Qué ver en Londres

Dado que tengo fresco Londres, os voy a recomendar qué ver en la ciudad del Támesis. Como capital que es, hay millones de cosas que hacer, pero si estáis pensando en una próxima visita, una escapada de un fin de semana, de un puente, pues os traigo concentrado lo que no os podéis perder. Allá vamos.

London Eye

London Eye: Es una noria con cápsulas de cristal como podéis ver en la foto sobre estas líneas, situada sobre el Támesis, y que te permite ver Londres desde el aire. Por unos 20€ (al cambio y ahorrando un 10% al reservar por internet) podéis tener un primer acercamiento a la ciudad. Dura una media hora y se mueve muy despacito. No se satura mucho, subirán como unas 15 personas. Si quieres unas buenas fotos del Parlamento y el Big Ben, no lo dudes y sube. Eso sí, las vistas dependerán de la climatología. Yo las dos veces que he subido he tenido suerte y estaba despejado. Pero es Londres, es probable que no hubiera una tercera.

Parlamento

Westminster: en esta zona tenemos básicamente 3 puntos de interés: el Parlamento, la Abadía, y, cómo no, el Big Ben.

En el Parlamento es donde se reúnen las dos Cámaras, la de los Lores y la de los Comunes. En su origen fue residencia real, pero después no se ha usado como tal. La famosa torre que conocemos como Big Ben, realmente no lleva ese nombre, sino que es el de la campana.

Campanario

La Abadía es de estilo gótico y tiene el tamaño de una catedral. Tradicionalmente es el lugar de las coronaciones, bodas y entierros de los monarcas. Con excepción de Lady Di que fue enterrada en un terreno privado, y la reciente boda de su hijo, que se produjo en la Catedral de San Pablo. La entrada es de pago, unas 18 libras, creo recordar.

Abadía

Palacio de Buckingham: Sin duda, es otro básico imprescindible en la visita a Londres. El tragarse la hora que dura el cambio de guardia más la espera previa para pillar buen sitio, ya depende de vuestro juicio. Yo lo he visto dos veces, y no tropiezo una tercera. Vaya sopor.

Cambio de guardia

Aquí sí es donde vive la reina. Y no tiene nada que ver con el Palacio Real de Madrid, que le da mil vueltas. Y es que en realidad, no nació como una residencia real, sino que lo mandó construir el duque de Buckingham, de ahí su nombre, pero el rey Jorge III dijo “uy, qué mono te ha quedado, me lo quedo”, y a partir de ahí, generaciones y generaciones de reyes. Aunque no fue hasta la llegada de la famosa reina Victoria que no pasó a ser residencia oficial de la monarquía. De ahí, que frente al palacio nos encontremos con una estatua de la “bella” mujer en la rotonda.

rotonda

Tiene más encanto el entorno en que se encuentra, que el edificio en sí.

Buckingham

No sé si habéis oído hablar de la historia de que si está la bandera es que la reina estaba en palacio. Pues bien, hasta el 97 así era. Sin embargo, con la muerte de Lady Di, la gente se ofendió porque la bandera no estaba a media asta, algo que no se venía haciendo nunca. La reina no estaba, así pues, no había bandera, tan simple. A partir de aquel momento, la bandera del Reino Unido ondea siempre, y la que se quita y se pone según la ausencia o presencia de la señora de las pamelas, es la de la casa real.

Palacio de KesingtonPalacio de Kesington: Es una de las residencias reales. Se encuentra en los Kesington Gardens. Y era donde vivía el Príncipe Carlos con Diana.

Está abierto al público y podéis ver una exposición fotográfica sobre ella.

Los jardines están al lado de Hyde Park y del Palacio de Buckingham. Es uno de los Parques Reales. Antiguamente eran privados, pero ahora están abiertos al público. De hecho, en su origen eran parte de Hyde Park, pero  se dividieron en su día. Están vallados y se cierran cuando no hay luz.

En el parque se puede encontrar la estatua de Peter Pan, ya que el libro anterior al famoso Peter Pan en el país de Nunca Jamás se desarrolla en Kensington Gardens.

Peter Pan

Piccadilly Circus: Es una intersección, sin más. No imaginéis un Times Square cerrado y peatonal sin ser capaz de dónde mirar. Lo que le hace famoso es su situación céntrica y por ser conjunción de varias zonas importantes. Cuenta con una gran oferta cultural y de ocio con cines, teatros, tiendas, restaurantes y locales de moda. Bueno, las pantallas de vídeos y sus carteles publicitarios, también.

Es el punto de encuentro, como Sol en Madrid, podríamos decir. Siempre plagado de gente.

Piccadilly Circus

Enfrente de las pantallas está la estatua de Eros, icono de Londres.

Trafalgar Square: Es una plaza que conmemora la famosa batalla en la que la armada británica venció a la española en 1805. En la plaza se encuentra la Columna de Nelson.

Trafalgar SqEs lugar de encuentro para manisfestaciones y celebraciones, ya sea Año Nuevo, o de índole deportiva.

The Monument: Es un monumento al Gran Incendio de Londres de 1666. No se han herniado. Es una columna con una urna con forma de fuego. Tiene 61 metros, que es la distancia que hay con el punto de origen de dicho incendio.

Monument

Se puede subir, aunque creo que debe ser bastante claustrofóbico, pues son 311 y es estrecha.

– Catedral de San Pablo: Es la segunda catedral más grande del mundo, por detrás de la de San Pedro en Roma. Aunque a mí no me pareció tan impresionante. Tuvo que ser reconstruida, puesto que en su origen fue de madera.

S.Paul

El punto fuerte del templo es la cúpula, que tiene 3 galerías circulares. Si queréis subir, preparad las piernas para los 257 escalones a la primera y otros 376 para la segunda. Las vistas deben merecer la pena, eso sí.

– Tower Bridge: Es un puente levadizo de estilo victoriano. Para mí, uno de los imprescindibles de Londres.

Tower Bridge

Cuando Londres empezó a expandirse, se empezaron a construir puentes para unir las dos orillas del Támesis. Comenzaron con el London Bridge, originales ellos, al que le siguieron varios más.  Ya en el s. XIX la cosa se les fue de la mano y necesitaban uno que además fuera levadizo. De ahí su construcción.

Hay una exposición en la que se puede ver cómo funcionaba el sistema de elevación del puente a vapor y ya más adelante, con el sistema eléctrico.

Torre de Londres: Cerca del Tower Bridge, se encuentra la Torre de Londres. Una fortificación que sirvió como residencia real y arsenal además de prisión.

Torre de Londres

Allí iban a parar los que ofendían al monarca y cuenta con personajes de renombre como Ana Bolena o Tomás Moro, que fueron ejecutados en la Torre Verde.

Hoy en día es donde se encuentran las Joyas de la Corona, los complementos de la reina, vaya, esos cetros y corona que desempolva para las ocasiones especiales.

Chinatown: El barrio chino gira en torno a la Gerrard Street, una calle llena de restaurantes y tiendas chinas de todo tipo.

Chinatown

Museo Británico: Es uno de los museos más antiguos del mundo, es gratuito, y si vais con tiempo o la climatología pide resguardarse, merece la pena una visita. Es increíble lo que puedes visitar. Han ido recopilando piezas de incalculable valor de diferentes territorios. Desde la imprescindible Piedra Rosetta, hasta el Partenón casi entero, pasando por medio Egipto, México o Japón.

MB

MB2

MB3

Covent Garden– Covent Garden: Puede llevar a engaño, pero no es un jardín, es una zona de ocio, de artistas callejeros, de tiendas, de mercados, de puestos de antigüedades, de restaurantes…

En su origen era una zona de cultivo de unos monjes, pero cuando pasó a mano de unos condes, se convirtió en plaza pública. En ella tenía lugar un mercado de flores, frutas y verduras, se hizo tan famoso, que se hizo un pabellón para tenerlo a cubierto. Hace 40 años el edificio se rehabilitó para albergar diferentes tipos de comercios.

Es un espacio muy animado y bullicioso.

Recorrer algún mercado: Bien Portobello en el barrio de Notting Hill con sus antigüedades o Camden y su mundo alternativo en los antiguos establos.

Portobello

Establos

Establos2

Camden

Si disponéis de bastante tiempo, podéis entrar a cotillear a Harrods y si os da el bolsillo, hacer unas compras; disfrutar de los Paques Reales; visitar el 221b de Baker Street

221b Baker el andén 9 3/4 de Harry Potter

HP comer un fish and chips

Fish and Chips hacer un brunch

Brunch Té

 

 

 

 

 

 

 

 

 

recorrer el Támesis en crucero, entrar en los museos, hacerse una foto en el Meridiano de Greenwich…

MeridianoEn fin, no será por cosas que hacer y ver… ¿Os animáis?

7 Responses to Qué ver en Londres

  1. Pingback: Qué ver en Oxford | Bordes Con Ideas

  2. Pingback: Un nuevo té vía Londres | Bordes Con Ideas

  3. Pingback: Enchufes del mundo | Bordes Con Ideas

  4. Pingback: Happy Birthday to me | Bordes Con Ideas

  5. Pingback: 12 meses, 12 posts | Bordes Con Ideas

  6. Pingback: Qué ver en Madrid | Bordes Con Ideas

  7. Pingback: Brick Lane Beigel Bake Londres | Bordes Con Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: