Alemania: Cuarto día de ruta: Martes 30: Münster y Lüdinghausen

El martes, Cristian ya recuperado de su gripe y yo empezando a incubar sus virus, pusimos rumbo al norte de Westalia del Norte del Rin, toma ya con el nombrecito en español!!!!

Münster está a unos 130 km de Düsseldorf y antes habíamos previsto parada en un sitio llamado LÜDINGHAUSEN. María se encargó de parte de la documentación de las rutas y anotamos Lüdinghausen como “sitio chulo para visitar”. Está a unos 30 km de Münster. Llegamos a Lüdinghausen y bueno, era un pueblito muy normal. Aparcamos, dimos un paseo y la verdad es que no le encontramos la gracia a Lüdinghausen…lo que sí encontramos fue un Bäckerei donde ponernos gochos y desayunar por segunda vez.

IGLESIA LÜDING

Lo más anecdótico de este sitio – aparte de la Iglesia que veis en las fotos- fue que el sujeto D. afirmó que mi amiga María se parecía a una pavisosa de una foto que anunciaba Kuchen. Nada que ver!!! Jejejeje!! María es mil veces más guapa!!!

Aprovechamos para dar de comer al enano, que no quiso comer mucho y en él eso es raro…os imagináis? Él también estaba incubando la gripe de Cristian.

Pusimos rumbo a Münster.

MÜNSTER tiene un gran valor sentimental para mí: allí viví casi 1 año de mi vida, en el centro centro, en la Ludgeristraße. Estuve de becaria un curso escolar en Rheine, un pequeño pueblito a unos 45 km de Münster y como allí no había nada de mi interés, salvo el Instituto en el que estaba de Asistente de Conversación de Español, me instalé en Münster, muy bien comunicado con Rheine por tren, como toda Alemania.

Münster es una ciudad universitaria. Está rodeada por un anillo verde que se puede recorrer andando o en bici, altamente recomendable ya que apenas tiene cuestas. Una vez que pasas de Münster hacia el norte de este Bundesland, se denomina “Münsterland” y contrastan las interminables zonas verdes y boscosas con las chimeneas humeantes de la Cuenca del Ruhr.

Os cuento nuestra ruta: Aparcamos en el parking de pago de la universidad.

Parking

como veis, la Uni es otro “Schloß” que pasó a convertirse en Universidad. No os recuerda un poco a la Uni de Bonn??

Seguimos caminando hacia el centro hasta toparnos con la catedral:

DOM 1

Fue, como casi todo en Alemania, destruido y reconstruido tras la 2.Guerra Mundial. Y bueno, es una catedral pero lo que sin duda me sigue sorprendiendo de Münster no es la catedral, sino la impresionante Iglesia de San Lamberti:

JAULAS

No sé si porque parece tener más solera que la Catedral pero me gusta mucho más que la Dom. Fijaos arriba, justo encima del reloj. Veis esos tres rectángulos?? Son jaulas, en las que según se cuenta, durante la Inquisición – que no fue solo un fenómeno español- dejaban morir a los “pecadores”. Aún hoy siguen ahí como “recuerdo”… No olvidemos que Münster es muy muy católica, aunque en Alemania conviven catolicismo y protestantismo.

Seguimos caminando, hambrientos, a las 15 de la tarde, en busca de algún restaurante abierto, difícil por el cierre de cocinas pasadas las 14 en Alemania. Encontramos éste:

ESCUDO

Y la cocina estaba abierta pero los precios nos espantaron.

Seguimos buscando y recordé que en frente de mi casa, cuando vivía en Münster, había un “Extrablatt” y que la cocina no cerraba al mediodía.

No hizo falta llegar a mi antigua casa:  nos topamos con un Extrablatt de camino.
Me encanta esta cadena de cafeterías en las que se puede tanto disfrutar de un Latte Machiato (los mejores los probé en el Extrablatt de Münster de la Ludgeriplaz), de una ensalada, de unos fingers de queso, de una suculenta hamburguesa y hasta un buen mojito.

extrablatt

Tras la comida seguimos en dirección a las “Arkaden” que traducido al español, “Arcadas” queda un poco raro…pero así se llaman:

AMBIENTE

Las “Arkaden” de Münster están repletas básicamente de tiendas de moda, bastante mportantes y caritas en su mayoría. Y como veis, en sus terracitas, cuando sale el sol, hay ambientazo. Al fondo la Atalaya Sankt Lamberti.

Llegamos hasta la Ludgeriplatz para volver a ver la fachada de donde yo vivía.

Quién me iba a decir a mí, que 8 años después iba a volver a visitar Münster y con un churumbel???

ESTHER

Paseamos un ratito y yo volví al 2005 en cada esquina que cruzaba, en cada edificio que veía y en compañía de mis amigos y mi pequeñajo. Todo salió perfecto y la nostalgia se apoderó de mí!!!

En Münster hay muchísimas más cosas que ver como por ejemplo, un paseo en barquito en Lago Aa, una visita a su jardín Botánico, la universidad, dar un paseo en bici por el anillo verde… pero no podemos abarcar todo en un día.

La próxima semana más…por el Rin….

One Response to Alemania: Cuarto día de ruta: Martes 30: Münster y Lüdinghausen

  1. Pingback: El niño del pijama de rayas, de John Boyne | Bordes Con Ideas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: