, unos trucos que muchos ya seguimos, pero que parece que aún así se tira mucha comida por una mala gestión. A veces son los supermercados, otras veces los usuarios, y parece que poco a poco nos vamos buscando soluciones, no sólo en Reino Unido, sino también en España, que somos el 8º país que más comida desperdicia. Es alarmante, no sólo por los tiempos que corren, sino porque debería hacerse siempre, en época de vacas gordas, y en la de flacas. Para concienciar sobre este hecho, el Ministerio de Agricultura, junto a Unilever, han presentado una Guía contra el Desperdicio que recoge consejos similares a las que indica Jamie.  Unos consejos que tampoco vienen mal en estos días con comidas copiosas en las que se nos va la mano a la hora de medir cantidades.

En fin, reflexión aparte, me encantó el regalo e intentaré probar a hacer recetas que incluyen para renovarme y prometo compartirlas con vosotros.

El tiempo entre costuras de María Dueñas

Hoy vuelvo a hablaros de libros. Del último que me he leído: El tiempo entre costuras. Era uno de esos libros que tenía a la espera, de esos que te recomiendan, de los que todo el mundo te habla bien, pero que no encuentras tiempo. Y ahora, con la emisión de la serie en Antena 3, o me lo leía, o me lo iban a destripar con tanto anuncio. Así que me puse a ello y me lo leí en apenas una semana. Así que ya os adelanto que me enganchó y que me gustó mucho.

El tiempo entre costuras portadaEn la contraportada nos resumen la historia así : La joven modista Sira Quiroga abandona Madrid en los meses previos al alzamiento, arrastrada por el amor desbocado hacia un hombre a quien apenas conoce. Juntos se instalan en Tánger, una ciudad mundana, exótica y vibrante donde todo lo impensable puede hacerse realidad. Incluso, la traición y el abandono. Sola y acuciada por deudas ajenas, Sira se traslada a Tetuán, la capital del Protectorado español en Marruecos. Con argucias inconfesables y ayudada por amistades de reputación dudosa, forja una nueva identidad y logra poner en marcha un selecto atelier en el que atiende a clientas de orígenes remotos y presentes insospechados. A partir de entonces, con la contienda española recién terminada y la europea a punto de comenzar, el destino de la protagonista queda ligado a un puñado de personajes históricos entre los que destacan Juan Luis Beigbeder —el enigmático y escasamente conocido ministro de Asuntos Exteriores del primer franquismo—, su amante, la excéntrica Rosalinda Fox, y el agregado naval Alan Hillgarth, jefe de la inteligencia británica en España durante la segunda guerra mundial. Entre todos ellos la empujarán hacia un arriesgado compromiso en el que las telas, las puntadas y los patrones de su oficio se convertirán en la fachada visible de algo mucho más turbio y peligroso.

Es una historia con muchas pequeñas historias dentro. Tenemos la de la infancia de Sira, una época anterior a la Guerra Civil, en la que, como tantos otros niños de su época, deja de estudiar para ponerse a trabajar. En este caso en el mismo taller de costura en el que lo hace su madre. Empezará como niña de los recados, como aprendiza, y poco a poco pasará a hacer pespuntes, ojales, coser botones… hasta que a medida que va creciendo, se convertirá también en costurera. Es una novela costumbrista, en la que conocemos cómo era el día a día de aquellos madrileños de los barrios menos pudientes, sin más aspiración que el día siguiente. Sira es un ejemplo de ello, trabaja en el taller y comienza a preparar su boda con Ignacio, un novio de provincia que llega a Madrid para opositar a funcionario. Pero de repente, conocerá a Ramiro, descubrirá el amor de verdad y abandonará Madrid y España para comenzar una nueva vida en Tánger.

Pero la historia de amor no tiene un final feliz y la vida de Sira dará un giro a la vez que estalla la Guerra Civil en julio de 1936, la protagonista tendrá que reinventarse, atrás quedó la niña inocente de aquel Madrid, sin poder volver a casa tendrá que madurar de golpe. Y aquí es donde empieza una trama en la que vivimos los años de la Guerra desde fuera, pero a la vez siguiendo los acontecimientos, los nombramientos y descalabros políticos y un poco más de los tejemanejes y acuerdos de aquella época con una España hecha cenizas y una Europa que se metía en una Segunda Guerra Mundial.

Yo no soy mucho de novela histórica, nunca me ha atraído mucho la Historia, me quedaba como asignatura en el instituto y me aburre. Es difícil que un libro con tanta política, datos, fechas y personajes reales me enganche. Sin embargo, María Dueñas se ha documentado muy bien y ha sabido introducir los acontecimientos históricos a través de unos personajes secundarios muy bien definidos e hilados en el trascurso de la vida de Sira. Y que necesitas saber quiénes son, qué aportan en el momento para entender en qué posición se encuentra la protagonista. La Guerra Civil está ahí, entre las páginas del libro, al igual que los acontecimientos previos a la Segunda Guerra Mundial, pero lo que engancha es ese mundo entre costuras de la modista, esas decisiones, esos errores que comete, el cómo sale adelante, cómo se reinventa a sí misma, cómo lucha con una mano delante y otra detrás…

epubAl comienzo me costó algo seguir la prosa de la escritora, puesto que es la propia Sira quien cuenta la historia de su vida, y claro, al principio es poco minuciosa, apenas te enteras de que tiene novio cuando te dice que se va a casar… pero poco a poco vas notando que esos primeros años te sirven para ponerte en situación, que lo importante viene a partir de su vida en Marruecos, y aunque hay pasajes espesos en los que te relata cargos militares o acontecimientos históricos, sabes que te va aportar algo a la aventura de Sira y no puedes parar de leer. Es totalmente comprensible que se convirtiera en todo un best seller y que se haya querido adaptar a serie de televisión. Serie que será mi próxima parada, a ver si está tan bien adaptada y rodada como comentan. Ya os diré si cumple con mis expectativas.

Y vosotros, ¿habéis leído el libro? ¿Os gustó?

El cumpleaños secreto de Kate Morton

Estoy triste. Hace unos días me acabé El cumpleaños secreto de Kate Morton, y como siempre me pasa con los libros de esta autora (bueno, menos con el de Las horas distantes) después me quedo con un gran vacío. Que se supone que es lo que te deja toda buena obra.

El-cumpleaños-secreto

Cuando estás leyendo a Kate Morton la historia te atrapa, los personajes, los cambios de fechas, los distintos narradores, la acción, las sorpresas, los descubrimientos… y de repente ¡ZAS! Un acontecimiento que lo une todo, cierra la historia, la intriga, y te deja con la boca abierta, asimilando los acontecimientos, incluso releyendo algún capítulo para atar cabos o buscar algo que parece que se te escapó. Y después, la reflexión, sobre la historia, sobre los personajes… Una delicia de escritora que nos va dando datos con cuentagotas, desde cada uno de los protagonistas, desde cada una de sus épocas (tres), hasta  tejer una tela de araña perfectamente cosida.

La historia tiene un punto de partida en 1959, con Laurel escondida en la casa del árbol soñando despierta mientras su familia está de picnic. Y de repente, será testigo de un trágico suceso. Por otro lado, tenemos a la misma protagonista, ya en 2011 convertida en actriz de renombre y que vuelve a la casa de la infancia pues su madre está muy enferma y sus últimos días se acercan. A raíz de ahí, el pasado no dejará de venirle a la mente e intentará desentramar aquel acontecimiento de su adolescencia buceando a través de los recuerdos de su madre, intentando averiguar quién era Dorothy antes de ser esposa y madre, una mujer totalmente desconocida para ella . Para ello, viajaremos al Londres de la Segunda Guerra Mundial y conoceremos a Dolly, Jimmy y Vivien.

Y aquí es cuando comienza lo interesante, Laurel intentando descubrir quién era su madre, qué desencadenó aquel suceso en su adolescencia, el lector descubriendo otros personajes que no sabe muy bien qué pintan, detalles, pinceladas, descubrimientos, intriga… Y todo para llegar poco a poco a cerrar el círculo, la historia, el drama.

En fin, una gran novela que no te deja para nada insensible, tiene parte de romance, intriga, traiciones, venganzas, odios, veneraciones, de giros inesperados… nada es lo que parece, y es que toda historia tiene varios puntos de vista, tantos como personajes intervengan. Os animo a leerlo, al igual que el resto de sus obras.

La Casa de Riverton – Kate Morton

Voy a seguir recomendando libros de esta escritora, y es que ya os dije que me encantó el primer libro de ella, y cuando me gusta un autor, voy a por su bibliografía. De nuevo es un libro ágil y sencillo, que se lee bastante rápido y de nuevo, siguiendo el estilo de Morton, nos encontramos una historia narrada en dos tiempos. Esta vez el misterio en vez de estar en un jardín, lo tenemos en una casa.

La casa de RivertonEn La Casa de Riverton la historia nos adentra en una fiesta de la alta sociedad en Riverton Manor, en el verano de 1924. Parece un gran acontecimiento, todo el mundo festejando, con sus mejores galas, en una gran mansión a orillas de un lago… pero de repente un joven poeta se quita la vida. Y a partir de entonces, las dos hermanas Hartford, que estaban en el trágico suceso, dejan de hablarse.

Años más tarde, en 1999 Grace Bradley recibe una visita en su residencia de una directora de cine que está rodando una película sobre el poeta y su suicidio. La anciana de 98 años fue doncella en Riverton Manor y por eso la directora cree que podrá ser de utilidad para que revise el guión y dé el visto buenos sobre la autenticidad de los acontecimientos y recreación de escenarios y vestuarios. Y si además consigue sacarle algún secretillo, mejor que mejor, no?

Este encuentro será el punto de partida para abrir la caja de los recuerdos y fantasmas que Grace había dejado atrás. De nuevo es una historia con saltos, pero al menos son sólo dos líneas temporales, y como en El Jardín Olvidado, la verdadera historia está en el pasado, en 1924, son los personajes verdaderamente importantes. No falta tampoco la historia familiar, las intrigas, los misterios, los muertos, los fantasmas…

Al igual que con el anterior, no os puedo contar mucho más, sólo deciros que os animéis a leerlo, merece la pena.

El jardín olvidado – Kate Morton

Hoy, bordes, seguimos con las recomendaciones bibliográficas, que sé que muchos de vosotros ahora estáis preparando las vacaciones y buscáis un libro rápido y ágil que llevar de vacaciones, que enganche pero que podamos dejar de lado para darnos un bañito, vamos, que no te pierdas cuando lo vuelvas a retomar.

El jardín olvidadoBien, pues El Jardín olvidado, de Kate Morton, cumple estos requisitos. Llegó a mis manos hace un par de años, como regalo de cumpleaños, y fue todo un acierto. Me lo ventilé en 15 días y eso que tiene 544 páginas. Pero es que la novela engancha, te mantiene en vilo, te encandila.

La historia tiene varios narradores, por un lado estaremos en 1913, en vísperas de la Primera Guerra Mundial, y nos centramos en una niña que es abandonada en un barco a Australia. Por otro lado estamos en la noche en que Nell O’Connor cumple 21 años y descubre que es adoptada. Y finalmente, tenemos a la nieta de Nell en la actualidad (2005) uniendo piezas.

Es difícil hablaros del argumento sin destripar nada, pero bueno, en la contraportada ya nos adelantan algo, así que…

Casandra, la nieta de Nell, recibe una herencia a la muerte de su abuela: una cabaña y su jardín en Cornualles. La joven no entiende qué tiene que ver con su abuela, ya que ella siempre ha estado en Australia, qué es eso de una casita en Inglaterra… y ahí que empieza el viaje de descubrimiento de una historia familiar. Es una novela de misterio, no tipo thriller, sino de ir pasito a pasito, uniendo piezas, levantando cartas. Sin embargo, aunque parezca que es Casandra la que las une, en realidad nos centramos más en 1913 y 1975 que en la actualidad, quizá por ahí tiene ramalazo de novela histórica o incluso victoriana, pero al tener el hilo conductor del presente le da un punto diferente.

Al principio parece algo difícil de seguir, tened en cuenta que nos encontramos un capítulo que habla de una niña, otro de una joven de 21 años y otro en la actualidad… hay que fijarse bien en la fecha antes de comenzar a leer el capítulo, pero están muy bien entretejidos, la historia está muy bien hilada, y ya os digo que engancha. Tanto, que no paro de recomendarlo, a la rubita por ejemplo también le encantó, y de hecho, en cuanto tuve el kindle unos meses después, los primeros libros que añadí fueron otros dos de esta escritora, pero eso para otro post.

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.