Tarta Guinness: Celebrando San Patricio

Hoy es San Patricio, 17 de marzo. Y aprovechando la celebración del día del padre y un par de cumpleaños adelantados a ayer, me ofrecí a llevar el postre, y como siempre intento probar nuevas recetas, pues esta me pareció muy propicia dadas las fechas (no es que yo celebre dicha festividad, creo que sólo en el 2011 que me pilló en Nueva York y me tragué el desfile). Todo el mundo que la había probado me decía que estaba riquísima. Así que, una que es muy envidiosa, tardó nada en decidirse.

Ojo, que es una tarta contundente y para los más golosos. No os dejéis engañar por el hecho de que lleve cerveza, la pueden comer los niños o aquellos que no sean amigos de la cerveza, porque el alcohol se evapora. Lo que hace la cerveza es darle el toque jugoso, humedece el bizcocho, algo así como si llevara almíbar. Y me habían dicho que mejor de un día para otro porque así coge más sabor. Así que la hice un sábado para el domingo, también porque el domingo no iba a tener tiempo de hacerla. De hecho, el mismo sábado tuvimos que hacer dos, porque la primera confundí el bote de azúcar con sal… y ya era la segunda vez que me pasaba…

Ingredientes:

Ingredientes

Para la tarta

– 250 gr de harina

– 75 gr de cacao puro. Yo he usado Valor en polvo sin azúcares

– 400 gr de azúcar

– 2 huevos

– 250 gr de mantequilla

– 140 ml de nata líquida

– 250 ml de cerveza Guinness, claro, cómo no

– 2 cucharaditas y media de bicarbonato sódico

– una cucharadita de azúcar avainillado

Para el glaseado

– 300 gr de queso de untar (no vale light)

– 360 ml de nata líquida para montar (podéis echar algo menos si queréis, porque me parece bastante, reservé un poco para unas fresas)

– 150 gr de azúcar glass

Preparación:

Es un poco para rubitas, ya sabéis que yo soy castaña clara y busco siempre lo fácil, sencillo y que no requiera de mucha aparatología, pues en casa tengo lo justo: batidora normalita con varillas, vaso y triturador, molde y desde estos reyes una báscula. Así que si hay que hacer algo un poco más profesional, se lo dejo a Corpa que es la que tiene la bichamix.

Para empezar, precalentamos el horno a 180º arriba y abajo y nos ponemos con la cerveza. La echamos en un cazo y dejamos que caliente a fuego medio. Cuando se haya calentado (ojo, no la lleguéis a hervir), se añade la mantequilla y se va moviendo para que se derrita. En cuanto ocurra, apartamos del fuego y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente.

cerveza y mantequilla

Mientras enfra, iremos mezclando los elementos secos: harina, azúcar, cacao, azúcar avainillado y bicarbonato. Mezclamos bien.

secos

Por otro lado, nos encargamos de los líquidos: la nata y los huevos. Batimos a mano hasta que se integren

líquidos

y le añadimos la cerveza ya fría (si está caliente corréis el riesgo de que se cuajen los huevos).Y poco a poco, vamos incorporando la mezcla sólida mezclando bien, sin grumos ni brubujas.

Mezcla

La textura es algo más líquida que la de los bizcochos de yogur de limón, es lo que hace que luego se quede esponjosa y húmeda.

mezclado

A continuación, engrasamos un molde (preferiblemente de los que tienen plato y se desmolda el contorno), y espolvoreamos bien de harina.

preparar molde

Vertemos la masa y metemos al horno durante unos 45-50 minutos. Ya sabéis que podéis usar el truco del palillo, pero esperad hasta que creáis que ha subido lo suficiente, no vaya a ser que baje al abrir la puerta (aunque luego lo podamos ocultar al ponerle el glaseado).

antes del horno

Mientras tanto, mezclamos el queso y el azúcar glass hasta conseguir una crema homogénea.

queso y azúcar

Y por otro lado tenemos la ardua tarea de montar la nata. Y digo ardua porque no soy paciente para este tipo de cosas… No vale light ni reducida en grasa porque entonces no sube (o eso dicen los entendidos). Claro, que si te vas a meter esta tarta entre pecho y espalda, no te tomes un café con sacarina o busques nata light. Tómatela en su esencia y disfrútala. Después un paseo o algo de ejercicio. En fin, a la preparación, que me disperso: echamos en un vaso de batidora o bol  los 360 ml de nata (si está fría mejor porque sube mejor que en calor o temperatura ambiente por ser grasa). Batimos con la varilla hasta que se vaya quedando con textura cremosa. Cuidado que si seguís batiendo mucho, puede cortarse, así que cuidado, id viendo la textura.

nata montada

Para finalizar, mezclamos ambas mezclas: el queso con azúcar y la nata montada. Mezclamos hasta integrarlas pero con cuidado de no bajar la nata. Tapamos y la dejamos en la nevera. Yo lo dejé hasta el momento de servir al día siguiente, para que no reblandeciera el bizcocho.

En un rato tendréis la tarta, sacamos y dejamos enfriar. Yo ya os digo que la dejé hasta el día siguiente, y desmoldé y le puse el glaseado minutos antes del “momento velas”. También porque no era en casa y me era más sencillo transportarla con el molde completo.

Para poner el glaseado no hace falta que quede uniforme, perfecto como si fuera una tarta de fondant. De lo que se trata es de que la tarta parezca una cerveza, el bizcocho es el cuerpo y el glaseado la espuma, así que no lo cubráis por los lados echad arriba y dejad que gotee.

Tarta 1

Tarta 2

La tarta estaba deliciosa y parece que triunfó. Aunque había un par de comensales no muy amigas del queso de untar y se la comieron apartando el glaseado. Seguro que la volveré a hacer aunque la visualizaba en unos vasos de pinta, sería una presentación muy chula, pero claro, mete el cristal en el horno….quizá se puede hacer el bizcocho normal, y después con unos moldes trocearlo de forma que rellenemos unos vasos como cuando hice la tarta de queso… mmm, pepitas de oro… Aunque también está la opción Cupcakes, colocando el glaseado con la ayuda de la manga pastelera… Pero eso será la próxima.

porción

¿Conocíais la tarta? ¿Os animáis a hacerla?

Feliz San Patricio

San Patricio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: