La pirámide alimentaria

Vaya por delante que no soy nutricionista ni experta en el tema. Pero como consumidora o como ser humano que se alimenta, cada vez me planteo más dudas sobre si lo estaré haciendo bien o estaré quitándome años de salud. Así que aquí traigo mis reflexiones de andar por casa, porque lo que un día parece dogma, al día siguiente es mito.

Voy a empezar por lo más básico: La pirámide alimentaria.

Pirámide

Creo recordar de cuando estudiabámos nutrición en Ciencias Naturales en el cole (aquí se ve que hice la EGB y que ya voy teniendo una edad) que abajo del todo estaban los cereales, harinas y lácteos, dando así a entender que era algo que había que comer a diario. Sin embargo, con el paso del tiempo esto ha cambiado y ahora lo que tenemos en primera instancia son frutas y verduras. Me viene a la mente el mensaje de “5 al día”. El problema es que las bases sobre una alimentación equilibrada no cambian al son que tocan los avances científicos y al final, al consumidor no toda la información que le llega es limpia y uno ya no sabe qué creer ni qué comer.

Se va avanzando en la ciencia y en los estudios y parece estar claro que las frutas y verduras previenen enfermedades cardiovasculares gracias a que son ricas en fibra y tienen antioxidantes. O que es preferible que tanto cereales como pastas sean integrales. Ahora los huevos están en 3-4 raciones a la semana cuando se los ha demonizado tanto, la carne roja ya no es tan recomendable. Y aparece la recomendación de la actividad física diaria. Pero claro, cuando interiorizas algo tanto, después es difícil cambiar las costumbres. Lo que antes era bueno, ahora no lo es tanto y viceversa. Así que nos volvemos locos. ¿Y si lo que nos recomiendan hoy como lo “correcto” dentro de unos años es una horrible elección como cuando ahora echamos la vista atrás?

Así que, dudas que me surgen:

Cereales. Están muy abajo en la pirámide, me parecen muchas raciones al día, la verdad. Y no sé muy bien a qué se refiere con cereales. ¿Hablamos del arroz y sus primos hermanos o hablamos de los cereales de desayuno y galletería? Porque no es lo mismo, pero parece que van en el mismo pack. Y me viene a la cabeza una teoría conspiratoria de la industria de productos de desayuno (no voy a entrar ahí, porque me extendería mucho, lo dejo para otro día, porque tiene miga la cosa). Pero a lo mejor es que yo soy un poco malpensada…

Lácteos: Esto es una batalla personal. Y es que la leche no me ha gustado nunca. De pequeña me obligaban a desayunarla, como a todo el mundo, supongo, porque estaba aquel dogma de que la leche era el alimento más completo, que si el calcio, que si las proteínas… pero no soporto su olor ni su sabor, así que fui probando que si leche de canela, que si batidos de vainilla, que si el café con leche cuando era algo más mayor, después el té… Y al final, he decidido que ya está bien. No me gusta, no la voy a tomar. ¿Que tiene calcio? Pues comeré otros alimentos que lo contengan (espinacas, legumbres, frutos secos, sardinas, anchoas…) y lo mismo con la proteína (100g de leche suponen 3-3.5g de proteína… una miseria, vamos), minerales o lo que se suponga que lleva. Y digo se suponga porque la calidad de la leche que nos llega hoy en día no es como la que se consumía hace 40 años cuando se iba a la lechería a por ella. Pero es que además, no está tan demostrado que la ingesta de calcio nos lleve a una mejor salud ósea.

Pero igual que hay defensores acérrimos de la leche y sus propiedades, hay quien no toma leche porque dice que el ser humano es el único animal que toma leche tras la lactancia y va contra natura o que nuestro cuerpo no está preparado para procesar la lactosa… Opiniones para todos los gustos. Pero no hay nada claro que nos diga qué es lo mejor. Y digo yo, ¿si no está tan claro que consumir dos o tres raciones de lácteos sea tan bueno, cómo es que se sigue recomendando tanto? ¿Tendrá algo que ver la industria láctea?

¿Os imaginais que repente dejáramos de desayunar leche y galletas/cereales/bollería? La de empresas que están ahí detrás… ¿qué pasaría con el colacao aka “El desayuno de los campeones“? Más paranoias mías.En resumen, en general los lácteos, salvo que mi padre haga arroz con leche o flanes, o me dé por la repostería, no entran en mi dieta. No suelo tomar yogures, natillas o similares. También por gusto, nunca fueron santo de mi devoción. Hoy en día ni los compro. Lo que sí tomo es queso, que sí me gusta. Y por cierto, la última revisión médica apuntaba a unos niveles dentro de los parámetros de calcio.

Carnes: Aquí hay muchos mitos. Que si no comes carne no obtienes todas las proteínas necesarias, que si comes mucha carne tendrás riesgo de enfermedades cardiovasculares… Que si mejor el pollo que el cerdo, que si el pollo está hormonado… En fin, de nuevo que no sabe una qué comer. Yo, ya lo he dicho más de una vez, no como mucha carne. En parte porque tampoco he sido muy carnívora (no me gusta la ternera, por ejemplo, algo que parece ser un crimen) y en parte porque ahora al convivir con alguien que no come carne, no me abastezco de mucha en la compra semanal. Aún así, me parece una barbaridad ingerir carne dos veces al día como pone en la pirámide. Cada vez hay más estudios que demuestran que es más sana la proteína del pescado (además del famoso omega-3) que de la carne. O que se puede obtener proteína de las legumbres y los huevos, o de las semillas y frutos secos (sin tostar). Además, cuanta más variedad de alimentos, más riqueza de nutrientes y vitaminas que tomamos de ellos, ¿no? Por cierto, a los vegetarianos no se les acaba el mundo porque no coman alimentos de origen animal. Hay una gran variedad de opciones para elegir.

Huevos: Durante años y años se decía aquello de que no era bueno comer más de 3 huevos a lo largo de la semana porque las yemas eran ricas en colesterol y que ello nos provocaría una suvida de estos niveles. Una recomendación que venía de Estados Unidos, por cierto. Recuerdo los desayunos buffet en hoteles y teniendo que evitarlos a pesar de que me apetecieran en cualquiera de sus versiones (cocidos, fritos, revueltos). Sin embargo, hoy en día esta afirmación ha cambiado y resulta que lo que influye son las grasas saturadas (supongo que el bacon que acompañaba los huevos), el sedentarismo, la genética, el alcohol y el tabaco. Ya que de los 200 mg que puede tener una yema de un huevo, sólo se absorvería el 15% del colesterol. De forma que ahora se ha determinado que lejos de ser perjudiciales para la salud, son uno de los alimentos más nutritivos porque contiene todos los aminoácidos esenciales, vitaminas y minerales. Además, no son muy calóricos, 70 calorías. Así que ahora es saludable comer uno al día.

Alcohol: Venimos de una tradición cultural en la que todo se hace alrededor de comida y bebida. La cañita de después de trabajar, el vinito con un poco de jamón, que si el aperitivo del fin de semana, que si las copas con los amigos… Antes se decía que una copa de vino al día era bueno para la salud. Así lo lleva haciendo mi abuelo toda la vida. Ahora parece ser que ya no es que sea bueno para la salud, sino que es compatible con una dieta saludable. Vamos, que porque te tomes una cerveza o un vasito de vino al día, no va a empeorar tu salud si lo complementas con hábitos correctos, al igual que no pasa nada si un día te tomas un bollo. Pero alimento/bebida como tal, no lo podemos considerar.

Ejercicio: Antes no se incluía en la pirámide, y ahora ya sí. Porque se ha determinado que ayuda a equilibrar lo que ingerimos, aparte de ayudar a que no se nos oxide el cuerpo.

En resumen, que cada vez hay más estudios, se destierran creencias, mitos, surgen nuevos. Pero la pirámide no evoluciona a la par, me parece complicada y visualmente no me deja claro qué es lo que hay que comer para que el cuerpo obtenga lo necesario para un correcto funcionamiento y una buena salud. Se debería hablar más de nutrientes, de vitaminas, que de alimentos. Aquello de la leche es buena no me funciona, dime que tengo que tomar calcio y qué me lo proporciona y ya me adapto yo. No entiendo que tengan que apaarecer snacks y bollería en una pirámide, yo desterraría de la imagen todo aquello que sea procesado.

El resultado es que al final no sabemos qué es saludable y qué no. Yo me baso en que cuanto más natural y menos procesado, mejor. Y en observar al cuerpo y ver qué nos sienta bien y qué no. Aquí va mi conclusión:

– Que la base sean las frutas y verduras. Como acompañamiento del plato principal, como postre, como sncak de media mañana o media tarde. Pero de consumo diario y en varias tomas. Fuera mitos como que el plátano, el aguacate o el melón engordan. ¿En qué momento nos pareció más saludable una barrita prensada que no sabemos lo que lleva, que una fruta de toda la vida?

Frutas y verduras

– Beber agua. No hace falta beber dos litros de agua al día, ya que los alimentos también contienen líquido, pero sí dejar en la mínima expresión el consumo de zumos, refrescos (azucarados ambos en la misma medida) o alcohol.

– Procurar tomar los derivados integrales de cereales, panes, pastas y arroces. Incluir cuscús, quinoa y trigo sarraceno para que haya más variedad.

– Evitar al máximo los procesados. Generalmente son los más adictivos. Ya sea bollería o preparados congelados. Ojo, las verduras congeladas sí son buena opción pues se congelan según se recolectan y guardan sus propiedades mejor que si lo compras fresco y lo tienes una semana en la nevera. Me refiero a las lasañas, salteados y demás.

 Con estas premisas y un poco de ejercicio, creo que tenemos una buena combinación.
Anuncios

One Response to La pirámide alimentaria

  1. Pingback: Reflexiones sobre nutrición: El desayuno | Bordes Con Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: