Sor María Luisa y Yo I

Queridos y queridas bordes del mundo:

Recordáis frases categóricas del tipo: “el creí que y el pensé qué…eran primos de don Tonteque”.??? Todas mis amigas de la SAFA recordamos a pies juntillas esta frase. Cómo olvidarla si Sor María Luisa se empeñaba en repetírnosla casi todos los días.

–          Sor María Luisa, es que yo creí que…que esto no era para hoy.”

Y allá que nos soltaba la frase.

Mis comienzos con Sor María Luisa fueron bastante traumáticos.

Os pongo en escena:

Corpa, comienzo de curso, 6° de E.G.B, mi primer día de comedor en mi nuevo colegio de monjas. Yo venía de un colegio público laico en el que cada uno, en el comedor, comía lo que le venía en gana y lo que no, ya nos las apañábamos para que “desapareciera”.

En la SAFA esas cosas no ocurrían, bueno, sí, sí que ocurrían pero yo estaba aún verde…muy verde.

octubre 91

MENU HOYCOSA

Fijaos lo que había de primero el día 3 de octubre de 1.991…mi primera semana de comedor en mi nuevo cole…

“CREMA DE VERDURAS NATURALES” es una forma sutil de decir: “hoy se come vómito de alien” porque eso ni olía a verduras ni sabía a nada comestible.

Sor María Luisa de fondo. Una Hija de la Caridad (aunque conmigo tuvo poca) de azul examinándome.

Hija-de-la-Caridad-alServicio-de-los-Pobres

Yo era nueva y no me conocía de nada. Sor María Luisa, lista como un gato – que diría mi amiga María- me visualiza moneando con el puré, llenando y vaciando la cuchara con desgana. Se acerca y me pregunta:

-“Uy, tú eres nueva, no?, de qué curso eres? cómo te llamas, bonita??”

– “Esther, de 6°.”

– “uy, ya tenemos una Esther en 6°. Cómo te apellidas?”

– “ Corpa”

– “Corrrr-paa” (que se recreaba pronunciado mi “R” de Corpa cosa mala). “pues para mí serás Corrrr-pa. No te gusta el puré, Corrr-pa?”

Acto seguido, abría la mano, extendía el dedo índice y el gordo, y se los restregaba por la comisura de los labios, por las boceras hasta casi hacerse herida. Ése era su gesto.

– “no”mascullé yo muy muy bajito y con mucho miedo.

– “NO OFENDAS A DIOS… con la de hambre que hay en el mundo: cómo puedes decir que no te gusta?”

– “porque es mierda seca- pensé yo para mis adentros y si hay hambre en el mundo, yo dono mi puré,  pero claro, no dije ni pío. Sor María Luisa era muy alta y su careto gafotil imponía mientras se presionaba las boceras. No dije ni pío.

Sor María Luisa llenó una buena cucharada sopera de vomito de alien y me dijo sonriendo:

“ a ver con qué ricura abre esta niña la boca”.

Tragué y casi me muero.

“venga Corrr-paaa, abre la boca, bonita, que no tengo todo el día”

Sor María Luisa hablaba muy despacio, categórica, saboreando cada palabra que decía, enfatizando bien el “Corrrr-pa” y el “Bonita”.

A la tercera cucharada me vino una arcada. Sor María Luisa me dio un capón en la frente que no me esperaba (y no sería ni el primero ni el último mucho me temo) y abrí la boca de nuevo, como Corrr-pa Bonita que soy. Me dieron más y más arcadas, lloré y sollocé y puse toda la cara que pena que pude pero no valió: se mantuvo firme en su decisión de verme morir del asco, angustiada y asustada.

Terminé de pie, con el maldito puré. Casi una hora después seguía allí, de pie, con el comedor vacío y mirándome de reojo mientras recogía.

“Corrr-pa que te estoy viendo”

Yo estoy segura de que Sor María Luisa tenía ojos en la espalda…

Para mi suerte, Sor Esther – la actual directora del cole en ese momento- me libró de mi cruz y me dejó libre.

Salí corriendo, fui al baño y vomité mierda verde.

A partir de ese día me las apañé con mis compañeras, hice pactos hasta con el mismísimo Satanás y jamás volví a ingerir vomito de alien, pero jamás de los jamases. Me las arreglé comiéndome cualquier otro plato bazofia que no le gustase a algunas de mis compañeras de clase, a cambio de que ellas se comieran esa viscosidad verde.

Y para muestra un botón:

Mi amiga Rocío me dedicó esta obra de arte que; dios sabe por qué,  he conservado hasta hoy y que hace un par de años rescaté del trastero de casa de mis padres…

POESIA

Y esta es la primera parte de mis aventuras con Sor María Luisa… En la próxima Corpada os hablaré de mi experiencia con el ganchillo y por qué lo repudio tanto.

Anuncios

One Response to Sor María Luisa y Yo I

  1. Pingback: Sor María Luisa y yo II | Bordes Con Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: