La Falsa Endodoncia II Parte

Como os prometí en el post de la primera parte de esta Corpada os voy a narrar mi visita con el Endodoncista.

Tomado el antibiótico el dolor de muela fue mermando, poco a poco y lentamente pero mejoré. Antes de ayer acudí a consulta y como una ha sufrido muchas Corpadas en sus entrañas de camino a la consulta me planteé que casi era mejor dejar la endodoncia para la vuelta de mis vacaciones (me voy a Alemania en breve a degustar cervecitas y salchichas- ya os contaré-). Tan entusiasmada iba moldeando esta idea en mi mente que me pasé la consulta y tuve que dar media vuelta… Entré dispuesta a posponer la tortura china pero… según llegué el endodoncista – un chico muy joven, más que yo me atrevería a decir- le dijo a la enfermera que le trajera no sé qué cosa para la endodoncia. Rápido como el rayo le plasmé el planning que había mascullado por el camino. No sé cómo pero me acabé sentando en la silla-potro-de-tortura y abriendo la boca hasta que casi desencajo mandíbula. Me dijeron que ese mismo día me lo harían todo: que me dejarían mi corona (dental, que no de reina,jejejee) y lista!!! Que luego me harían otra corona pero que no me iba a ir con un socavón en la boca que era una de las cosas que quería evitar en mis vacaciones germanas.

Una vez sentada e indefensa llega lo peor, uno de mis más profundo e irracionales temores: las agujas! Me tiemblan las calandracas cuando alguien habla de agujas, pinchazos, rejonazos… Ufff!! No puedo!!! Me faltó llorar, porque pucheritos sí que hice,jejeje! Y grité y gruñí cual animal atrapado en un cepo mortal. Y luego llegó lo que todos ya sabréis: el boca-chanclismo de la anestesia.

dentista
El endodoncista – majísimo, la verdad- me dijo la siguiente frase (a ver vosotros, bordes-rancios que cara se os hubiese quedado):

No te asustes pero te voy a levantar la corona con un martillo. Te voy a golpear hasta que salga!

A mi mente vino una imagen: el endodoncista con un martillo de carpintero, un casco y mi boca partida en dos. La única frase que se me ocurrió decir fue:

Me estoy cagando viva!

A lo que la enfermera se rió a carcajadas, después se unió a la risa el dentista. Y durante un buen rato! Yo no le vi la gracia al principio porque lo había dicho de corazón aunque luego hasta me reí, quizá más presa del pánico que de la cordura. Me dijo la enfermera que la había alegrado la tarde con la frase. Así que al parecer ayer hice feliz a alguien aunque fuese un instante.

Bordes, luego no fue para tanto!! Era una cosa que en nada se le parece a un martillo y aunque costó no me dolió mucho. Tampoco os confundáis, que no fue un Arturo “me duele pero me gusta” pero fue soportable. Creo que la anestesia bucal se me subió a la cabeza porque hasta me lo pasé bien con la conversación entre enfermera y endodoncista.

Dentistas del mundo: se agradecen vuestras mundanas charlas mientras nos tenéis con las bocas abiertas cual buzones de correos. Gracias por hablar y mantener nuestras mentes ocupadas mientras escarbáis en nuestros raigones, caries y encías. Seguid hablando, por favor!!

Parece ser que el falso endodoncista al que fui hace mil años se cansó de mi endodoncia y la dejó a la mitad y selló la entrada al conducto y dejó parte de la raíz hueca: de ahí la infección caballeresca que tenía.

endodoncia

El resto fue bien!! Ruidos, agua, martillos, babas colganderas, agujas y mucho ruido y más miedo pero bien!! Me hicieron la endodoncia, me recolocaron la corona y lista!!

Fijaos lo relajada que salí de la consulta (por cierto, Clínica Millenium de Gral Ricardos) que me fui sin pagar,jejejejeje!! Me estaban esperando en la puerta de la consulta mi supercanguro Bebes con mi enano y entre la felicidad de salir sin dolores y la de ver a Canguro e hijo, me desentendí de los temas “pecuniarios”. Y suerte que Bebes empezó a hablarme sobre pólizas y precios, que si no, llego a casa y tan contenta del “simpa” jejejeje!! Volví a los 5 minutos cuando caí en la cuenta de que soy muy  “Corpa”,jejejee y que alguna de Pepito Piscinas tenía que hacer!!

Ahora tengo que esperar 5 meses para ver si la endodoncia ha dado su fruto y no se infecta más ese muelámen!!

Esta Corpada ha tenido un desenlace feliz!!! Estoy un poco dolorida por los “martillazos” pero sufrido lo sufrido, no es nada que no cure un buen ibuprofeno

Bordes del mundo: os espero en la próxima Corpada!!

Diente
Y nunca descuidéis esas piñatas que yo prefiero otro parto por cesárea que un dolor de muelas! No os digo ná!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de Willy nilly

porque no todas las cosas se hacen a regañadientes

Bordes Con Ideas

Pepitas de oro, ¡Pepitas de oro!

Amber D´Luxe

Porque cada mujer es única, elige lo que te haga sentir especial

Crossing Roads

... Let's fly, let's fly away ...

Una cosa te voy a decir

Viajes. Series. Reflexiones.

Decorando tu boda con mimo

Decorando con color el día más importante de tu vida

The WordPress.com Blog

The latest news on WordPress.com and the WordPress community.

A %d blogueros les gusta esto: