Educación lingüística

Partimos de la base de que somos filólogas, así que permitidme que despotrique un poco sobre esta foto que me hizo llegar el otro día mi hermano:

libro de texto

Se trata de una foto extraída de Facebook de un usuario llamado Rafael Arenas García, y con ella quería compartir su indignación por el hecho de que su hija de 10 años se encontrara con este temario en el libro de Lengua Castellana de 5º de Primaria de la Editorial Barcanova y cuyos autores son Rosamaria Felip, Anna Triola y Núria Fabrés. La coordinación didáctica corre a cargo del área de Montserrat Camps, editado en el año 2009. Querido Rafael, comparto tu indignación, después de mi sorpresa, claro.

Encuentro lamentable que esto se encuentre en un libro de texto, sobre todo por el nivel académico en el que se encuentra. Es decir, si esto me lo encontrase en Lengua Castellana de 1º de Filología, pues puedo entenderlo dentro de un contexto en el que se estudie la diferencia entre el lenguaje culto y el coloquial, el uso de localismos, de jergas… pero siempre desde el conocimiento de la gramática. Lo que no me cabe en la cabeza es que un niño de 10 años que aún no tiene desarrollada su competencia lingüística tenga que prepararse este “lenguaje” para un examen, porque creo que lo que se consigue es confundir y entorpecer el aprendizaje de la lengua.

Yo soy de la época de la EGB, hasta 8º, luego tuve que cursar 3º y 4 de la ESO, aquella ESO en la que ni los profesores sabían cuáles iban a ser los objetivos didácticos. Ya ni os hablo de cuando llegué a Bachillerato, sobre todo a 2º en el que había tal desconocimiento sobre lo que nos podía caer en selectividad que no abríamos ni los libros de texto, nos basábamos en apuntes de COU. No me considero ni mejor ni peor por la época en que me tocó vivir, pero el haber sufrido en mis carnes (y mente) el cambio de sistema educativo creo que me da la potestad de escribir que desde entonces el sistema educativo (si es que se puede considerar “sistema”) que tenemos es una mierda (sin perdón, porque lo es con todas las letras). No es que anduviéramos perdidos, es que el nivel académico bajó considerablemente y se implantó una condescencia alarmante hacia el alumno.

Cuando estaba en la universidad di clases a niños de Primaria y de Secundaria y me encontré con varias situaciones deprimentes:

Libros de texto incomprensibles. En muchos casos me tenía que llevar mis libros de texto e incluso la enciclopedia Álvarez de mis padres, porque cualquiera de las dos opciones era mejor que las dos líneas en las que explicaban el temario. No sé si era un complot de las editoriales para que los padres tuvieran que comprarles enciclopedias para completar el contenido. Lo digo por aquello de que por esa época ya comenzó a ser frecuente el uso de internet en la mayoría de las casas y la venta de enciclopedias y encartas debió bajar considerablemente.

Diferencia de nivel abismal con el sistema educativo anterior: Recuerdo aprender en 5º a hacer una raíz cuadrada, y sin embargo tener que explicársela a una chica de 1º de la ESO. Es decir, dos cursos después. Y con la enciclopedia Álvarez, porque, como os digo, en su libro era imposible llegar a un entendimiento.

Dejadez por parte de los alumnos. Bueno, esto es algo que supongo que existe en cualquier época, sistema educativo o país, pero esto de “Diversificación” creo que perjudica más que ayuda. Me explico: la idea originaria de esta discriminación positiva era que los alumnos menos avispados pudieran sacarse el graduado con una reducción de la carga académica. En lugar de 9 asignaturas, pues tenían 6, contando entre ellas, por supuesto, con Matemáticas, Lengua e Inglés. De esta forma, todos contentos, hasta los menos capaces tendrían su título y podrían incorporarse al mundo laboral si no querían seguir estudiando porque no era lo suyo. Muy bien, ¿cuál es la realidad? La que me encontré yo en 3 casos: que los chavales te digan que “pasan de estudiar” porque si suspenden todas, el año siguiente les mandarían a “diver” y tendrían que estudiar menos. Y si aún así tampoco lo conseguían, les pasarían por la edad. Así que el resultado es un alumno de 18 años que no ha terminado la enseñanza obligatoria, y sus conocimientos académicos no llegan ni al nivel de 8º de la desaparecida EGB. Así que vamos para atrás como los cangrejos.

Pero volviendo al tema de la Lengua Castellana, no sólo creo que sea inadecuado el contenido de la foto por el hecho de que que primero se debería enseñar el lenguaje formal, y después, ir introduciendo contextos del informal. Opino que no es el objetivo de la enseñanza básica. ¿Dónde quedó el lema de limpia, fija y da esplendor? Entiendo que la lengua evoluciona con sus hablantes, soy purista, pero no tanto. Pero lo que no comprendo es que enseñemos a escribir mal, sin las tildes, sin signos de puntuación correctos, cambiando “bes” por “uves”…. Y es que además, los cambios son tan rápidos, que hoy en día esa forma de escribir ya no es tan común, ha quedado desfasado el tema. Ya no tenemos que burlar la restricción de caracteres en un mensaje de texto para no pagar por dos cuando se podría haber resumido. Hoy en día tenemos mensajes ilimitados en la tarifa de móvil ( o llamadas), si queremos inmediatez usamos mensajería instantánea y un teclado predictivo que nos autocompleta las palabras. Sí, tenemos twitter, y hay que abreviar, pero una cosa es acortar palabras, y otra muy diferente, cometer faltas ortográficas o gramaticales. Creo que el problema es otro. Y es que siempre se ha recurrido a abreviar, un claro ejemplo es la taquigrafía o los telegramas, pero cuando había que cambiar de registro, en una carta, en un escrito, en un examen o redacción, el emisor sabía reproducir las palabras correctamente. Y aquí yo creo que nos encontramos con todo lo  contrario, se toma esta forma abreviada e incorrecta como la única manera en la que saben expresarse. Pero es que si además se fomentan en el colegio…

Se incluyen estos contenidos en los libros de texto y luego nos llevamos las manos a la cabeza cuando se publican los informes sobre el nivel académico de los chavales de 6º de Primaria, o de Selectividad. Cuánta ignorancia. Es más, ¿cómo esperamos que aprendan idiomas extranjeros si tienen un nivel tan tan bajo de su propia lengua materna? ¿Cómo le explicas a un alumno qué es un nominativo, acusativo, dativo o genitivo cuando no es capaz de reconocer el sujeto de una oración? ¿Cómo explicar los signos de puntuación? ¿El orden que se ha de mantener cuando tenemos una oración subordinada si no sabe siquiera la diferencia entre una coordinada y una subordinada? Desde luego, si tenéis problemas con el análisis sintáctico, no intentéis aprender alemán. Bueno, y morfológico, porque has de saber distinguir los sustantivos para escribirlos en mayúsculas.

En fin, Rafael, que entiendo y comparto tu indignación y frustración al ver estas aberraciones.

One Response to Educación lingüística

  1. Pingback: Educación lingüística [Opinión]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: